Selena Gomez: The Heart Wants What It Wants

De entre las docenas de artistas infantiles surgidos de la cantera de Disney Channel que lo mismo cantan, bailan, protagonizan una serie o ingresan en una clínica de rehabilitación, pocos han conseguido labrarse algo parecido a una carrera. Miley sería una excepción, Selena Gómez podría ser la otra. Para terminar su contrato con Hollywood Records, el sello discográfico propiedad de Disney, y poder fichar con Interscope, la protagonista de Los magos de Waverly Place y Spring Breakers publicará a finales de noviembre un recopilatorio de grandes éxitos titulado For You. Y como es tradición en su carrera, el sencillo con el que lo presenta, la inédita The Heart Wants What It Wants, es una brillante muestra de pop comercial por cortesía, como no, de Rock Mafia.

Es curioso como, a pesar de una tormentosa relación sentimental con Justin Bieber y un par de pasos por centros de rehabilitación, Selena Gomez ha conseguido mantener una imagen pública prácticamente impecable mientras que Miley Cyrus se lleva toda la mala fama.

Tokio Hotel: Love who loves you back

Tokio Hotel es ese grupo alemán liderado por un cantante de look andrógino que, practicando una especie de pseudo rock gótico, consiguió acumular fans adolescentes por toda Europa a finales de la década pasada ante la indiferencia casi absoluta del público anglosajón. Después de publicar Humanoid en octubre de 2009 llevábamos años sin saber nada de ellos… y tampoco los echábamos de menos. Sin embargo, hace unas semanas lanzaban Kings of Suburbia y, sorprendentemente, el sencillo de presentación, Love who loves you back, está bastante bien. No hay nada como abandonar el falso rock y caer en los brazos del pop electrónico.

Aunque Bill Kaulitz se ha despojado de su disfraz de Bjork y su maquillaje de mapache siniestro, sigue jugando a la ambigüedad. El videoclip de Love who loves you back es una especie de versión underground del All the lovers de Kylie Minogue. ¿La razón de este cambio de estilo? Muy sencillo, la canción ha contado como compositores y productores a Rock Mafia, el equipo detrás de otros grandes momentos del pop más descaradamente comercial como See you again, de Miley Cyrus, o Love you like a love song, de Selena Gomez & The Scene.