UNFAITHFUL

Hace unos días vi “La camarera”, una agradable película independiente protagonizada por Keri Russell (aka “Felicity”, una chica a la que te comerías a besos aun a pesar del riesgo de sufrir un subidón de azucar), quien interpreta a una camarera (el título de la peli es de lo más original, sí) con pequeños grandes problemas vitales: básicamente, no es feliz, ni con su vida, ni con su trabajo, ni con su marido. Y además, espera un hijo al que no desea. Sólo tiene dos consuelos: inventar recetas para tartas de colores inverosímiles y una relación con su médico, también casado.

Me puse a pensar en todas estas películas que nos cuentan grandes amores y me di cuenta de que muchas de ellas giran en torno a un adulterio: desde “Breve Encuentro” hasta “El paciente inglés”, pasando por “Los puentes de Madison” o “Casablanca”, por citar unas pocas.

Y pensé en la gran cantidad de personas que conozco que han sido infieles a sus parejas. ¿Será verdad que el ser humano no está hecho para la monogamia? ¿Es una mera cuestión de sexo? ¿Buscamos fuera de casa la pasión perdida? ¿O es que es más fácil ser infiel que tratar de resolver los conflictos con la pareja? ¿Somos cobardes o utilizamos el polvo como terapia? Sea por lo que sea, las infidelidades están a la orden del día.

10 comentarios en “UNFAITHFUL”

  1. La infidelidad es ser un poco egoístilla, creo yo, no sé.
    Y sí, es muy fácil juzgar y lo hago desde el punto de vista de no haber tenido una relación seria en toda mi vida.
    Pero vamos, si yo me comprometo con alguien espero no tener la necesidad de ser infiel.
    Otra cosa es que una vez acostumbrado el cuerpo a follar cada día/semana/mes con alguien diferente, sea complicado acostumbrarse a uno para “siempre”.

  2. están a la orden del día? hablas por ti?

    yo no creo que sea tanto una cuestión de sí o sí, sino más bien de cómo lo plantees. Piensa que cada relación tenemos nuestro propio contrato. Y no seré yo el que lo critique si a ti te funciona…

    Infidelidad YO YA NO.

    Eso sí, compartir ya es harina de otro percal…

    :P

    Buen finde!

  3. Jajaja, Tony, no, no es mi caso. Evidentemente, hay muchos tipos de relaciones de pareja y muchos tipos de infidelidad.

    Yo creo que ser fiel, en realidad, es bastante fácil.

    Lo que realmente me fascina son las personas capaces de simultanear una relación estable con otra relación paralela durante períodos muy prolongados. El polvo “accidental”, bueno, puede ser más disculpable… a no ser que sean muchos, jajaja

  4. Mi opinión al respecto es cuando se es infiel, es porque hay problemas, asi que mis infidelidades (2) no han terminado con un “Lo siento, ha sido un error, perdóname”, sino con un “Mira, te he puesto los cuernos, y si he llegado a su punto es porque no hay de donde sacar, así que aire…”

    El tema polvo accidental no lo acabo yo de ver…

  5. Al principio no comprendia ni aceptaba lo de “Pareja abierta”, me parecia uninvento de gente salida para poder seguir follando sin ton ni son. Sigo pensandolo, pero para mi. Acepto ya todo, que se haga lo que se quiera. Pero yo creo que la relación, el amor, en definitiva, es otra cosa.

    Lo peor es no ser infiel a ti mismo conotro, jajaja

  6. La infidelidad es una excusa (que no tiene nada que ver con la “pareja abierta”, porque ese es un acuerdo completamente honesto entre las dos personas de la pareja; aunque a muy poca gente le sale bien el chollo, jeje). Otra cosa es que la infidelidad sea perdonable o no, eso es cosa de cada cual. Se puede perdonar la infidelidad como se pueden perdonar otras cosas; pero la falta de respeto es imperdonable.

    Yo conozco a muy pocos infieles, o será que no me lo cuentan, jaja.

  7. No soy infiel, pero entiendo a quien lo es… a veces. Supongo que es una parte de esas ocultísimas que nos relacionan en lo más profundo con nuestros tatara-tatara-tatarabuelos homo. No, maricas no, sino de los antiguos. De ésos que buscaban mujeronas que tuvieran buenos hijos y de ésas que buscaban hombretones que tuvieran buenos genes.
    Yo no lo necesito, porque Mi Gato Me Taladra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *