TODO ESTÁ EN LOS LIBROS

Dorothy me ha pasado un meme literario, en el que hay que enumerar los diez libros que más nos han gustado, y cinco de los que más detestes.

Empiezo con diez libros que me han gustado, sin un orden especial.

La montaña mágica, de Thoman Mann. Un año entero estuve leyéndome los dos tomos en que se compone esta obra magna, acompañando al joven Hans Castorp en su estancia en un sanatorio para tuberculosos a principios del siglo XX. Leer esta novela es como montarse en una máquina del tiempo al momento en que nacieron las ideologías que han marcado el último siglo.

Oceáno Mar, de Alessandro Baricco. Todas las novelas de Baricco tienen algo especial, pero en ésta es donde más equilibrados quedan realismo y fantasía. Me gusta porque su estilo limpio, sencillo y poético resulta fácil de leer sin perder poder evocador. Escribir bien no significa escribir barrocamente.

Mañana en la batalla piensa en mí, de Javier Marías. Pero también se puede ser muy denso y escribir muy bien. Las novelas de Javier Marías tienen muy poca acción y mucho pensamiento. Transcurren más en la mente de sus protagonistas que en la realidad, y tienen meandros y largas digresiones. Yo estoy seguro de que, si algún escritor español gana el Nobel en los próximos años, será él.

Cien años de soledad, de Gabriel García Márquez. Es una elección que resulta tópica, pero nadie puede negar que es un gran libro (eso sí, es mejor olvidarse de las últimas novelas publicadas por el autor).

El Jarama, de Rafael Sánchez Ferlosio. De los libros que tuve que leer en el colegio, quizás es el que más me gustó. Cuando pienso en la España franquista, siempre recuerdo este día de campo en la sierra madrileña en el que no pasa nada… y pasa tanto.

Middlesex, de Jeffrey Eugenides (autor también de la estupenda Las Vírgenes Suicidas). Ganadora del premio Pulitzer, esta saga de una familia de ascendencia griega que se establece en Detroit en los años 30, contada por un hombre intersexual, es, quizás, la gran novela americana de esta década.

La música del azar, de Paul Auster. Es difícil quedarse con sólo una novela de Auster, pero a ésta le tengo cariño por ser una de las primeras que lei (y que presté y nunca me devolvieron, grrrr).

Digamos que me llamo Gantenbein, de Max Frisch, autor injustamente olvidado a quien debería releer, porque ahora mismo se me mezclan en la cabeza varias novelas suyas (que las descubrí en la librería de mi madre un verano y me las lei todas seguidas).

Una breve historia de casi todo, de Bill Bryson. La Historia de la Humanidad abarca unos pocos milenios, pero el Universo tiene quince mil millones de años… Bill Bryson resume brevemente todo ese período. Nunca la geología fue tan divertida.

Pyongyang, de Guy Delisle. Esta nóvela gráfica es el mejor retrato que he leido de la desconocida capital de Corea del Norte, un país con un regimen político que parece nacido de la mente de George Orwell.

Si volviera a hacer la lista, seguramente cambiaría algunos libros por otros (y pondría cosas de Atxaga, Fernández Mallo, Truman Capote, Knut Hansun, Tagore, Lorca o Shakespeare). Los libros que no me han gustado nada los enumero a continuación:

La Reina de las Nieves, de Carmen Martín Gaite.
Últimas tardes con Teresa, de Juan Marsé.
Lo inhóspito, de Gonzalo Torné de la Guardia.
El insensible, de Andrew Miller.
Llámame Brooklyn, de Eduardo Lago.

Evidentemente, he leido bestsellers mucho peores, pero al menos esos no engañan con pretensiones de ser gran literatura. Estos cinco libros, personalmente, me resultaron muy difíciles de leer, por farragosos y vacuos, por alambicados y cursis, por incoherentes, por su carencia total de originalidad o simplemente, porque les tengo mania (de hecho, estoy seguro de que la novela de Juan Marsé es un buen libro).

Si alguien quiere seguir con el meme, es libre de hacerlo, no voy a obligar a nadie.

14 comentarios en “TODO ESTÁ EN LOS LIBROS”

  1. Coincidimos en varios sies y en varios noes.

    En lo de Javier Marías estoy totalmente de acuerdo. Para mi “Mañana en la batalla piensa en mi” “Corazón tan blanco” o la última trilogia de “Tu rostro mañana” son libros de absoluta cabecera. Y lo mejor es que cuando los estoy leyendo toda enfrascada y me preguntan que de que van y les digo que de nada, no entienden mi fascinación por ellos.

    Middlesex es un novelón con todas las letras.

    Y aunque no voy a hacer el meme te recomiendo un autor, aunque seguro que lo conoces, Ian McEwan. Fans total que soy.

  2. creo que me volvería loco si ententara hacer este meme… no sabría decir cuáles son los libros que me han gustado más y los que menos tampoco, porque a la mínima que un libro empieza a tocarme las narices lo cierro y me pongo con otro…

  3. De Ian McEwan, sólo me he leido “Expiación”. Me gustó mucho, la verdad. Tendré que leer alguno más.

    “El sulfato atómico” es la mejor obra de Ibañez, sí. Pero yo en el fondo era más de Zipi y Zape. :-D

    Yo también tengo siempre algún libro en la mesilla. Y ya digo que si hiciera la lista otro día, pondría otros títulos.

    Lo dicho, que eres un clásico, Otto. :-D

  4. Me avergüenza decir que intenté leerme Cien Años de soledad en un mal momento… y no lo terminé. Pero lo poco que leí, me pareció de una originalidad inusitada….

    Uno que he tenido que dejar recientemente ha sido el de Boris Izaguirre… infumable y pretencioso.

    Recomiendo encarecidamente “Olvidado Rey Gudú”, de ana María Matute… una delicia.

  5. Lo mas mejor es que no obligas a nadie a hacer el meme!! :)

    Respecto a los libros algunos coincidimos, otros discrepamos pero es lo bueno de esto que es todo subjetivo.

  6. Hombre, y el de “Safari Callejero” estaba bastante bien también… :-D

    Soli, uno ya sabe que los memes son, en el fondo, retorcidas torturas.

    “Olvidado Rey Gudú” es otro de mis libros favoritos. :-)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *