UN LARGO FIN DE SEMANA

Estos días de vacaciones en Madrid están siendo como un largo fin de semana. Da igual qué día de la semana sea, todos parecen un sábado soleado y tranquilo con una rutina placentera. Me acuesto tarde, me levanto cuando el cartero comercial decide que ya es hora de despertarme con un timbrazo. Flauta me recibe con maullidos al salir de la habitación para pedirme su desayuno. Si no hay atún, me mira mal durante un momento y luego pasa el resto del día dormitando. Yo me dedico a cumplir mis propósitos veraniegos, que consisten básicamente en poner un poco de orden en la casa y hacer limpieza en profundidad…

…pero en seguida me dedico a otras actividades importantes, como la navegación por Internet, el visionado de series y DVDs que llevaban demasiado tiempo en la estantería o excursiones al gimnasio. En resumen, me dedico a perder el tiempo conmigo mismo. O más bien es culpa del tiempo, que en vacaciones pasa mucho más rápido que el resto del año.

3 comentarios en “UN LARGO FIN DE SEMANA”

  1. Entre que estoy liado de vez en cuando con el negocio (ya sabes, cambio de imagen y esas cosas que ya tocaba después de 2 años) y que no tengo un duro, mis vacaciones están transcurriendo de manera muy similar: me levanto cuando consigo despertarme, me acuesto tarde, quedo pa tomar unas cañas, quedo pa cenar, me voy de compras pa’l piso … Eso sí, estoy aprovechando a ver si consigo tener lo imprescindible en condiciones para hacer el traslado … y bueno, alguna sorpresita más que me ha deparado el verano, y que no está nada mal … hasta aquí puedo leer!!!
    :-)
    Besicos!!!

  2. Yo como no tengo vacaciones, no puedo hacer limpieza y el otro día mi gato me recibió con maullidos al salir de la habitación para pedirme su desayuno… hasta que me di cuenta… que yo no tenía gato!! Era una pelusa del tamaño de un felino!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *