VEO UNA VIDA NUEVA

Hace unos días estaba en Vinçon buscando algo bonito que comprar a mi futura suegra por su cumpleaños, cuando sonó mi móvil. Era uno de mis mejores amigos. Nada más descolgar, esto fue lo primero que me dijo:

-ace, que me acaban de despedir.
-¿Cómo?
-Pues eso, que me ha llamado al jefe al despacho y que me han despedido.

Le pregunté donde estaba en ese momento. Dio la casualidad de que estaba al lado de donde me encontraba yo, así que quedamos para que me lo contara todo en persona y con todo tipo de detalles. Cuando le vi, me sorprendió encontrarle mucho más tranquilo y sereno de lo que me esperaba. Mientras tomábamos un café, me fue contando lo que le había pasado: “No creo que te pille por sorpresa que te diga que vamos a prescindir por ti”, había dicho el jefe. “Falta de motivación y descenso del rendimiento”, dijo después. El finiquito estaba preparado sobre la mesa, listo para que lo firmara: once años de trabajo en una empresa reducidos a una hoja de papel y una serie de números. “Son unos hijos de puta”, fue el resumen de mi amigo.

Yo volví a mirar la cifra de la indemnización y le dije:

-Yo creo que te han hecho un favor. Te libras de una pandilla de indeseables y ahora puedes dedicarte a buscar algo que te guste de verdad, sin preocuparte por el dinero durante una temporada.
-Sí, sí, el tópico ese de que en chino el símbolo de “crisis” es también el de “oportunidad”, me respondió mi amigo con cierto sarcasmo.
-Que sí, hombre. No tienes hipoteca porque vives de alquiler. Tampoco tienes nadie que viva a tu cargo. Con el dinero del finiquito y los ahorros tienes para tirar varios meses. A mí si me despiden mañana me hacen una putada, porque no tendré ni indemnización y sí tengo hipoteca. Pero a ti… lo que digo, que te han hecho un favor. Ahora puedes hacer lo que quieras.

Sí, sé que mi discurso es optimista e idealista. Pero el caso es que después de años durmiendo mal y viviendo con nervios, mi amigo ha vuelto a dormir por las noches de un tirón y se le ve mucho más relajado. Puede que después lleguen la angustia y los malos momentos, pero ahora mismo todo es una vida nueva y la empresa no está en ella…

7 comentarios en “VEO UNA VIDA NUEVA”

  1. Sí, es una vida nueva, y sí, ahora puede INTENTAR encontrar un trabajo que le satisfaga más … pero la realidad es que puede que lo encuentre o puede que no.

    La vida me ha enseñado que las cosas no pasan como nosotros queremos … para mí, ser optimista es saber adaptarse a las situaciones, aceptar las cosas como vienen y levantarnos para seguir caminando cada vez que nos tumben …

    Y qué suerte tiene tu amigo teniéndote como amigo ;-)

    Besicos!

    PD: Después de tanto tiempo aun me parto de risa con el anuncio de la cocacola, me encanta!!!

  2. a mi me despidieron del anterior despacho en febrero de este año por un descenso en la facturación y realmente me hicieron un favor. tardé un mes en encontrar curro (no me dio ni tiempo a fundirme la indemnización) y ahora estoy mucho más tranquilo en un curro mejor. dile a tu amigo que los tópicos y el optimismo no sólo nunca están de más, sino que a veces, con un poco de actitud, incluso se convierten en realidades.

    ah! y dale un abrazo de mi parte aunque no lo conozca, que en estas situaciones los abrazos, incluso de desconocidos, vienen fenomenal.

    otro para ti, clarostá

  3. A mí sólo me llama Toni mi monitor de spinning. Y además es con I, no con Y (ese es el Tornado). :-D

    Evidentemente, las cosas le pueden ir mejor o peor. Puede que consiga sus objetivos o puede que no. Pero lo que sí es cierto es que ahora tiene la oportunidad de hacer algo con su vida en vez de sentirse atrapado en un trabajo que le hacía desgraciado.

    Seguiremos informando, :-)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *