The Killers, rock para adultos

Con Human, el sencillo que sirvió de carta de presentación de Day and Age, The Killers no sólo desconcertaron a sus seguidores sino que también lograron uno de los mayores éxitos de su carrera, consiguiendo que el gran público, al menos en España, les descubriera. Cuando uno empieza a escuchar Battle Born, su trabajo más reciente, se encuentra con el arranque electrónico de Flesh & Bone y por un momento piensa que Brandon Flowers y sus chicos van a continuar por ese camino y que el clasicismo de Runaways era una pista falsa. Por cierto, atentos al final del vídeo, en el que los tres músicos de la banda son desintegrados y sólo permanece Brandon Flowers con su chupa de cuero. Ni Adam Levine ni Chris Martin se han atrevido aun a hacerles ese feo a sus -poco estelares y/o agraciados- compañeros de banda.

Pero no, Battle Born no tarda ni un minuto y medio en mostrar su verdadera cara: éste es el disco ideal para escuchar atravesando las carreteras infinitas de Estados Unidos. ¿En un estilo sencillo y desnudo, con un sonido cercano a las raíces de la música americana, a lo Bruce Springsteen en Nebraska? No, basta con ver la portada del disco para darse cuenta de que este es un disco heredero del espíritu del AOR (Adult Oriented Rock) de los ochenta, desde Journey a Boston, pasando por REO Speedwagon.

Caballo contra coche, el duelo definitivo

Caballo contra coche, el duelo definitivo

Eso es lo que encontramos en este disco, baladones con versos del tipo “I don’t want your picture on my cell phone, I want you here with me” que encantarán a los fans de Foreigner, como Here with me o Be Still, así como temas guitarreros casi épicos como A matter of time o Miss Atomic Bomb, la única aportación al disco del productor Stuart Price, o canciones que pueden recordarnos al country rock como From Here On Out. Este giro musical tampoco debería sorprendernos tanto si tenemos en cuenta que la mayor parte del disco está producido por Steve Lillywhite y Brendan O’Brien, quienes últimamente han trabajado con The Fray, Matchbox20 o U2. Además, teniendo en cuenta que Brandon Flowers es el principal compositor del grupo es más fácil relacionar Battle Born con Flamingo, su disco en solitario de 2010, que con Day & Age.

Battle Born es un disco que gana con las escuchas, pero le falta algún tema que resulte tan redondo y rotundo como los grandes éxitos de la banda. Quizas Deadelines & Commitments o el tema que cierra la edición especial del disco, Prize Fighter se les acerquen, pero no terminan de llegar al nivel de un Somebody told me o un Read my mind. La pregunta es: ¿será este el disco que reconcilie a The Killers con los fans que les piden que repitan Hot Fuss una y otra vez? La respuesta es que, evidentemente, no. Quizás sean quienes consideran que Sam’s Town es, en realidad, su mejor disco, los que sepan disfrutarlo.

3 pensamientos en “The Killers, rock para adultos

  1. mce79

    Cuando vi terminar el vídeo pensé exactamente lo mismo…
    Me ha encantado lo de “Caballo contra coche”

    ¿”Flamingo”? ¿Disco en solitario de Brandon Flowers? ¡Eso no existe!

    Responder
  2. mce79

    Estaba pensando que es curioso que, a pesar de que esta música es para “adultos”, hay muchos fans de The Killers que no superan los 18 años…

    Responder
  3. Pingback: Brandon Flowers: The Desired Effect | Vivo en la Era Pop

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *