Archivo de la etiqueta: Ohlos00

The way I are a telephone

Ayer estábamos pasando el rato viendo videoclips en 40TV, esa cadena donde se atreven a emitir como “clásicos” clips de artistas que jamas sonaron en los 40 principales como Fiona Apple o Sigur Ros. VH1, mientras tanto, recordaba la década de los ceros con temas como el The way I are, de Timbaland ft Keri Hilson & D.O.E, una canción que sonó repetidas veces en la primera edición de Fama, a bailar.

Editado en julio de 2007, The way I are fue el segundo sencillo de Shock Value, disco en solitario que Timbaland publicó cuando era el productor más de moda del mundo gracias a su trabajo con Justin Timberlake en FutureSex/LoveSounds y con Nelly Furtado en Loose. Así pues, sólo tuvo que hacer unas llamadas de teléfono para contar con ellos dos en su disco, además de a 50 Cent, Dr. Dre, The Hives, Fall Out Boy, OneRepublic y hasta Elton John. A pesar de todo, Shock Value sólo llegó a un quinto puesto en el Billboard y a una segunda posición en las listas ingleas. Eso sí, los críticos alabaron a Timbaland por haber incorporado sonidos futuristas a la música negra del momento, aportando un toque electrónico, sexy y sofisticado al rnb de siempre. The way I are es uno de los mejores ejemplos del estilo Timbaland al que hasta Madonna se acabaría rindiendo pidiéndole que produjera Hard Candy, su último intento en serio de ser relevante y comercial para la juventud estadounidense. La canción vendió tres millones de copias en USA, fue número uno en UK, sirvió para que Keri Hilson iniciara su carrera como cantante en solitario después de años componiendo para otros artistas como The Pussycat Dolls y Britney Spears… pero si me llamó la atención anoche es porque, si aceleramos un poco el ritmo, acaba sonando igual que el “‘Cause I’m out in the club and I’m sippin’ that bub, and you’re not gonna reach my telephone” del Telephone de Lady Gaga ft Beyoncé, un tema que no necesita presentación.

Los de Popjustice ya destacaron esta similitud en su momento… ¿será que al final todas las canciones se parecen a otras?

Canciones para cerrar septiembre: “Wake me up when september ends”

¿Es septiembre el mes que más canciones ha inspirado en la historia del pop? ¿Será quizás por la melancolía que desprende el final del verano y la llegada del otoño? Wake me up when september ends, el cuarto sencillo de American Idiot -disco publicado precisamente un 20 de septiembre de 2004- confirmaba el resurgimiento comercial de Green Day y su salto de banda macarra de afterpunk autora de energéticas canciones de dos minutos de duración a banda adulta de rock con meditabundas canciones de largos minutos de duración. Todo tenía su lógica: American Idiot, un disco que la banda decidió grabar después de que alguien robara del estudio las pistas de grabación del que hubiera sido su séptimo disco, Cigarettes and Valentines, es una Opera Punk-Rock inspirada por The Who y que cuenta la vida del Jesús of Suburbia, un antihéroe adolescente que representa a una generación perdida en un siglo nuevo marcado por la penosa administración Bush y la Guerra de Irak. Precisamente en torno a ésta última gira el videoclip del tema, protagonizado por Jamie Bell y Evan Rachel Wood y dirigido por Samuel Bayer, responsable de obras maestras como Smell like teen spirits de Nirvana, No Rain de Blind Melon o Zombie de The Cramberries.

Sin embargo, Wake me up when september ends es una canción inspirada por la muerte del padre de Billie Joe Armstrong en septiembre de 1982 cuando el futuro cantante de Green Day tenía diez años. El propio Armstrong ha declarado que es la canción más autobiográfica del grupo y que componerla fue una experiencia terapéutica. El resultado es seguramente una de las canciones más melancólicas de Green Day (con permiso de When I come around y Good Riddance, de las que se esfuerza en ser digna seguidora) y también una de las más exitosas de su carrera… aunque en España, en aquella época, pasó algo desapercibida porque en las radios se quedó atascado como sencillo la mucho más cansina Boulevard of broken dreams.

MÚSICA DOMINGUERA

Hablando el otro domingo de Bananarama, mencionamos a los productores Stock, Aitken y Waterman como las mentes detrás de su éxito y el de otros artistas de finales de los ochenta. De todos ellos, la única que ha conseguido labrarse una carrera digna ha sido Kylie Minogue. La pequeña australiana despierta fanatismos como pocas artistas y ha sabido reinventarse varias veces. Pasó de ser un producto pop sin pretensiones en los ochenta a labrarse una imagen propia y tomer las riendas de su carrera durante los noventa. Sin embargo, aunque en la última década del siglo XX consiguió ganar en credibilidad artística gracias, por ejemplo, a su famoso dueto con Nick Cave, su popularidad descendió considerablemente hasta que en el año 2000 se enfundó en unos minipantaloncillos dorados y volvió a hacer lo que mejor sabe: música de baile.

“Spinning around”, una canción compuesta en principio para un supuesto disco de regreso de Paula Abdul que nunca llegó a publicarse, se convirtió en el primer número uno de Kylie Minogue en la listas británicas desde “Tears on my pillow”. Sería el inicio de una serie de éxitos para la cantante durante toda esta década. Quitando la ligera decepción que supuso “X” y ese desconcertante “2 Hearts”, si en algo es maestra la minidiva de las antipodas es hacer buenos sencillos.

MÚSICA DOMINGUERA

Como este fin de semana me voy a la sierra y no sé si tendré un ordenador cerca el domingo, la música dominguera se convierte en música de viernes. Seguimos repasando grandes canciones de la década. Hoy le toca a Maroon 5 y la canción con la que el mundo les descubrió: This Love.

¡Pasadlo bien!