¿Son los anuncios lo mejor de la Super Bowl?

La Super Bowl es el mayor acontecimiento deportivo de Estados Unidos, pero en el resto del mundo no nos interesa tanto el fútbol americano como todo lo que la rodea. Aparte del espectáculo musical del intermedio, este año con Katy Perry como protagonista, los anuncios que se emiten durante el partido son una clara expresión de cultura pop y un retrato sociológico de los tiempos que corren.

Y en los tiempos que corren parece que apelar a los sentimientos paternofiliales está de moda. Varias marcas han hecho de los padres las grandes estrellas de sus anuncios. ¿Será que Boyhood ha sido la película favorita de los creativos durante los últimos meses? Aunque la película de Richard Linklater habría sido muy diferente si Etahn Hawke hubiera sido un piloto de NASCAR como en el anuncio de Nissan con el clásico Cat’s in the Cradle de Harry Chapin como banda sonora.

También es un buen momento para comprobar qué actores están más necesitados de añadir un buen cheque a su cuenta corriente. Pierce Brosnan anuncia Kia, Liam Neeson juega al Clash of Clans y Jeff Bridges protagoniza este marciano anuncio para Squarespace.

Y supongo que Bryan Cranston echaba de menos Breaking Bad y su papel de Walter White…

Y que a Salt-N-Pepa no les importa ceder la canción más emblemática de su carrera a Geico…

Aunque seguramente lo mejor haya sido ver a Danny “Machete” Trejo y Steve Buscemi interpretando a Marcia y Jan en La Tribu de los Brady.

Hay anunciantes que deciden tirar la casa por la ventana y acaban haciendo anuncios con un despliegue de medios tan exagerados que terminan siendo ridículos (aunque siempre es mejor ser exageradamente ridículo que quedarse en solamente ridículo).

Aunque quizás el anuncio más bonito haya sido el de Jeep, en el que sus coches recorren hermosos rincones del globo mientras suena This land is your land en una versión de Marc Scibila.

Y es que aunque suene a tópico, a veces la publicidad es lo mejor que echan por televisión.

Los anuncios son lo mejor de la tele

Y esto es verdad, sobre todo, cuando se trata de los anuncios de la Superbowl. Marcas y agencias se esfuerzan al máximo para elaborar sus piezas -muchas de ellas pensadas especialmente para las cuatro pausas publicitarias del partido- ya que se aseguran una audiencia y una repercusión enormes… si el anuncio es bueno, claro. El resultado suelen ser pequeñas películas de entre 30 segundos y un minuto de duración en las que uno acaba viendo cosas que nunca creyó posibles en televisión.

Como, por ejemplo, a Psy cantando y bailando su Gangnam Style a unos pistachos de piernas sensuales.

O a Willem Dafoe en el papel de un demonio con su tradicional propuesta: tu alma a cambio de un coche con el que te harás famoso, conocerás a Kate Upton y bailarás con Usher. ¿La banda sonora? Sympathy for the Devil de The Rolling Stones, claro que sí.

No son los únicos famosos que han aparecido este año en los anuncios de la Superbowl. Entre otros, hemos podido ver a Bar Refaeli besando a un gordito friki, a Paul Rudd y Seth Rogen compitiendo por anunciar móviles, a Amy Poehler aturdiendo a preguntas a un dependiente de una tienda de electrodomésticos, a Naya Rivera interpretando a la novia del MyM rojo, a Stevie Wonder y Zoe Saldaña practicando el vudú o a The Rock vendiendo las virtudes de la leche.

Y si no tienes a una estrella famosa, siempre puedes utilizar una canción de éxito: Taco Bell ha utilizado una versión en español del We Are Young de Fun. (“Esta noche, nosotros somos jóvenes, así que vamos a poner el mundo en fuego”) como melodía para uno de los anuncios más surrealistas de la jornada.

Algunos anuncios no son más que chistes más o menos divertidos o derroches de efectos especiales, mientras que otras marcas prefieren emplear historias entrañables de criadores de caballos que se reencuentran con su amigo equino o apostar por la épica, el patriotrismo y Oprah.

Sin embargo, es curioso que uno de los anuncios con más fuerza de este año sea una pieza que no tiene música, ni estrellas, ni grandes efectos especiales: sólo una narración y una serie de imágenes espectaculares de paisajes rurales.

Y entre estas pequeñas grandes películas publicitarias, los estudios de Hollywood aprovechan para incluir adelantos de algunas de las películas más esperadas de la temporada: Oz the Great and Powerful, Iron Man 3, Fast & Furious 6 o Star Trek: Into Darkness.