LA ISLA

En medio del Pacífico existe una pequeña isla con playas de arena blanca, lagunas de agua azulada, arrecifes de coral y altos cocoteros.

Playa de Palmyra

Fue vista por primera vez en 1798 gracias a un sueño que tuvo el capitán del Betsy, Edmund Fanning, durante un viaje a Asia. Aquella noche, Fanning tuvo extrañas pesadillas y se despertó sobresaltado en varias ocasiones. Cuando le sucedió por tercera vez, mandó al timonel echar el ancla. Al salir el sol, descubrieron que el barco se encontraba a menos de una milla de los arrecifes del atolón. Si no se hubieran detenido, habrían chocado contra ellos y habrían naufragado. No ocurrió lo mismo con el Palmyra, que en 1802 encalló en la isla. Fue la primera vez que aquellas playas fueron pisadas por occidentales.

Durante años la isla permaneció deshabitada hasta que, durante la Segunda Guerra Mundial, se construyeron varias bases, estaciones especiales, un embarcadero y una pequeña pista de aterrizaje. En 1962, el ejército estadounidense trasladó al lugar a un equipo constituido por una cuarentena de personas para realizar pruebas y experimentos secretos relacionados con armamento nuclear.

Aeropuerto Iniciativa Dharma
Aeropuerto Iniciativa Dharma

En los años 70 la isla fue abandonada por los militares y sólo recibió visitas esporádicas de navegantes atraidos por los rumores sobre sucesos paranormales, así como por historias que hablaban de tesoros escondidos por barcos piratas y de aviones misteriosamente estrellados en sus playas. En 1974, la isla saltó a los titulares debido al asesinato de dos turistas, un hecho que aumentó su leyenda de territorio maldito. En los 90, la isla fue comprada por un particular y durante ocho años sólo vivió en ella una persona, encargada de vigilarla. Actualmente, la isla ha sido escogida por una organización ecologista estadounidense para que un grupo de científicos haga en ella diversos estudios sobre el calentamiento global y la desaparición de los arrecifes coralinos.

Atolón Palmyra

Esta isla es Palmyra, un atolón de unos doce kilómetros cuadrados, situado en el Pacífico, entre Hawaii y Samoa. Es un territorio perteneciente a Estados Unidos, aunque no está organizado por ninguna ley y depende directamente de Washington. Si miráis en Wikipedia, no he tenido que inventarme nada para embellecer la historia. Al final, va a resultar que los guionistas de «Lost» se han inspirado en hechos reales… ¿Organizarán viajes para conocerla?

ÉL SABE ALGO

…pero no quiere decirnos nada.

Details saca en portada este mes a Matthew Fox para preguntarle si hay vida después de Lost, especialmente desde que se anunció que en 2010 se terminará definitivamente la serie. Esto es lo que responde nuestro Jack:

«All of us knew that if the show was strung out indefinitely, it was going to ruin the story. It’s not like a doctor drama, where you have a new case each week. This show started with a plane crash on an island in the South Pacific, and it’s going to have a very global and epic ending.»

An ending he knows? «I have some idea,» he says, laughing.

Yo sé algo y tú no

Así que en 2010 tendremos un final «global y épico» (y seguramente, abierto a todo tipo de explicaciones). ¿Desaparecerá todo el planeta absorbido por una masa de humo negro inteligente que adopta diversas formas? ¿Volverán los gigantes con cuatro dedos en el pie? ¿Estamos atrapados en una perturbación espaciotemportal? ¿Mueren los hostiles? ¿Jacob te ama? ¿Se resolverá la ecuación Valenzetti? ¿Ves Lost y no sabes qué es la ecuación Valenzetti? Entonces no hagas este test.

El mundo acabará el 8 de abril de 2015, a las 16 horas, 23 minutos, 42 segundos. Lo comprobaremos a partir del 21 de enero en EmuleTV.

FRIKISME

Público, mi periódico favorito, publica hoy que la mejor serie del mundo, Lost, será la primera en incorporar widgets interactivos. Pero lo mejor es el pie de la foto que acompaña a la noticia.

locke.JPG

¿Es cosa mía o algunos medios de comunicación empiezan a parecerse a blogs? ¿Es bueno o malo?

LA GRAND FINALE

Anoche, después de mis cinco horas en el bus de vuelta de Pamplona, me dispuse a ver el final de la cuarta temporada de «Perdidos». No voy a contar nada sobre el argumento, pero sólo diré que hay que ser muy fan de la serie para no sentir que a uno le han tomado el pelo durante esta cuarta temporada. De ser «la mejor serie que se ha hecho nunca» pasó a ser «una gran serie» en la tercera temporada, y ahora podríamos definirla como «una serie estupenda».

Confesaré que del mismo modo que la ridícula muerte del señor EKo a manos de un montón de humo negro me pareció un gran error, la repentina y absurda muerte de uno de mis personajes favoritos durante estos últimos episodios me desagradó bastante. Más que nada porque no era una muerte a la altura de su carisma. Eso sí, de otras muertes me alegré bastante, jejeje. También me alegré mucho de que otro de mis personajes favoritos lograra culminar su objetivo vital en la serie y sobreviviera para contarlo (^^).

Lo que está claro es que, desde que decidieron convertir los FlashBacks en FlashForwards (un recurso que es bastante difícil de emplear, por cierto), la serie se puede alargar hasta el infinito. De hecho, se podría hacer «Lost» sin que apareciera la isla en ningún momento. En fin, espero que en la Quinta Temporada nos cuenten de una vez quienes son Los Otros, y en especial las cremas antienvejecimiento que usa Richard…

Eso sí, el departamento de efectos especiales y decorados debería habérselo currado un poco más, que en algunos momentos parecía que estaban reutilizando planos de los teasers de «Cloverfield».

En 2009, más misterios. Yo, para matar el rato, voy a sumergirme en Lostpedia y comprobar que frikidetalles me he perdido. Good Luck and Namaste!

Y aquí, un bonito mobisodio de Lost (miniepisodios de Lost para moviles, hay 13) para que os entretengáis.