TEORÍA DE LA ESTUPIDEZ

Carlo María Cipolla exploró el controvertido tema de la estupidez formulando su famosa Teoría de la Estupidez, expresada por primera vez en su ingenioso panfleto de 1988 titulado “Allegro ma non troppo”.

En este escrito Cipolla desarrolla una visión de la gente estúpida como un grupo más poderoso que grandes organizaciones como la Mafia, las multinacionales o la Internacional Comunista. El grupo de los estúpidos, sin reglamentos, líderes o manifiestos consigue ejercer un gran efecto con una coordinación increíble.

En el mismo libro pueden encontrarse las leyes fundamentales de la estupidez:

1. Siempre e inevitablemente cualquiera de nosotros subestima el número de individuos estúpidos en circulación.

2. La probabilidad de que una persona sea estúpida es independiente de cualquier otra característica propia de dicha persona.

3. Una persona es estúpida si causa daño a otras personas o grupo de personas sin obtener ella ganancia personal alguna, o, incluso peor, provocándose daño a sí misma en el proceso.

4. Las personas no-estúpidas siempre subestiman el potencial dañino de la gente estúpida; constantemente olvidan que en cualquier momento, en cualquier lugar y en cualquier circunstancia, asociarse con individuos estúpidos constituye invariablemente un error costoso.

5. Una persona estúpida es el tipo de persona más peligrosa que puede existir.

Por deducción, de la tercera ley, Cipolla identifica dos factores a considerar cuando se explora la conducta humana:

-Beneficios y pérdidas que un individuo se causa a sí mismo
-Beneficios y pérdidas que un individuo causa a los otros

Creando un gráfico en el que se coloca el primer factor en el eje x y el segundo en el eje y se pueden obtener cuatro grupos de individuos:

-Inteligentes (Benefician a los demás y a sí mismos).
-Desgraciados (Benefician a los demás y se perjudican a sí mismos).
-Bandidos (Perjudican a los demás y se benefician a sí mismos).
-Estúpidos (Perjudican a los demás y a sí mismos).

Cortado y pegado de la Wikipedia.

Recordemos también el principio de Hanlon: “Nunca le atribuyas a la maldad lo que puede ser explicado por la estupidez”.

Lo peor de la estupidez es que es imprevisible. Y como sugiere la primera ley, hay muchos más estúpidos de lo que pensamos. Incluso el autor de este blog podría ser uno de ellos.

8 pensamientos en “TEORÍA DE LA ESTUPIDEZ

  1. ros

    me lo acabo de leer que me lo dejó un amigo y será porque me dijo que estaba tan bien que a mi no me ha gustado la verdad… no le he pillado el punto.

    Responder
  2. ace76 Autor

    No te ajustas a la definición de estúpido del todo, Joserra. No eres de los que perjudicas a los demás.

    Eso sí, supongo que habría que ver cómo se define a la persona que sólo se perjudica a sí misma. Porque lo de “desgraciado” suena un poco mal.

    Ros, supongo que el ensayo no dará para mucho más. De todas formas, me ha hecho gracia que alguien se haya molestado en reflexionar sobre la estupidez. Muchas veces, a la hora de planificar cosas o de valorar el comportamiento ajeno, siempre pensamos que las personas van a tener el comportamiento más inteligente… cuando en realidad hacemos muchas cosas tontamente o sin saber por qué.

    Responder
  3. ace76 Autor

    La categoría “desgraciados” debería llamarse “eso tan buenos que de buenos que son parecen tontos”. Creo que también formo parte de ese grupo en algunos momentos… ains.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>