THE ARTIST

“The Artist” es una de estas películas que te hace salir del cine con una amplia sonrisa en la cara, con ganas de bailar claqué por las calles y con el convencimiento de que el mundo es un bonito lugar lleno de gente maravillosa. Pero, ¿la convierte eso en la mejor película del año?

The Artist

“The Artist” es una película ambientada en el Hollywood del año 1927. George Valentin es una estrella de cine mudo en el mejor momento de su carrera. En el rodaje de una de sus exitosas películas, conoce a Peppy Miller, una figurante a la que le da algunos consejos profesionales. Ambos se sienten atraídos el uno por el otro, pero él está casado y pertenecen a mundos muy diferentes. Todo cambiará con la llegada del sonido al cine: George perderá su fama y su fortuna mientras que Peppy consigue convertirse en una actriz de éxito. Sus vidas no tardarán en volver a cruzarse.

Con este argumento, las comparaciones con “Cantando bajo la lluvia” son inevitables, referente que “The Artist” no oculta en ningún momento como evidencia el parecido físico entre Gene Kelly y la caracterización de Jean Dujardin como George Valentin, un trabajo en el que derrocha encanto y carisma en cada uno de los planos en los que sale y por el que ya ganó el premio al mejor actor en el pasado Festival de Cannes. La baza con la que juega el director y guionista Michel Hazanavicus es haber hecho una película muda sobre el final del cine mudo. En este sentido, la recreación estilística del cine de ese período es exquisita e impecable. Escenografía, fotografía y el respeto del lenguaje cinematográfico de la era muda se imponen sobre las debilidades de un guión cuya segunda mitad es ciertamente floja. Sin embargo, no deja de ser curioso que alguno de los momentos más ingeniosos de la película surjan a consecuencia de vulnerar las normas que se impone el propio director con respecto al uso del sonido…

En resumen, “The Artist” es un brillante ejercicio de estilo y una carta de amor a un cine que parece olvidado. Sin embargo, no deja de parecerme una película muda hecha para un público que nunca ha visto una película muda. Sería interesante que todos aquellos que se han emocionado viendo “The Artist” se animaran a darle una oportunidad a clásicos como “Amanecer”, “Avaricia”, “Metrópolis”, “La quimera del oro”, “Intolerancia”, “Nosferatu”… Hay mucho cine mudo por reivindicar.

6 pensamientos en “THE ARTIST

  1. starfighter

    Reconozco que es una buena película pero me gusta mucho más cómo cuenta la historia de la transición al cne sonoro “Cantando bajo la lluvia”, más divertida y con canciones geniales. No creo que sea la película del año, y si la consideran así entonces es que mal vamos. Reivindico la labor de Ludovico Bource, que ha compuesto una música impresionante, a veces típica de la películas de la época y con una temas emotivos. Ahora, si sirve para que algunos empiecen/empecemos a volver a ver el cine de esa época, bienvenida sea.

    Responder
  2. Di

    ¿Tú has oído mi conversación con Lee Van Cleef a la salida del cine o qué? Es que nuestra conversación fue exactamente igual!

    Responder
  3. ace76 Autor

    Starfighter, a mí la música no me terminó de convencer, aunque reconozco que el trabajo al que se ha enfrentado el compositor era considerable.

    Di, ya sabes lo que dicen, “great minds think alike”, :-)

    Responder
  4. Pingback: Vivo en la Era Pop » Blog Archive » LA INVENCIÓN DE GEORGES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *