Videoclips con pareja de baile

Hace pocos días Ed Sheeran estrenaba el videoclip de Thinking Out Loud, tercer sencillo de X, el que seguramente será uno de los discos más vendidos de este 2014. El cantante pelirrojo sigue con su propósito de alejarse de la imagen de cantautor tristón de The A Team y después de aliarse con Pharrell Williams ha decidido protagonizar un videoclip que consiste básicamente en una coreografía en pareja que haría las delicias de Marbelys en Fama. Definida por el propio Sheeran como una canción para caminar hasta el altar, su compañera en el videoclip es Brittany Cherry, participante de la décima edición del programa estadounidense So You Think You Can Dance.

Ed Sheeran no es el primero en grabar un videoclip de este tipo. En 2012 Pink protagonizó su propia coreografía en pareja con el bailarín de Broadway Colt Prattes para Try. Inspirándose en el Tango Apache, un intenso género de baile nacido en los bajos fondos de París a principios del siglo XX y que representa el enfrentamiento violento entre dos amantes (o una prostituta y su chulo), el videoclip se ha terminado convirtiendo en uno de los más representativos de la cantante, que repitió la coreografía en diversas actuaciones en directo y a lo largo de su gira, y seguramente fue una gran ayuda para que Try se colocara en el número uno de la lista de canciones más vendidas en nuestro país.

Es cierto que toda estrella pop que se precie suele protagonizar coreografías más o menos vistosas en sus videoclips. Sin embargo, no son muchas las que se animan a firmar bailes de este tipo, seguramente por no tener que compartir protagonismo con otro bailarín y asegurarse los primeros planos. Alanis Morissette se animó a grabar en 1999 un videoclip de este tipo con su novio de entonces, el actor Dash Mihok (visto en películas como el Romeo y Julieta de Baz Luhrmann o La Delgada Línea Roja y series de televisión como Ray Donovan), para So Pure. En menos de tres minutos los dos bailan diferentes estilos a través del tiempo: salsa, swing, claqué, contemporáneo… A pesar de que uno de sus versos daba nombre al disco, Supposed Former Infatuation Junkie, y de que es uno de los temas más redondos del mismo gracias a su sencillez y su melodía pop, So Pure pasó más que desapercibido de una forma injusta. Tanto el tema como su videoclip son más que reivindicables.

Bailar es algo serio y Kate Bush lo demostró con el videoclip para Running Up That Hill, tema de 1985 y uno de los mayores éxitos comerciales de su carrera. En compañía del bailarín francés Michael Hervieu, Bush quiso hacer un video donde el baile no fuera la típica coreografía pop sino que conservara la elegancia, la seriedad y la expresividad de la danza clásica. Aunque en realidad, es más bien una bonita muestra de baile contemporáneo que complementa perfectamente a la canción.

De todas formas, no puedo terminar un artículo así sin mencionar a Sophie Ellis-Bextor, que nos recordó los peligros de los bailes de salón en el himno de su carrera, Murder on the Dancefloor.

Lista UK: Justin Timberlake aguanta en lo más alto

Por segunda semana consecutiva, Justin Timberlake se sitúa en el número uno de la lista de discos más vendidos en Reino Unido. Delta Machine, el último trabajo de Depeche Mode, se tiene que conformar con la segunda plaza. No está mal si consideramos que Heaven puede ser el sencillo de presentación más soso de toda su carrera. Afortunadamente, Soothe my soul se acerca más a lo que esperamos del grupo.

The Strokes, uno de esos grupos esenciales para entender la década de los 00’s, se colocan en el décimo puesto con su quinto disco, Comedown Machine. Eric Clapton se sitúa en el 13 con Old Sock y los debutantes Peace entran al 16 con In love. Simple Minds entran en el 19 con un nuevo recopilatorio de grandes éxitos. El rappero Lil’ Wayne entra en el 29 con I am not a human being II y Iron Maiden aparecen un puesto más abajo con Maiden England ’88, reedición en formato disco de un vídeo en directo a la mítica banda. Otras novedades destacables de la semana son las de OneRepublic en el 35 con Native y Edwyn Collins en el 66 con Understated.

En la lista de sencillos el número uno es para Let’s get ready to rhumble, una canción de 1994 a cargo de un dúo de presentadores y humoristas británicos, conocidos en los noventa como PJ and Duncan y en la actualidad como Ant and Dec. Y todo porque hace una semana la cantaron en su programa… Peculiaridades británicas aparte, en el segundo puesto y subiendo desde hace semanas, se coloca Just give me a reason, la balada de Pink y el cantante de Fun., Nate Ruess.