TOMBE LA NEIGE

Diego se levanta antes que yo. Se ducha y vuelve al dormitorio a desayunar leche y galletas mientras yo termino de despertarme. Deja el tazón en la cocina y me dice desde el salón que las tejas están blancas. Yo me levanto y miro tras el cristal: el tejado está cubierto de una ligerísima capa de nieve. Le despido con un beso y una sonrisa y me voy a duchar. Antes de entrar al baño, me llega un SMS. Diego me anuncia que está nevando y supone que se debe a que anoche pusimos nuestro árbol navideño de plástico chino. En la calle puede que haga frío, pero no en esta casa.

Y es por cosas como ésta por las que vale la pena que llegue el invierno a la ciudad.

Por eso y porque uno ya tiene la paga de Navidad en el bolsillo.

8 thoughts on “TOMBE LA NEIGE”

  1. Voy a dejar de entrar en tu blog porque al final acabaré odiándote, y no quiero …


    … Dios, como te envidio!!!

    ;-p

    (es broma, eh? Eso sí, hoy no hay besicos, hale!)

  2. Sí, creo que este post es un serio candidato a llevarse el premio Sacarina a lo más empalagoso del año. :-D

    Jose, aquí las noticias hablan de temporal en todo el Estado de Nueva York, con camiones y autobuses atrapados en las autopistas. Aun te quedan unos días para poder ver la ciudad nevada. :-)

    La mitad de la paga se ha ido a la cuenta naranja, a ver si consigo ahorrar un poco este próximo año.

    Hmmmm, Proud, pues no recibí llamada del Instituto, ¿tendrán cámaras ocultas en mi casa? ¿Me espiarán con un satélite secreto? Ahora empiezo a entenderlo todo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *