YA NO ME GUSTA

Estábamos en una fiesta de cumpleaños cuando le pregunté qué tal le iba de curro en los últimos tiempos. Me dijo que había hecho alguna entrevista y que había muchas posibilidades de que le saliera algo próximamente. Sin embargo, tras un momento de silencio, añadió:

-Pero me he dado cuenta de que ya no me gusta.

Yo le pregunté por qué y me explicó que se había dado cuenta, en los últimos trabajos que había hecho, que ya no le llenaba, que lo hacía sin ganas, que no disfrutaba. No disfrutaba del trabajo cuando lo tenía, ni mucho menos disfrutaba del tiempo de espera entre un trabajo y otro. Le dije que igual se debía a que había tenido poca suerte en estas últimas ocasiones, pero simplemente se encogió de hombros mientras decía que prefería dedicarse a hacer otras cosas… aunque no sabía a qué cosas en concreto.

Yo he escuchado tantas veces esta historia a tantos amigos en los últimos meses que me pregunto si la treintena será la década de la reinvención.

9 thoughts on “YA NO ME GUSTA”

  1. De todo se cansa uno …
    Pero cuando estás mucho tiempo sin curro, y llevas toda la vida trabajando en lo que te sale, encontrar un trabajo digno es tu único sueño … si encima te gusta ya es el no va más.

    Y, a pesar de lo que se diga, es cierto. Los treinta son años “raros”, te lo digo yo…
    De los cuarenta te hablaré dentro de un tiempo (no muy lejano, mierda!)

    Besicos.

  2. Es que los treinta son una época extraña en la que uno está a medio camino entre ser joven y mayor… Supongo que es un buen momento para reflexionar.

    A no ser que uno se haya convertido sin darse cuenta en un señor! :-D

    Ay, el sueldete… pues menos mal que tú aun no tienes hipoteca y mantienes intactos los ahorros, Joserra.

  3. Quizás sea porque llevas ya el suficiente tiempo trabajando en algo que no te gusta como para sentirte agobiado y después piensas en lo que te queda y ahí es cuando ya te entran todos lo males.

  4. Sin duda. Yo creo que sí, que es la de la reinvención, cuando ni quieres dar tantos tumbos ni desperdiciar energías en muchos experimentos extraños sin estar convencid@. Toca experimentar en lo que uno realmente quiere hacer. Está entre la reinvención y la reafirmación ¿no?

  5. Di, sí, yo me encuentro con compañeros de trabajo que llevan trabajando en la misma empresa y prácticamente en el mismo puesto desde que terminaron la facultad. Cuando han pasado más de diez años tragando marrones sin que haya llegado “el trabajo de tus sueños”, creo que muchos empiezan a plantearse las cosas.

    Rateta (bienvenida!), sí, también puede ser la de la reafirmación. De todas formas, también es el momento en que te das cuenta de que quizás has dejado pasar muchas oportunidades para “experimentar” por miedo a salirte del camino que más o menos te habías marcado mentalmente.

    Vivimos una época extraña…

  6. Pues a mí me encanta lo que por fin estoy empezando a hacer. Claro que puede deberse a que acabo de empezar a hacerlo, ¡por fin!, después de años de preparación. Quizá los que nos hemos perpetuado demasiados años en la etapa de estudiante seamos los que empezamos a disfrutar del trabajo a los 30. Ya te contaré en 10 años :P.

  7. A las chicas que limpian los WC de la mierda de los centros comerciales, creo que tmapoco les gusta, ni les llena. Pero estamos en un momento que muchos “matarian” por encontrar un trabajo, por mucho que no les llene, y que otros desprecian por un “no me llena y sigo buscando”.
    La cuestión es comer a fin de mes, mientras sea complicado llenar el plato de lentejas, no nos dediquemos a desperdiciar oportunidades por un “no me llena”. Vamos, no me jodas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *