Promusicae; Número uno para Maná, tres para Zahara

La lista de discos más vendidos de España estrena nuevo número uno con el último lanzamiento de Mana: Cama Incendiada. ¡Por lo menos no es un recopilatorio! Auryn están en el dos con Circus Avenue, mientras que en el tercer puesto da la sorpresa Zahara consiguiendo una entrada mucho mejor que sus dos discos anteriores con el que quizás sea su trabajo más personal y arriesgado, Santa.

El resto de novedades de la semana se completa con el disco de versiones a dúo entre Ana Belén y Victor Manuel, Canciones Regaladas, en el 8; el recopilatorio Ultimate Sinatra, de Frank Sinatra, en el 38; McEnroe, con Rugen las flores, en el 43; Alabama Shakes, con Sound & Color, en el 46; Boni, guitarrista de Barricada, en el 50 con Incandescente; y Electric Nana, en el 76 con To Life!

En la lista de canciones, el top 3 está compuesto por El Perdón, una semana más en lo más alto, de Nicky Jam ft Enrique Iglesias, con Mi nuevo vicio, de Paulina Rubio, en el dos y Love me like you do, de Ellie Goulding, en el tres. Como ahora la lista contabiliza también el streaming, las novedades aparecen en la parte baja de la tabla: la entrada más fuerte es la de lo nuevo de Rihanna, American Oxygen, en el 52, mientras que Meghan Trainor sigue homenajeando a los sesenta más coloridos con Dear Mister Husband en el 89.

Lista UK: Número uno para Meghan Trainor

Meghan Trainor ha conseguido lo que no logró Carly Rae Jepsen y ha hecho que el éxito de su sencillo se haya reproducido también con su disco. Title, el debut de la cantante, sigue las claves de All About That Bass y lleva hasta el siglo XXI todos los tics sonoros y temáticos del “bubblegum pop” de los 60.

X, de Ed Sheeran, está en el número dos, y Uptown Special, de Mark Ronson, baja en su segunda semana del primer al tercer puesto. Otras dos novedades se cuelan en el Top10: Modern Nature, de Charlatans, y Unguarded, de Rae Morris. En el 13 debuta F.E.A.R., de Papa Roach; en el 18 Matador, segundo disco en solitario del cantante de Supergrass, Gaz Coombes; y en el 34 We will not be shaken-live, del grupo cristiano Bethel Music. En el 43 y en el 45 aparecen los dos discos que la banda de metal progresivo Periphery ha publicado simultáneamente: Juggernaut-Alpha y Juggernaut-Omega, mientras que en el 44 se cuela The Sum of Its Parts, el sexto disco de Chicane. Completan las novedades de la semana el disco homónimo de Natalie Prass en el 50; For you, el grandes éxitos de Selena Gómez, en el 64; y Man It Feels Like Space Again, de Pond, banda australiana prima hermana de Tame Impala, en el 92.

En la lista de canciones, Uptown Funk, de Mark Ronson ft Bruno Mars, se mantiene en el número uno por séptima semana no consecutiva. En el dos se encuentra ya Take me to church, de Hozier, hasta el tres escala L.A. Love (La La), adelanto del próximo disco de Fergie, mientras que en el cinco debuta FourFiveSeconds, el sencillo en el que Rihanna ha contado con la colaboración de Kanye West y Paul McCartney.

Lista UK: el jefe sigue mandando

Como era de prever, Bruce Springsteen ha debutado esta semana en lo más alto de la lista británica con High Hopes. Con este ya son diez los discos de Springsteen que han ocupado el número uno en el Reino Unido, posición que también ha conseguido en Estados Unidos. En su país natal el rockero de New Jersey puede presumir de haber colocado once de sus trabajos en la primera plaza del Billboard, cifras que le colocan entre los artistas más exitosos de la historia.

La llegada de Springsteen desplaza a Halcyon, de Ellie Goulding, a la segunda posición. Beyoncé, Bastille y Gary Barlow completan el Top5 de una lista que esta semana presenta las siguientes novedades: Post Tropical, de James Vincent McMorrow, en el 28; London Boy American Dreaming del rapero británico DVS en el 53; Dark Days, de Canterbury, en el 84; y Total Striffe Forever, de East India Youth, en el 85.

En la lista de sencillos, Pharrell Williams sigue una semana más en el número uno con Happy, una de las candidatas a llevarse el Oscar a Mejor Canción en la próxima entrega de los premios. Timber, de Pitbull ft Ke$ha, sigue en la segunda posición, al igual que Hey Brother de Avicii en la tercera. Entre las novedades nos encontramos en el 11 al dueto de Shakira y Rihanna, Can’t Remember To Forget You.

Lista UK: Número 1 para Arcade Fire

Arcade Fire ocupan esta semana la primera posición de la lista británica, un hito que ya consiguieron con The Suburbs. Reflektor, un doble disco que quizás sea el trabajo más puramente pop de la banda canadiense, arrebata así el numero uno a Katy Perry, que baja al segundo puesto.

Impulsada por el éxito global de su canción Royals, la joven Lorde debuta en la cuarta posición con Pure Heroine, mientras que en la sexta posición se estrena otra boyband surgida de Factor X, Union J, con su disco homónimo de debut. Otro artista surgido de Factor X, Matt Cardle, entra al once son su tercer trabajo, Porcelain, seguido de otra de las novedades de la semana: Recharged, el disco de remixes de Linkin Park. Otras novedades de la semana son el recopilatorio de grandes éxitos de Paul Potts en el 21; That’s what happens, de Chas & Dave, en el 25; This is what I do, de Boy George, en el 33; Lazers not included, de Wilkinson, en el 46; Corsicana Lemonade, de White Denim, en el 65; Wintersmith, de la veterana banda de folk Steeleye Span, en el 77; Black Radio 2, de Robert Glasper Experiment, en el 86; y Reflections, de David Essex, en el 89.

Destacables son también las reentradas de James Blake con Overgrown, flamante ganador del premio Mercury, en el 23; y la de dos discos del recientemente fallecido Lou Reed: Transformer, en el 35, y el mítico disco The Velvet Underground & Nico en el 76, el de la portada del plátano.

En la lista de sencillos, el nuevo dueto de Eminem y Rihanna, The Monster, incluido en el próximo disco del rapero, ha entrado directamente al número uno, un puesto que no consiguió alcanzar Love the way you lie. Rihanna se convierte así en el único artista, junto a The Beatles y Elvis Presley, en conseguir un numero uno en la lista de sencillos del Reino Unido en siete años consecutivos.

Otras novedades que aparecen en el Top10 son Eat Sleep Rave Repeat, un remix del tema de Fatboy Slim a cargo de Calvin Harris, en el 3; Story of my life, el nuevo sencillo de One Direction, en el 4 (¿Flop?); Children of the sun, de Tinie Tempah ft John Martin; y Show me love (America), de The Wanted.

Hay Grammys para todos

Anoche se celebró la 55ª edición de los premios Grammy y, como es de esperar con unos galardones que tienen decenas de categorías diferentes, estuvieron bastante repartidos y no creo que se pueda decir que alguien fuera el claro triunfador de la noche. Analizando los resultados, podemos hacer las siguientes reflexiones:

-The Black Keys, junto con su productor Dan Auerbach, fueron quienes se llevaron el mayor número de estatuillas a casa: cuatro. Auerbach fue nombrado productor del año, mientras que El Camino se llevó el premio a Mejor Album Rock y Lonely Boy los concedidos a Mejor Canción Rock y Mejor Interpretación Rock.

-El premio para la categoría Record of the Year, que se entrega al artista y al equipo de producción y grabación de la canción fue para Somebody that I used to know, de Gotye ft Kimbra. Sin embargo, en la categoría Song of the Year, donde se premia a los compositores del tema ganador, la gramolita fue para We are young de Fun. ft Janelle Monáe. Curiosamente, Gotye no estaba nominado a este premio. El australiano de origen belga sí que se llevó a casa los de Mejor Interpretación Pop para Dúo o Grupo y el de Mejor Disco Alternativo para Making Mirrors, arrebatándoselo a los últimos trabajos de Fiona Apple, Björk, Tom Waits y M83.

-Fun. se llevaron el premio a Mejor Nuevo Artista. Sin embargo, Some Nights es el segundo disco de esta banda creada en 2008 (aunque, como explican las bases de la organización, este premio es para el artista que publica el primer trabajo que establece su imagen pública).

-El premio para el Mejor Album del Año fue para Babel de Mumford & Sons. Curiosamente, el grupo británico era candidato también al premio a Mejor Disco de Americana, galardón que finalmente recayó en Slipstream, de Bonnie Raitt. ¿Es entonces este disco mejor que Babel? Por cierto, con éste ya son diez los Grammys que acumula Raitt a lo largo de su carrera.

-Adele pronto podría superarla, porque gracias al premio recibido este año por su versión en vivo de Set fire to the rain del disco Live at the Royal Albert Hall a Mejor Interpretación Pop Solista ya acumula nueve Grammys. Skyfall no podía ser candidata este año, pero sí podrá serlo el que viene.

-La primera ganadora de American Idol, Kelly Clarkson, ganó el premio a Mejor Disco Pop por Stronger, venciendo a Ceremonials, de Florence + The Machine; Some Nights, de Fun.; Overexposed, de Maroon5 y The Truth About Love, de Pink. Bastante discutible, la verdad.

-En lo que se refiere a Pop Tradicional, el premio fue para Kisses on the Bottom, el disco de versiones de Paul McCartney, frente a sendos discos navideños de Michael Bublé y Carole King.

-En las categorías de Dance y Electrónica, el gran triunfador fue Skrillex, mientras que en las de Rap fueron Jay-Z y Kanye West, quienes acabaron la noche con tres estatuillas. Drake ganó el premio a Mejor Disco de Rap por Take Care, mientras que Frank Ocean ganó el de Mejor Disco de Urban Contemporary por su brillante Channel Orange. Miguel consiguió el premio a Mejor Canción R&B gracias a Adorn.

-Otros premiados de la noche fueron Beyoncé, ganadora del premio a Mejor Interpretación de R&B Tradicional, por Love on Top; Usher, ganador del premio a Mejor Interpretación de R&B por Climax; Carrie Underwood, otra ganadora de American Idol, se llevó un par de galardones en las categorías de Country, mientras que Juanes ganó el de Mejor Disco de Pop Latino por su Unplugged; el mítico Ravi Shankar, recientemente fallecido, fue galardonado con el premio a mejor disco de World Music para The Living Room Sessions Part 1; el disco de la versión para teatro musical de la película Once ganó en su categoría, mientras que el de mejor banda sonora fue para Midnight in Paris en la categoría de recopilación y para Trent Reznor y Atticus Ross por su trabajo para la adaptación de David Fincher de Los hombres que no amaban a las mujeres.

-Taylor Swift no se fue de vacío: Safe & Sound, su colaboración con The Civil Wars para la banda sonora de Los Juegos del Hambre, ganó en la categoría de Mejor Canción Escrita para un Medio Visual.

-Y el premio al mejor videoclip fue para Rihanna y Calvin Harris por We Found Love.

Lista UK: Olly Murs y Rihanna, triunfadores de la semana.

Rihanna ha colocado Unapologetic en lo más alto de la lista británica y se une así al club de artistas femeninas que han conseguido colocar consecutivamente tres discos en el número uno. Las otras son Madonna, Eva Cassidy, Norah Jones y Susan Boyle. Con apenas 24 años, la de Barbados tiene tiempo de sobra para batir muchos records. ¿Su secreto? Sacar un disco cada año, concibiéndolos como colecciones de temas sin demasiada coherencia entre sí y asegurándose de que dos o tres sean capaces de convertirse en un éxito masivo. Diamonds es el último ejemplo.

Otras novedades que se colocan entre los discos más vendidos son DNA, el primer disco de Little Mix, el grupo femenino que ganó la octava edición de Factor X, en el tercer puesto. No sé qué sería de la industria discográfica británica sin este programa y Simon Cowell. En el cuarto debuta Celebration Day, el disco en directo de Led Zeppelin que recoge el concierto que hicieron en el 02 Arena en 2007, mientras que en el quinto puesto aparece la reedición del disco de canciones navideñas de Michael Bublé. Decepcionantes son las entradas del cuarto disco de Susan Boyle, Standing Ovation: The Greatest Songs from the Stage, en el séptimo puesto y del último trabajo de Example, The Evolution of Man, que sólo consigue entrar en 13. Playing in the shadows, su anterior disco, entró directamente al número uno. Quizás se debe a la apuesta de Example por un sonido más oscuro y menos orientado exclusivamente a las pistas de baile. O la fama, que viene y va caprichosa.

Peor le ha ido al disco en directo de Amy Winehouse, At the BBC, que sólo entra al 83. En la lista de sencillos, Olly Murs, finalista de otra edición de Factor X, consigue su cuarto número uno con Troublemaker.

El éxito de Murs ha relegado el regreso de Girls Aloud con el sencillo benéfico Something New al segundo puesto. La otra novedad en el top10 es la de Alicia Keys con Girl on Fire, el adelanto de su próximo disco.

Lista UK: números uno para Muse y Rihanna

Ya cómodamente instalados en el mainstream y convertidos en abanderados del rock de estadio con grandilocuentes montajes, Muse ha conseguido colocarse con facilidad en lo más alto de la lista de discos más vendidos en Reino Unido con The 2nd Law. Otras novedades de la semana son la de The Overtones, una boyband que hace versiones en clave Doo-woop de temas como Perfect de Fairground Atraction o Unforgettable de Nat King Cole, en el sexto puesto; la de Van Morrison en el 15 con Born to sign – No plan B; la de Beth Orton en el 26 con su primer disco en seis años, Sugaring Season; la de Tori Amos en el 36 con Gold Dust, el disco en el que la cantante revisita varias canciones de su carrera junto a la Orquesta Metropole; o la de Lupe Fiasco en el 60 con Food & Liquor II: The Great American Rap Album Pt. 1. Pero como en el diez nos encontramos con el debut de una nueva edición de los grandes éxitos de la Electric Light Orchestra, vamos a aprovechar para recuperar un clásico de la banda: Livin’ Thing, un éxito intemporal de 1976.

El número 1 de la lista de sencillos ha estado muy reñido esta semana, pero finalmente ha sido Rihanna la que se ha colocado en lo más alto con Diamonds, el adelanto de su próximo disco. La de Barbados sabe perfectamente que en el actual panorama musical es más práctico tener sencillos de éxito que discos coherentes y con esta canción ha vuelto a demostrarlo. En el Billboard americano ha debutado en el 16, así que ya veremos en las próximas semanas si consigue o no su duodécimo número uno en Estados Unidos. El número dos tanto en el Billboard como en UK es Gangnam Style, mientras que el tercer puesto en la lista británica es para One Direction y Live while we’re young. Adele, por su parte, ha conseguido debutar en el cuarto puesto con Skyfall a pesar de que la canción sólo lleva a la venta desde la 0:07 del pasado viernes: en apenas dos días ha vendido ya 84.000 copias. Mucho, mucho más abajo, en el 82 nos encontramos con la primera aparición en lista de una de mis canciones favoritas de 2012 (aunque en realidad fue editada en 2010): la muy pop y muy animada Anna Sun, de los estadounidenses Walk the Moon.

Lista UK: Amy MacDonald debuta en el número 2.

La lucha por encabezar la lista británica estuvo muy reñida esta semana: apenas mil copias separaron a los tres artistas que se colocaron en el podio. Por tercera semana consecutiva, Gary Barlow y The Commenwealth Band repitieron en lo más alto con el disco de conmemoración del Jubileo de Isabel II y del que lo más interesante que se puede decir es que, con una duración de 27 minutos, es el disco más corto en ocupar el número uno en la historia de esta lista. Usher se ha tenido que conformar con la tercera plaza para su Looking 4 myself, mientras que el número dos ha sido para el nuevo disco de Amy MacDonald, Life in a beautiful light. Slow it down es el sencillo de presentación con un videoclip grabado en España.

Con apenas veinte años, Amy MacDonald debutó con This is the life a mediados de 2007 y fue conquistando los mercados europeos en los siguientes meses -o años en el caso de España- sobre todo a partir del éxito de su cuarto sencillo, la canción que daba título al disco. En total, la cantante escocesa vendió unos tres millones de ejemplares de su ópera prima. Sin embargo, las cifras no se repitieron con su segundo trabajo, A Curious Thing, al que los críticos tacharon de superficial y continuista. A diferencia de éste, que fue compuesto en medio de una gira mundial, Amy MacDonald ha dedicado un año a trabajar con calma en este tercer disco, con el que se jugaba recuperar su popularidad o condenarse al ostracismo definitivamente. Para ello, ha repetido una vez más con Pete Wilkinson como productor y no ha cambiado sustancialmente su estilo: melodías nostálgicas y guitarras para acompañar a su profunda voz. El resultado parece haber convencido, de momento, a los críticos y al público.

Otras novedades interesantes en la lista inglesa de este semana son la entrada en el 13 del último trabajo de Maximo Park y la del quinto disco de Hot Chip, In our heads, un puesto más abajo. Todo el mundo vuelve a hablar maravillas del pop electrónico e inteligente de este grupo que siempre acierta con sus sencillos y sus videoclips. Para Night and Day han contado con la colaboración del veterano actor Terence Stamp.

73 semanas después, el fenómeno Adele parece que empieza a remitir y 21 se mantiene esta semana en el 12. También se mantienen bien el Talk that talk de Rihanna y el Born to die, de Lana del Rey, ambas entre los veinte discos más vendidos. No pueden decir lo mismo Scissor Sister, que en su tercera semana bajan hasta el puesto 51 con Magic Hour, el trabajo más flojo de su carrera. Peor le han ido las cosas a The Gossip, que apenas han aguantado una semana en la lista con A Joyful Noise, un disco que habría merecido mucha mejor suerte. No, Madonna tampoco está entre los 100 discos más vendidos con su MDNA.

En la lista de sencillos la triunfadora absoluta ha sido Cheryl Cole que ha despachado en una sola semana 153.000 copias de Call my name, el adelanto de su tercer trabajo en solitario. El tema no es más que una canción pensada para bailar este verano, sin mayores pretensiones ni interés.

Aquí es que somos más fans de Nicola Roberts. Entre los veinte primeros puestos encontramos propuestas más atractivas como Princess of China de Coldplay y Rihanna en el 4; Where have you been, de Rihanna (y Calvin Harris) en el 11; la ubicua Somebody that I used to know de Gotye, en el 16; o Euphoria de Loreen, convertida ya en una de las canciones eurovisivas más exitosas de los últimos años, en el 20.

RESUMEN MUSICAL ANUAL

Se acaba 2011 y llega el momento de hacer los tradicionales resumenes con lo mejor del año. Esta vez me desentiendo del formato lista basada en las reproducciones de LastFM (más que nada porque las canciones que más he escuchado durante estos últimos 12 meses fueron publicadas el año pasado: 3. Sufrir, de Javiera Mena; 2. Cooler than me, de Mike Posner; 1. Bombay, de El Guincho). Además, en un año como 2011 que ha estado dominado por una artista de una manera tan evidente, no tiene mucho sentido dudar de quien ocuparía el puesto más alto de la lista. No puede ser otra que Adele.

Adele ha sido la artista del 2011, sin ninguna duda. A principios de año comenzó a sonar en las radios británicas “Rolling in the deep”, convertida ya en un clásico intemporal, y desde que a finales de enero se publicó “21”, su segundo disco, Adele no ha hecho más que acumular records de ventas con cifras que parecen de otra época: 18 semanas en lo más alto de la lista de ventas británica; 13 semanas en lo más alto de Billboard; número 1 en 24 países; 14 millones de copias vendidas que, después de los Grammys, aun serán más… Quienes pudimos verla en directo en su concierto en La Riviera pudimos comprobar que a la chica le sobra voz, simpatía y talento. “21” es uno de esos discos que se disfrutan de principio a fin, gracias a canciones como “Set fire to the rain”, “Turning Tables”, “Don’t you remember” y la emocionante “Someone like you”.

Seguramente, gran parte del éxito de Adele se deba a que el estilo clásico y sencillo de su música brilla con luz propia en un panorama musical donde, comercialmente, han triunfado en años recientes propuestas de sonidos electrónicos, artistas prefabricados y donde se ha dado más importancia a la imagen que a lo propiamente musical. Llamar la atención por parecer más diferente y original de lo que realmente se es ha sido también el secreto de Lana del Rey para llamar la atención de algo más que el público alternativo y convertirse en la próxima artista revelación. Hipnótica y grave, “Video Games” es mi canción favorita del 2011.

2011 fue también el año en que Katy Perry igualó el record de Michael Jackson al conseguir que cinco canciones de su “Teenage Dream” alcanzaran el número 1 en la lista de sencillos del Billboard; y en el que Lady Gaga publicó su segundo disco. “Born this way” es un digno sucesor de “The Fame” y acumula tantos o más aciertos musicales que “The Fame Monster”. Sin embargo, todo lo que ha rodeado a su lanzamiento, desde su horrenda portada hasta la inadecuada selección de los temas escogidos como sencillos (“Judas” o “You & I”, ¿por qué?), pasando por el patinazo del videoclip de “The edge of glory” o el absurdo aire de trascendencia con el que Lady Gaga rodea últimamente todo lo que hace no consiguen más que empañar sus méritos. Stefania Germanotta debería saber que lo que nos atrajo de ella era la frescura con la que cabalgaba encima de un delfín hinchable en “Just Dance” o la irreverencia tarantinesca de “Telephone”. Rodear “Marry the night” de un videoclip de diez minutos con aires a lo “Cisne Negro” es ridículo y contraproducente.

David Guetta volvió a publicar disco en 2011 y la huella de su estilo de hacer música de baile se siguió notando en las propuestas discográficas de artistas como Britney Spears. Maroon5 y Christina Aguilera se recuperaron de sus batacazos comerciales del 2010 con “Moves like Jagger”, un sencillo cuyo éxito pilló a todos por sorpresa. Coldplay nos sorprendió con su homenaje al “Ritmo de la Noche”. Beyoncé consiguió grandes críticas con su “4”, aunque ninguno de sus sencillos han igualado el éxito de los extraídos de “I am… Sasha Fierce”. Nicola Roberts dejó de ser la pelirroja de las Girls Aloud para sorprendernos con unos de los discos pop más brillantes del años. Selena Gomez demostró ser la chica Diseney más lista y volvió a convencerme con un sencillo tan redondo como “Love you like a love song”. Rebecca Black se convirtió en la reina de Youtube gracias a “Fiday”. Lena repitió participación en Eurovision con una canción más que interesante. Rihanna apostó por un desconocido para el gran público como Calvin Harris y consiguió uno de los mayores éxitos comerciales de su carrera con “We found love” (“Where Have You Been”, la otra canción de Rihanna producida por Harris será un éxito en 2012, seguro). Por su parte, Calvin publicó un par de sencillos este año: “Bounce” y “Feel so real”. Personalmente, me quedo con el segundo. Sin embargo, en este estilo, mi canción del año es “Changed the way you kiss me”, del zapatillero Example.

En lo que respecta a sonidos más alternativos, Bon Iver publicó su segundo disco y demostró que la electrónica también llegó a su cabaña. Tanto su disco homónimo como la segunda entrega de los Fleet Foxes, “Helplessness Blues”, son la banda sonora ideal para soportar una mañana de resaca o salir a pasar la noche al bosque, alrededor de una hoguera. Son discos que es fácil definir con la palabra “bonito” sin ninguna connotación peyorativa, como lo son también el de Girls o el tercer trabajo de Laura Marling. Precioso es también el sonido electrónico de The Sound of Arrows, quienes por fin publicaron su primer trabajo después de dos años de espera. Con su aire melancólico e influencias que van desde Vangelis a los Pet Shop Boys, “Voyager” no me decepcionó. Tampoco decepcionaron las nuevas entregas de Cutcopy, el disco de madurez de The Horrors, la clase de francés que nos dio Mika con “Elle me dit”, los sencillos que fue publicando Kanye West de su magistral “My beautiful Dark Twisted Fantasy” (a su lado Drake parece un vulgar aprendiz), o la apoteósica “How Deep Is Your Love” de The Rapture. Hace unas semanas, descubrí a otro de los artistas a los que hay que seguir la pista en 2012: Bright Light Bright Light, bautizado por los críticos británicos como “la versión masculina de Robyn”. Afortunadamente para él, es bastante más guapo.

En España, mientras tanto, el triunfador del año ha sido Pablo Alborán que saltó de las redes sociales al puesto más alto de las listas gracias a sus canciones y a la inestimable ayuda de su físico. Amaral demostraron no necesitar el apoyo de una multinacional para seguir vendiendo discos. La Oreja de Van Gogh se fue a Suecia para hacer como que renovaba su sonido. Amaia Montero no lo renovó. Russian Red dijo en una entrevista que era de derechas y se montó una absurda polémica. Virgina Labuat demostró que es lo mejor que ha salido de Operación Triunfo en años (las dos últimas ediciones no cuentan). La Casa Azul publicó, por fin, “La Polinesia Meridional” y consiguió superar las dudas que había sembrado con “Todas tus amigas”. La música en catalán alcanzó cifras de ventas muy estimables gracias a Manel y Antonia Font (“Calgary 88” es una de las mejores canciones del año). Vetusta Morla se confirmó con “Mapas” como uno de los grupos más vendedores e interesantes de este país. Sok Noel fue número 1 en la lista de sencillos de Reino Unido con su “Loka People”, Cristiano Ronaldo convirtió “Ai Se Eu Te Pego” en un éxito superventas y los 40 Principales concedieron a “Danza Kuduro” el premio a Mejor Canción en español (“Party Rock Anthem”, de LMFAO, fue la ganadora en la categoría de lengua extranjera) y con esto creo que no hace falta decir nada sobre el negro presente de la industria musical española.

2011 fue también el año en que celebramos el vigésimo aniversario de la publicación de “Never Mind” de Nirvana y del “Achtung Baby” de U2. Liam y Noel Gallagher publicaron sus primeros discos en solitario tras la ruptura de Oasis (ganó Noel, como era de esperar). Radiohead publicó “The King of Limbs”, pero ya sólo le hacen caso sus fans y críticos más entregados. 2011 también fue el año en que REM anunció su separación y en el que nos dejó Amy Winehouse, dejando un vacío irremplazable. El año que viene, más.