Lista UK: Número uno para Muse

Los cada vez más fácilmente parodiables Muse consiguen su quinto número uno en la lista inglesa después de haber despachado más de 70.000 copias de Drones. Florence + The Machine pierden la privilegiada posición y bajan esta semana al segundo puesto con How big. How blue. How beautiful.

El resto de novedades de la semana se completa con Alternative Light Source, de Leftfield, en el 6; la reedición del Sticky Fingers, de Rolling Stones, en el 7; Beneath the skin, de los islandeses Of Monsters and Men, en el 10; FFS, el disco conjunto de Franz Ferdinand y Sparks, en el 17; Ones and Zeros, de Young Guns, en el 21; Cauterize, de Tremonti, en el 23; Pete Townshend’s Classic Quadrophenia, versión del clásico de The Who a cargo de la orquesta filarmónica de Londres, en el 32; Skeleton Crew, del dúo de folk de Kansas formado por madre e hijo Madisen Ward and the Mama Bear, en el 50; Pharmacy, de Galantis, en el 97; y Class, de Lafontaines, en el 98.

En la lista de canciones, Want you to want me, de Jason Derulo, sigue en el número uno por tercera semana consecutiva. Walk the moon ascienden desde el 75 hasta el 8 con Shut up and dance mientras que la entrada más fuerte es la de Zedd y Selena Gomez, en el 14 con I want you to know.

Otras novedades de la semana son la de Fire Under My Feet, de Leona Lewis, en el 51, Can’t feel my fire, de Weeknd, en el 56; o Ghost Town, de Adam Lambert, en el 82.

UK vs USA: Lo más vendido del año

Seguimos repasando lo que ha dado de sí 2012 echando un vistazo a lo más vendido en Reino Unido y Estados Unidos durante los últimos doce meses. Hay nombres que se repiten a ambos lados del Atlántico, pero también curiosas diferencias. La más notable es que el disco más vendido en UK, Our Version of Events, de Emeli Sandé, con ventas superiores al millón de copias, no ha existido para los estadounidenses. En Estados Unidos, según los datos del Billboard, el disco más exitoso del año ha sido, una vez más, 21 de Adele. En su país natal, 21 ha conseguido ser el segundo disco más vendido del 2012: desde que se editó en enero de 2011 sus ventas en todo el mundo superan las venticinco millones de copias. Y eso habiendo publicado sólo tres sencillos y pasando de hacer videoclips para sus temas. Skyfall, por cierto, ha terminado vendiendo más de medio millón de copias en Reino Unido.

El top5 de discos más vendidos en el mercado británico se completa con la ópera prima de Ed Sheeram, +; Born to Die, de Lana del Rey (que en la lista anual del Billboard, en cambio, sólo consigue colocarse en el puesto 70. En todo el mundo, han sido más de tres millones las copias que ha vendido) y Take me home, de One Direction. En Estados Unidos, nos encontramos con el disco navideño de Michael Bublé en el segundo puesto, seguido de Take Care, de Drake; Red, de Taylor Swift; y Up all night, de One Direction. Destacables son las posiciones conseguidas por grupos como Mumford & Sons (Babel es el sexto disco más vendido en UK, séptimo en USA), Coldplay (Mylo Xyloto se coloca en el 9 en UK y en el 17 en USA) o The Black Keys (El Camino termina 2012 en el puesto 38 en UK y en el décimo en USA). Yo pronostico que Lonely Boy acabará sustituyendo al Seven Nation Army de The White Stripes en estadios y cierres de discotecas.

En cambio, no creo que estén muy contentos con sus resultados anuales artistas como The Killers (Battle Born se coloca en el puesto 27 en UK y en el 140 en USA), Muse (The Second Law está en el 32 en UK y en el 154 en USA) o Madonna (MDNA no está entre los cuarenta discos más vendidos en UK este 2012, mientras que en USA ha conseguido colocarse en el 44).

En lo referente a sencillos, la coincidencia es total en el mercado británico y estadounidense: Las tres canciones del año han sido We Are Young, de Fun. ft Janelle Monae; Call me maybe, de Carly Rae Jepsen; y Somebody that I Used to Know, de Gotye ft Kimbra en lo más alto de ambas listas.

Considerando los millones de copias vendidas en todo el mundo de esta canción y el hecho de que su disco Making Mirrors también se ha vendido bastante bien (termina el año en el puesto 27 del Billboard y unas ventas mundiales que se acercan a los dos millones), Gotye ha ganado suficiente dinero como para no tener que preocuparse por ser una “One Hit Wonder”. Por su parte, Fun. ha colocado Some Nights en el puesto 14 de los sencillos del 2012 para el Billboard, mientras que su disco ha terminado también el año en una buena posición (23 en UK y 20 en USA). Peor lo tiene Carly Rae Jepsen, cuyo disco no aparece por ninguna parte, y sólo puede presumir de haber tenido otro pequeño éxito gracias a su dueto con Owl City, Good Time (puesto 38 en USA).

En UK, el top 5 se completa con Titanium, de David Guetta ft Sia (puesto 24 en USA), e Impossible, de James Arthur. En USA, el cuarto y el quinto puesto son para Payphone, de Maroon 5 (puesto 9 en UK), y Lights, de Ellie Goulding, un éxito tan tardío como sorprendente. ¿Y Gangnam Style? Pues termina el año como sexto sencillo más vendido en UK y en el 47 para Billboard.

Lista UK: números uno para Muse y Rihanna

Ya cómodamente instalados en el mainstream y convertidos en abanderados del rock de estadio con grandilocuentes montajes, Muse ha conseguido colocarse con facilidad en lo más alto de la lista de discos más vendidos en Reino Unido con The 2nd Law. Otras novedades de la semana son la de The Overtones, una boyband que hace versiones en clave Doo-woop de temas como Perfect de Fairground Atraction o Unforgettable de Nat King Cole, en el sexto puesto; la de Van Morrison en el 15 con Born to sign – No plan B; la de Beth Orton en el 26 con su primer disco en seis años, Sugaring Season; la de Tori Amos en el 36 con Gold Dust, el disco en el que la cantante revisita varias canciones de su carrera junto a la Orquesta Metropole; o la de Lupe Fiasco en el 60 con Food & Liquor II: The Great American Rap Album Pt. 1. Pero como en el diez nos encontramos con el debut de una nueva edición de los grandes éxitos de la Electric Light Orchestra, vamos a aprovechar para recuperar un clásico de la banda: Livin’ Thing, un éxito intemporal de 1976.

El número 1 de la lista de sencillos ha estado muy reñido esta semana, pero finalmente ha sido Rihanna la que se ha colocado en lo más alto con Diamonds, el adelanto de su próximo disco. La de Barbados sabe perfectamente que en el actual panorama musical es más práctico tener sencillos de éxito que discos coherentes y con esta canción ha vuelto a demostrarlo. En el Billboard americano ha debutado en el 16, así que ya veremos en las próximas semanas si consigue o no su duodécimo número uno en Estados Unidos. El número dos tanto en el Billboard como en UK es Gangnam Style, mientras que el tercer puesto en la lista británica es para One Direction y Live while we’re young. Adele, por su parte, ha conseguido debutar en el cuarto puesto con Skyfall a pesar de que la canción sólo lleva a la venta desde la 0:07 del pasado viernes: en apenas dos días ha vendido ya 84.000 copias. Mucho, mucho más abajo, en el 82 nos encontramos con la primera aparición en lista de una de mis canciones favoritas de 2012 (aunque en realidad fue editada en 2010): la muy pop y muy animada Anna Sun, de los estadounidenses Walk the Moon.

Lista UK: repaso de los primeros seis meses de 2012

La lista inglesa de discos estrena nuevo número 1: Living things, de Linkin Park, cuya fórmula combinada de rock, metal y rap parece no cansar a sus seguidores. En el número dos, con sólo tres mil copias vendidas menos, debuta Overexposed, el cuarto trabajo de Maroon 5. Como curiosidades de la semana tenemos la entrada en el 53 de Gojira, una banda francesa de heavy metal, con L’enfant sauvage; y la de los eurovisivos Jedward, en el 63, con Young Love.

Mientras tanto, la lista de sencillos estrena esta semana la canción número 1200 en ocupar el puesto más alto. El honor le ha correspondido a Will.I.Am con This is love, segundo adelanto de su próximo disco en solitario con Eva Simons como cantante invitada y la coproducción de Steve Angello, integrante de Swedish House Mafia.

En el 25 debuta el sencillo de presentación del próximo disco de Muse, escogido como himno oficial de los Juegos Olímpicos de Londres: Survival. En fin, ¿qué se podía esperar del grupo que inspiró a Stephanie Meyer para escribir las novelas de la saga Crepúsculo? Dudo mucho que nadie se pueda tomar esto en serio.

Esta semana se han dado a conocer los datos de los discos y sencillos más vendidos en Reino Unido durante los primeros seis meses de 2012. En lo que respecta a los primeros, el triunfador ha sido 21 de Adele, que ha colocado más de 600.000 copias y que, con más de cuatro millones de ejemplares vendidos desde su publicacióm, se convierte en el quinto disco de la historia más vendido en las islas. Después de Adele están Emili Sande con Our version of events, Lana del Rey y Born to Die, + de Ed Sheeram y Mylo Xyloto de Coldplay. Jessie J, David Guetta, Bruno Mars, Olly Murs y Rihanna completan el top 10. Por su parte, en lo que respecta a los sencillos, la canción más vendida en lo que va de año ha sido Somebody that I used to know, de Gotye, con más de un millón de copias venidas. La segunda plaza le ha correspondido a otra de las canciones más ubicuas de estos meses: Call Me Maybe, de la canadienses Carly Rae Jepsen, puro pop tan eficaz como facilón.

Titanium de David Guetta ft Sia, Starships de Nicki Minaj y We are young de Fun. ft Janelle Monae completan este top 5 de canciones. Y no, Madonna no aparece por ningún lado.