Lista UK: Número uno para Robbie Williams

Esta semana la lisa británica celebraba la llegada a lo más alto del disco número mil de su historia. El honor ha correspondido a Robbie Williams con su nuevo disco Swing Both Ways. Esta colección de temas nuevos y versiones en clave de swing -el segundo trabajo de Williams en este estilo después de Swing when you are winning, publicado en 2001- marca el regreso de Guy Chambers como productor y compositor del antiguo componente de Take That desde Escapology. Con más de cien mil copias vendidas en su semana de lanzamiento, es el undécimo disco de Robbie Williams que llega al número uno en las islas, un record para un solista masculino que hasta ahora sólo poseía Elvis Presley.

Eminem se mantiene en la segunda plaza con The Marshall Matters LP 2 mientras que en el 3 se estrena Shangri La, el segundo trabajo de una de las revelaciones del año pasado, el jovencísimo rockero Jake Bugg. En el sexto puesto debuta el recopilatorio de despedida de la boyband JLS, mientras que en la novena plaza nos encontramos al número uno de la semana pasada, ArtPop, de Lady Gaga. La lista de novedades se completa con Voices, de Gareth Malone, en el 23; Now and Always: 20 Years of Dreaming, recopilatorio de grandes éxitos de la cantante Gabrielle, en el 38; Baptized, de Daughtry, en el 42; The Wrong Side of Heaven and the Righteous Side of Hell Vol.2 de la banda de metal Five Finger Death Punch, en el 44; Clockwork Angels Tour, de Rush, en el 65; y el set de 6 CDs de The Waterboys, Fisherman’s Box, en el 84.

En la lista de sencillos, Lily Allen es noticia por partida doble. Por un lado, su versión del clásico de Keane, Somewhere Only We Know, se coloca en el número uno mientras que el tema que marca su retorno a la industria después de varios años de silencio, Hard out here, se estrena en el 9. La entrada más fuerte de la semana es para Bastille y Of the Night, el mashup que han hecho con dos clásicos del Eurodance de los 90: Rhythm is a dancer, de Snap, y The Rhythm of the Night, de Corona. Su videoclip no es nada festivo, eso sí.

Por su parte, otro miembro de Take That, Gary Barlow, se estrena en el 3 con Let me go. Se espera que Since I saw you last, su cuarto trabajo en solitario, sea el disco más vendido la próxima semana.

Lista UK: Doblete para Robbie Williams

Robbie Williams ha sido el primer artista que ha conseguido hacer doblete este año en lo más alto de la lista de sencillos y de discos, gracias al éxito de Candy y de Take The Crown: hasta la fecha, todos sus trabajos -con la excepción del (olvidable) Reality killed the Video Star– han conseguido llegar al número uno de la lista británica. Por lo demás, se nota que se acerca la temporada navideña con las entradas de los discos más recientes de André Rieu, Military Wifes o Andrea Bocelli dentro del top 10. También se ve que las boybands gozan de buena salud: el cuarto disco de JLS, Evolution, debuta en el tercer puesto, mientras que The Wanted consiguen con I found you la entrada más fuerte de la semana en la lista de sencillos al situarse en la tercera posición. Que el Autotune consiga que sus voces parezcan intercambiables y que no sean especialmente guapos sólo logra que echemos de menos a Take That o a N’Sync.

En cambio parece que son malos tiempos para artistas consagrados: Aerosmith sólo consiguen entrar en el 14 con su disco Music from another dimension, mientras que Christina Aguilera coloca Your Body en el puesto 16 de la lista de sencillos. Mientas tanto, un anuncio de Windows 8 ha conseguido que recuperemos Everything at once, una canción de un disco editado en 2011 por la interesante Lenka, y que esta semana se coloca en el puesto 76.

Lista UK: Números uno para Calvin Harris y Robbie Williams

Como era de prever, Calvin Harris ha conseguido colocar 18 Months en lo más alto de la lista de discos británica, algo que ya consiguió con Ready for the Weekend en su día. El segundo puesto ha sido para The Abbey Road Sessions, el disco en el que Kylie Minogue ha vuelto a grabar acompañada de una orquesta algunos de sus mayores éxitos, desde sus tiempos junto a Stock, Aitken y Waterman hasta la actualidad, para celebrar sus veinticinco años de carrera. El resultado es un disco en el que canciones como Better the devil you know o I believe in you ganan en oscuridad, dramatismo e intensidad y en el que la australiana ser revela como una cantante mucho más completa de lo que podíamos pensar de ella. Flower, una canción escrita para X, es el único tema inédito del disco.

Otras novedades interesantes de la semana son la de Mick Hucknall, la voz de Simply Red, con un disco de versiones llamado American Soul, en el sexto puesto. En el octavo puesto aparece The Fire, el segundo disco del ganador de la edición de 2010 de Factor X, Matt Cardle, y en el décimo puesto debuta el décimo disco de estudio de los veteranos Madness, Oui Oui Si Si Ja Ja Da Da. En el 14 nos encontramos con Psychedelic Pill de Neil Young & Crazy Horse; en el 36 con la banda sonora de Skyfall a cargo de Thomas Newman; y en el 71 con Heal, el disco de la ganadora del último festival de Eurovisión, Loreen. Tras su actuación en Factor X, Fun. han subido veintinueve posiciones en una semana y colocan Some Nights en el cuarto puesto (puede que sí que haya más vida para la banda después de We Are Young), mientras que Alt+J consiguen su posición más alta en la lista tras llevarse el Mercury Prize. An Awesome Wave está en el 13, tras un incremento en ventas esta semana del 149%.

En la lista de sencillos, el número uno ha sido para Robbie Williams. Aunque el videoclip y la canción llevan sonando desde principios de septiembre, no ha sido hasta esta semana que Candy se ha puesto a la venta en Reino Unido. El tema no está, ni de lejos, a la altura de un Feel, un Rock DJ o un Tripping, pero el público inglés ha respondido mejor que bien, comprando cerca de 137.000 copias de la canción.

Con ésta ya son catorce los números uno que acumula Robbie Williams a lo largo de su carrera, tanto en solitario como junto a Take That, igualando así a Gary Barlow, compañero de grupo y coautor de Candy.

Lista Promusicae: Bob Dylan no puede con Miguel Bosé

Por segunda semana consecutiva, Miguel Bosé sigue en lo más alto de la lista de discos más vendidos en nuestro país con su Papitwo, una nueva colección de duetos con artistas de lo más variado. Aunque sus temas más conocidos ya estaban en el multiplatino Papito, se ve que la idea sigue funcionando y Bob Dylan se ha tenido que conformar con el segundo puesto… que, por otra parte, debe de ser una de las posiciones más altas que haya conseguido el veterano artista en España en las últimas décadas. Otras novedades en el top 10 son la de The XX en el quinto puesto y la de Pet Shop Boys en el décimo.

Cat Power, que se estrenó en el puesto 18 la pasada semana, baja hasta el 32 con Sun. También bajan dieciocho puestos Two Door Cinema Club, pasando del 20 al 38, mientras que The Vaccines bajan del 50 al 67. Calexico debuta en el 35, The Script en el 53 y The Zombie Kids vuelven a entrar en la lista, colocándose en el 88. Aun más abajo se encuentra Nicki Minaj, quien en su segunda semana sube del 97 al 94 con Pink Friday. Destacables son también las 39 semanas que acumula ya en la lista española El Camino de the Black Keys.

En la lista de canciones más vendidas, el número uno es para Juan Magan y Belinda con Te voy a esperar, el tema central de la película de Tadeo Jones. Pablo Alboran entra en el dos con Tanto; nuestro juez favorito de “La Voz”, Melendi, se estrena en el 16 con Lágrimas Desordenadas; Alex Ubago debuta en el 23 con Ella vive en mí y Robbie Williams coloca Candy en el 28. El videoclip consigue que la canción parezca mejor de lo que es.

Psy también comienza su conquista de España: Gangnam Style entra en nuestra lista de canciones en el 34. ¿Ya os sabéis la coreografía?

Canciones para una ceremonia de clausura: Freedom ’90

La ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de Londres fue algo decepcionante por una combinación de varios factores: un sonido mediocre, una realización plana y sin ritmo, un número excesivo de canciones o artistas, algunas ausencias inexplicables y otras decisiones discutibles. Entre estas últimas estaría haberle permitido cantar a George Michael su nuevo sencillo, algo que en una ceremonia cuyo guión giraba en torno a la historia del pop británico no tiene ningún sentido. Afortunadamente, antes nos había cantado uno de los temas emblemáticos de su carrera: Freedom ’90. ¿Cómo olvidar aquel videoclip dirigido por David Fincher y protagonizado por supermodelos como Linda Evangelista, Naomi Campbell o Christy Turlington, entre otras?

Sin embargo, por mucho que lo dijera el comentarista de RTVE, la libertad a la que alude la canción no tiene nada que ver con la libertad sexual. En 1990 George Michael estaba aun muy lejos de ser detenido en unos baños públicos por “conducta impropia” (un hecho que sí que inspiraría su canción Outside, de 1998). Su preocupación principal era mostrarse al mundo como un artista serio y maduro tras sus años practicando pop intrascendente en el duo Wham! y alejarse de la imagen sexual que había explotado en Faith, su debut en solitario. De ahí el título de su segundo trabajo, Listen without prejudice (escucha sin prejuicios) o su negativa a aparecer tanto en la portada del disco como en sus videoclips. La letra de Freedom ’90 (llamada así para distinguirla de un tema del mismo nombre cantado por Wham!) está llena de referencias a su carrera anterior y de su deseo de mostrar al público que hay algo más dentro de sí mismo. No es de extrañar que en el videoclip termine ardiendo su cazadora de cuero y que salten por los aires la guitarra y la máquina de discos que aparecían en el videoclip de Faith.

Lo paradójico del caso es que puede que, vistas desde el año 2012, haya canciones de Wham! o del primer disco en solitario de George Michael que hayan aguantado bastante mejor el paso del tiempo que sus trabajos de supuesta madurez como Older. Curiosamente, Freedom ’90 tuvo unas ventas aceptables en Estados Unidos pero fue un fracaso en Reino Unido, donde no pasó del puesto 28. Cinco años después, otro componente de una banda juvenil utilizó el tema para debutar en solitario, y aunque es una versión más que floja y no parecía indicar que la carrera artística de su intérprete fuera a ser muy larga, Robbie Williams consiguió con ella llegar hasta el segundo puesto de la lista de sencillos británica. Pero eso es otra historia y ya la contaremos en otro momento.