Veinte años de “Erotica”

A finales de los ochenta, Madonna se había convertido en la estrella femenina más grande que haya dado la música Pop y parecía que nadie iba a poder pararla durante los noventa. En 1990 triunfó con Vogue, hizo su gira más icónica, el Blond Ambition World Tour y terminó el año publicando The Immaculate Collection, su primer recopilatorio de grandes éxitos, que incluía el polémico Justify My Love y que de momento ha vendido treinta millones de copias (seguro que la cifra seguirá aumentando con los años). A principios de 1992 estrenaba Ellas dan el golpe, película en la que interpretaba un papel secundario pero que, a diferencia de sus pasadas incursiones en el cine, fue un éxito comercial en Estados Unidos. Madonna cantaba una (sosita) balada para la banda sonora, These used to be my playground, su décimo número uno en la lista de sencillos del Billboard. Todo parecía sonreirle hasta que hace veinte años, un 20 de octubre de 1992, salía a la venta su quinto disco, Erótica, y el público y parte de la crítica no tardaron en decir que Madonna estaba acabada.

"Acabada"

“Acabada”

El lanzamiento de Erotica coincidió con la publicación de Sex, el libro de relatos eróticos ilustrado con fotografías de Steven Meisel. Ambos eran las primeras producciones de Maverick, el sello discográfico fundado por Madonna en abril de 1992 para tener control absoluto sobre su obra (y que después publicaría los discos de Alanis Morissette, entre otros artistas) y parecían seguir el camino abierto por Justify My Love tanto en lo temático y lo musical para seguir explorando el sexo en todas sus vertientes.

Susurrando “My name is Ditta. I’ll be your mistress tonight”, Madonna abría el disco con la canción que le daba título, un atmosférico tema que, escuchado veinte años después, se revela como una de las propuestas musicales más arriesgadas y menos convencionales que haya firmado la cantante. Con producción de Shep Pettibonne y André Betts, el resto del disco es una colección de temas dance con una marcada influencia de los sonidos house (Fever) y new jack swing (Bye Bye Baby) que imperaban en el momento, además de aproximaciones al hiphop (Did you do it) y algunas de las mejores baladas que jamás haya cantado Madonna (Bad Girl, Is this life). Pero hablar de sexo de una forma explícita, sin prejuicios y sin miedo a explorar sus lados oscuros hizo que gran parte del público generalista le diera la espalda: Ni el disco ni ninguno de los sencillos que se extrajeron del mismo consiguieron ser número uno en los principales mercados discográficos, ocupados en aquel momento por la explosión comercial del grunge y el éxito multimillonario de Withney Houston con la banda sonora de El Guardaespaldas. Ni siquiera el segundo sencillo publicado, la pegadiza Deeper and Deeper, un tema capaz de mezclar el disco setentero con el house de los noventa y una guitarra flamenca, fue capaz de animar las ventas de Erotica.

En total, Erotica apenas vendió cinco millones de copias, muy lejos de los veinticinco millones de True Blue o los 15 millones de Like a Prayer. Sin embargo, como suele suceder con los discos menos comerciales de Madonna, Erotica ha terminado siendo considerado uno de sus trabajos más interesantes, un disco que muestra a una Madonna tan desnuda en el exterior como en el interior, con un sonido oscuro y una manera cruda y directa de hablar del sexo infinitamente más sincera y auténtica que la imagen sexual que han cultivado artistas femeninas posteriormente. Erotica es un disco que suena a sexo real, sucio y susurrante, lejos de la sexualidad domesticada y comercial de, por ejemplo, Britney Spears o Christina Aguilera. Y no olvidemos que Erotica es también el disco que contiene Rain.

Rain sería el último sencillo extraído de Erotica, publicándose en julio de 1993. Tanto musical como estéticamente -con un videoclip dirigido por Mark Romanek y con la participación como actor del músico japonés Ryuichi Sakamoto), esta envolvente balada parecía poner fin a la exploración de Madonna por el mundo sexual y un anticipo de hacia donde iba a encaminar sus pasos en los años siguientes. No olvidemos que la “acabada” Madonna no estaba lejos de conseguir que un sencillo suyo fuera siete semanas seguidas número uno en el Billboard (Take a Bow), ganar el Globo de Oro a la mejor actriz (Evita) y, por supuesto, publicar Ray of Light.

3 pensamientos en “Veinte años de “Erotica”

  1. Fran Correas (@janofran)

    Sin embargo seguía siendo especialista en provocar y hacer que hablarán de ella. A mi me hicieron abrir el libro Sex en la librería porque nadie lo había visto sin la funda de plástico plateado, y la primera foto sale ella chupandose el dedo mientras se mete otro “ahí”. Cuando decían que estaba acabada fue con el siguiente Bedtime Stories que tiene alguna joyita

    Responder
    1. ace76 Autor

      La verdad es que en las semanas previas al lanzamiento de Sex y de Erotica, Madonna estaba presente en todos los medios. Cuando se vio que el disco no funcionaba comercialmente al mismo nivel que sus trabajos anteriores, fue cuando empezaron los rumores de “acabada”… Y menos mal que en aquellos tiempos no había redes sociales! :-D

      Lo que hizo Madonna en Sex no se ha atrevido a hacerlo ninguna otra estrella del pop, eso hay que reconocérselo.

      Responder
  2. Pingback: 25 años de “Like a Prayer” | Vivo en la Era Pop

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *