TIROLINAAAAAAAAAAAAA

Pues no, al final no hubo ni miedaco, ni grititos, ni ataques al corazón, ni vértigo, ni humillación pública, ni nada. Sencillamente, no nos montamos en la tirolina. El Acompañante dijo que iba demasiado despacio y que no molaba nada. Yo respiré aliviado al ver que no tendría que poner mi vida en manos de un cable de acero y un arnés situado a miles de metros de altura…

…así que nos dimos una vuelta por ese centro comercial llamado “Ciudad del Rock”, donde, de vez en cuando, hay algún concierto. El chill out era del Corte Inglés, la pista de snow era de Colgate, la noria era de Moviestar y la Oficina de Turismo de Brasil. De hecho, sólo podías montar en la noria si eras cliente de esa compañía telefónica y mandabas un SMS. ¿Cutre? No, lo siguiente, es decir, el stand de la empresa de trabajo temporal Randstad con su karaoke para que te sintieras como una auténtica estrella del rock. Para compensar, en el stand de Snickers Extreme nos regalaron varias de mis chocolatinas artificiales favoritas.

A las seis y media vimos un poco de la rumbita porrera buenrollista de Los Delinquentes antes de que empazaran a tocar los Stereophonics, un grupo que suena como si Oasis tuviera un buen cantante y no un dios del rock al frente. Ruido guitarrero y voz masculina. Para mí, la combinación perfecta. Air guitar y saltos mientras el grupo tocaba canciones desconocidas para prácticamente todos los asistentes, incluyéndome a mí. Por suerte, no faltaron “Have a nice day”, “Maybe tomorrow” en versión acústica y para cerrar el concierto, “Dakota”. You made me feel like the one…

Entonces comenzó el suspense. ¿Aparecería Amy Winehouse o no? Yo estaba convencido de que, aunque estuviera borracha, dando tumbos e incapaz de articular media frase, la organización la sacaría al escenario para que la viéramos. Llegaron las nueve y la excelente banda de la Winehouse salió al escenario para anunciar, ladys and getlemen, que Amy iba a salir. Y en efecto, salió con su vestido, su peluca y sus corazoncitos con el nombre de Blake en la cabeza, borracha, dando tumbos e incapaz de articular media frase. A cada lingotazo que se metía, cada amago de caerse, cada tocamiento de teta, el público aullaba y vitoreaba enloquecido. Incluso le cantaron esa pegadiza coplillla que dice “Alcohol, alcohol, hemos venido a emborrasharnos…”. ¿Patético? No, lo siguiente. A pesar de todo, de que Amy estaba ausente y cantaba las canciones sin ser verdaderamente consciente de lo que hacía, se podía vislumbrar algun brillo y alguna emoción en medio de la catástrofe. Acompañante no piensa lo mismo y considera que Amy nos tomó el pelo de mala manera y que no se mereció ni un solo aplauso y sí varios tomatazos. Esto dio lugar a una pequeña gran discusión que seguramente retomemos de vez en cuando hasta que compartamos habitación en la residencia de ancianos.

Llegó la hora de comer algo y después de aguantar colas y marabuntas para masticar un wrap con sabor a queso y plástico, nos sentamos en la hierba falsa para ver de lejos el concierto de Jamiroquai. Cuando sonó “Cosmic Girl” me olvidé del dolor de piernas, me levanté y me puse a bailar. She´s cosmic! A mí un disco completo de Jamiroquai se me hace un tanto repetitivo, pero hay varias canciones suyas que me gustan. Entre ellas, la que cerró el espectáculo, “Deeper Underground”, que sonó perfecta y poderosa.

Por último, llegó la hora de ShakiraShakira, simpática, guapa y más delgada que nunca. Shakira siempre se entrega al máximo en los conciertos y nunca se olvida de cantar sus hits: “Te dejo Madrid”, “Inevitable”, “Pies descalzos, sueños blancos”, “Ciega, sordomuda”, “Suerte”, “Las de la intuición”, “Ojos Así”. Hubo sonidos árabes y bailes del viente, dedicó “Hay amores” a Ingrid Bethancourt, y sospecho que hubo algo de playback en “Hips don´t lie”, pero se lo perdono por lo bien que me lo hizo pasar.

Dos horas y media depués de salir de la Ciudad del Rock, conseguí llegar a casa para dormir un poco y estar preparado para el resto de acontecimientos del fin de semana, que se resumen en comidas de cumpleaños en el Vips, sesiones de terapia en el Patatín Company, alguna carroza vislumbrada de lejos y un largo domingo de piscina, casi tan largo como la final de Wimbledon que ganó Nadal. Pero esta vez las masas no volvieron a ocupar la Castellana.

23 thoughts on “TIROLINAAAAAAAAAAAAA”

  1. mmm, las masas, mmm….

    Me gusta lo de “la sacaron” en plan show Freaks, jajaja…
    yo la ví en la gratuíta retransmisión de Televisión Española y sí, la verdad es que estuvo patética, claro, que en este país ese tipo de patetismos se camuflan con frases manolas del tipo:
    ¡qué grande es la Eimi!

  2. Que me gusta a mi Kelly Jones… (babilla)
    ¿Y Amy no se estaba rehabilitando o algo? Porque es la peor rehab del mundo, incluso peor que la de Britney.

  3. Vamos a ver….A mi me parecio que Amy estaba interpretando el papel que las masas le estaban exigiendo. Si estuvo un poco fria con el publico, eso no se puede negar.

    Pienso que ni Jamiroquai ni Amy sabian muy bein en donde se encontraban.

    De resto, como proyecto estuvo muy bien, pero hay montones de cosas por mejorar: las filas de la comida eran interminable, la pista de snow era de risa, el “centro comercial” demasiado cutre

    No me quede a ver a ShakiraShakira (ya la habia visto el año pasado), pero las masas se nos hecharon encima literalmente para conseguir un lugar privilegiado donde verla.

    Nosotros terminamos bailando en la “carpa” electronica, mientras pasaba el mogollon

    Un saludete

  4. Oso, yo creo que, desgraciadamente, Amy no estaba interpretando ningún papel. Estaba tan ida, desconcentrada y fuera de la realidad como Britney en su legendaria actuación del “Gimme More” en la MTV.

    A lo largo de la historia ha habido grandes cantantes con una vida personal difícil pero que en el escenario se engrandecían y brillaban como grandes estrellas porque era el único lugar en el que se liberaban y podían ser auténticamente felices: desde Judy Garland a Edith Piaf, pasando por Mama Cass, Janice Joplin o Courtney Love. Amy aun no sabe hacerlo.

    Di, tienes muy buen gusto.

    Joserra, es que en Ejpaña somos así.

  5. El Critico de El Mundo (Y otros) dicen que Amy esta sobria y perfecta, pese a que las masas pediais que muriera en directo. No se a quien creerme.

  6. jajajajaa ¡es que a Zona 7 iban mucha gente! ¡Las Sugababes también!

    Yo he flipado en colores con las críticas de el País (la del Mundo no es tan benevolente, al menos la que yo leí). Cuentan que Amy no pidió alcohol desde el camerino, pero con todo lo que se habría metido antes no creo que le hiciera mucha falta… Yo creo que como se esperaban una mierda del calibre de la de Lisboa, se dan por satisfechos por eso que hizo la mujer esta el viernes.

    Al final me arrepentí de no montarme en la tirolina… :(

  7. Yo creo que el tema yonkietílico de Amy forma parte del “producto” en que se ha convertido. Es más famosa por eso que por el mero hecho musical, y a la masa le encanta.
    Stereophonics me encantaron, Jamiroquai no, le odio.
    Y Shakira bien, pero debería aprender a vocalizar mejor cuando canta.
    Que conste que lo ví by TVE porque los cabrones de Randstad no se dignaron a relarme una mísera entrada, habiendo participado en parte en ese chiringuito.

  8. Yo la vi por la tele.
    Daba la sensación de que los planos del escenario y del público eran de días diferentes. Ella cantaba (sic) como si estuviera sola. Por qué se sube tanto tantas veces el vestido??

    Para mí lo mejor fueron los dos coristas que no dejaron de moverse ni un segundo.

  9. Querido ace76, no niego que haya estado fuera de la realidad, pero desconcentrada no estaba (a cada rato se agarraba una teta, cuando se cambio los zapatos, no daban señales de desconcentracion)

    Ella sabe que la gente esperaba a un personaje, y ella lo dio…mientras mas la gente le gritaba cuando se llevaba la copa a la boca, pues mas interpretaba el papel

    Hasta toco la guitarra (desconozco si todo fue un parapeto o no)

    Claro que todos los ejemplos que pones son artistas que brillaban en el escenario a pesar de sus grandes problemas personales, pero era otra epoca en donde se cuidaban mucho del “que diran” y eso afectaba su imagen. En esta epoca pasa todo lo contrario.

  10. ¿Por qué cuando alguien triunfa siempre se deice que es por razones no profesionales? ¿Es que acaso Amy hubiera sido conocida si se hubiera dedicado a la escultura? ¿No hay cantantes (-SI, los hay´-) que se meten tanto como Amy o más, que salen totalmente idos al escenario y a lo sque no les conoce ni su madre?. Ainsssssss…. como somos a veces

    (aunque Noelia siga estando con sobrepeso)

  11. Hombre, Jose, Amy se ha ganado cierta fama extramusical, pero también es cierto que triunfó antes de que saltaran a primera plana todos sus problemas personales. El hecho es si es aceptable que una artista salga en ese estado al escenario, si es profesional por su parte, y si un concierto manifiestamente mejorable puede ser considerado “bueno” por un crítico.

  12. Las fiestas patronales las vi un poco de lejos este año. Aunque, total, siempre son los mismos camiones, los mismos famosillos, los mismos agobios… No creo que me perdiera nada nuevo, jejeje

  13. yo lo vi en la tele (muy fuerte por cierto que en la 2 plantificaron el programa de las apuestas en mitad del concierto) y me dio mucha rabia no haberme comprado la entrada. soy super fan de amy y la muchacha estuvo bien. a los que la jaleaban cada vez que se apretaba un traguito de vino les hubiera arañado, pero es que la gente es así de gañana… en fin, que me das un poco de envidia y que me alegro de que te libraras de lo de la tirolina. so yo soy tú, me cago de miedo.

    :)

    bss grandotes

  14. Cobarde, no te atreviste con la tirolina!!!!!

    Yo he visto un poco del Rockinrio en la tele gracias a la 2. Vi a los FF, a la Winehouse (¡que risas!) y a Alejandro Sanz.
    ¡Shakira es grande!

  15. Pues a mí Shakira me aburrió un poco, a esas horas, después de todo el día danzando, el rollito árabe-místico mezclado con los vendavales de marihuana que me venían…….

  16. La verdad, Sil, es que juntar a Stereophonics, Amy, Jamiroquai y Shakira puede terminar siendo indigesto, porque no tienen nada que ver unos con otros… Yo sufrí vendavales de mariahuana con los Delinquentes.

    Pues al final sí que me dio pena no animarme a montarme en la tirolina, pero es que había demasiada cola… :-D

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *