WAKE UP, BOO!

Al final este mes de Febrero ha sido bastante improductivo. Ni plantas, ni pintura, ni he perdido dos kilos más, ni nada de nada. He estado encerrado en la oficina más tiempo del que me gustaría y mi vida en estas dos últimas semanas se ha reducido practicamente a ir de casa al trabajo y del trabajo a casa. Quitando mis escapadas a Navarra , el concierto de Oasis y unas cuantas sesiones de cine, mi vida social ha sido casi inexistente. Se puede decir que este mes he pasado más tiempo con Gines y Raquel que con Diego y mis amigos. Y eso no está bien. Nada bien.

Así que en vez de pulsar el botón de autodestrucción/autocompasión, he decidido aprovechar que vuelve a salir el sol para reactivar mis baterías como Wall-E. Empezaré esta tarde volviendo al gimnasio a quemar toxinas, acostándome pronto para dormir mucho (pero no solo) y celebrando cumpleaños atrasados. Me compraré el disco de Labuat. Pediré hora en la peluquería para que me quiten las greñas y no avergonzarme de mis pelos cuando me veo en el espejo. Haré una limpieza general para sentirme orgulloso de vivir en una bonita casa. Iniciando sesión en tres, dos, uno…

10 thoughts on “WAKE UP, BOO!”

  1. Yo no me compro eso ni de coña! ;-p

    Ánimo con los propósitos, pero no intentes hacer en un finde todo lo que no has hecho en un mes, que marcarse objetivos dificiles es contraproducente para lo de la autoestima y tal ;-)

    Besicos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *