Lista Promusicae: Número uno para Extremoduro

Extremoduro publica nuevo disco y, como viene siendo habitual con sus últimos trabajos, se colocan en el número uno de la lista de ventas de nuestro país con Para todos los públicos. Mucha alegría para sus seguidores, indiferencia total para los que nunca apreciamos el arte de Robe Iniesta y sus muchachos.

Extremoduro desplaza a Manuel Carrasco a la segunda posición con Confieso que he sentido mientras que Pablo Alborán sube hasta el 3 con Tanto. Otras dos novedades aparecen en el Top10: Café Quijano debutan en el 8 con el segundo volumen de Origenes – El Bolero; y Eminem se coloca en el 9 con The Marshall Mathers LP 2, demostrando que la escasez de ideas abunda entre todo tipo de artistas. Otras novedades de la semana son Avril Lavigne con su disco homónimo en el 11; Celine Dion con Loved me back to life en el 12; El Drogas, quien fuera cantante de Barricada, en el 18 con Demasiado tonto en la corteza; The Wanted en el 31 con Word of Mouth; James Arthur en el 34 con James Arthur; Little Pepe con Al sur de la Luna en el 36; Burning en el 47 con Pura Sangre; y un nuevo recopilatorio de Nino Bravo en el 83. Por cierto, la próxima semana saldrá a la venta el disco con las canciones de Nino Bravo remezcladas por Guille Milkyway.

En la lista de sencillos, si la semana pasada el número uno era para Lady Gaga y Venus, esta semana vuelve a ser para Lady Gaga y Dope. Spike Jonze grabó su actuación entre lágrimas en los YouTube Music Awards.

Miley Cyrus consigue colocarse en el 2 con Wrecking Ball mientras que Britney Spears debuta en el 11 con Perfume, un nuevo sencillo para su próximo disco en el que la hiperactiva Sia ha participado como compositora.

Lista Promusicae: Número uno para Manuel Carrasco

Cuando se habla de artistas exitosos surgidos de Operación Triunfo, muchas veces nos olvidamos de Manuel Carrasco, que quedo segundo en la segunda edición del concurso y que ha terminado teniendo una carrera mucho más larga y destacada que la de Ainhoa, la ganadora. Confieso que he sentido se coloca esta semana en lo más alto de la lista de discos más vendidos en España. En su sexto disco, Manuel Carrasco ha vuelto a grabar algunos de los temas más destacados de su trayectoria, así como algunas canciones nuevas. Otros triunfitos que nos encontramos en la lista son Pablo López, en el 39 con Once historias y un piano; Chenoa, en el 71 con Otra dirección; Vega, en el 80 con Wolverines; y Mario Jefferson, el primer concursante de la última edición de OT -aquella que presentó Pilar Rubio- en aparecer en la lista, en el 92 con The night I forgot your name. Paula Rojo, por su parte, se confirma como la gran triunfadora de La Voz: su disco Erase un sueño reentra esta semana al 29. Y eso que ni siquiera llegó a la final…

Talent shows aparte, esta semana tenemos varias novedades en el top10. Bunbury debuta en el 2 con Palosanto; Arcade Fire se colocan en el 4 con Reflektor; La Oreja de Van Gogh colocan Primera Fila, su disco en directo, en la sexta posición; e Izal, un grupo que ha ido ganando seguidores a base de conciertos y una actitud rockera que les hace ser discípulos avanzados de Vetusta Morla, se colocan en el 8 con Agujeros de Gusano.

Otras novedades de la semana son Recharged, de Linkin Park, en el 33, y Pure Heroine, de Lorde, en el 58. En la lista de canciones nos encontramos con que Lady Gaga se coloca directamente en el número uno con Venus. Parece que España es uno de los países donde más seguidores conserva la autora de Poker Face. Venus es una canción con buenas ideas, quizás demasiadas, pero que en conjunto no termina de funcionar. Sigo echando en falta un sencillo a la altura de las expectativas de ArtPop… si es que queda alguna.

One Direction se colocan en el 3 con Story of my life y Antonio Orozco debuta en el 10 con Llegará. Destacable es también la aparición de un tema del recientemente fallecido Lou Reed: Walk on the wild side en el 21.

Lista UK: Cuatro novedades en el top5

Acabado el verano, llega el otoño y los lanzamientos discográficos se suceden. Cuatro novedades se colocan esta semana entre los cinco primeros puestos de la lista británica: Snapshot, debut de los irlandeses The Strypes, en el 5; Tales of us, el trabajo más reciente de Goldfrapp, en el 4; If you wait, ópera prima de los indies London Grammar, en el 2; y AM, de Arctic Monkeys, en lo más alto. Es el quinto disco publicado por la banda de Alex Turner y el quinto que debuta en el puesto número uno de la lista. En su primera semana a la venta, Arctic Monkeys han despachado más de 150.000 copias de un disco del que ya se han publicado tres sencillos. El último, Why’d You Only Call Me When You’re High?

Otras novedades destacables de esta semana son: Kiss Land, de The Weeknd, en el 12; The Electric Lady, de Janelle Monae, en el 14; la banda sonora de la “séptima” temporada de Doctor Who a cargo de Murray Gold, en el 37; el MDNA World Tour, disco en vivo de Madonna, en el 55; y Tookah, de la islandesa Emiliana Torrini, en el 86. Destacable es también lo mal que le está yendo a Right Thoughts, Right Words, Right Action: el cuarto disco de Franz Ferdinand está en el 51 en su tercera semana en lista.

En la lista de sencillos, Katy Perry repite por segunda semana consecutiva en el número uno con Roar. Ya lleva casi 300.000 copias vendidas de la canción que ha servido como sencillo de presentación de su próximo disco. En su videoclip, Perry demuestra que, si haces pop intrascendente, nada mejor que acompañarlo con un poco de sentido del humor.

Su contrincante en la batalla de divas que nos animó el verano, Lady Gaga, aguanta en el décimo puesto después de cinco semanas en lista con Applause, que al final no ha sido un gran éxito, pero tampoco un enorme fracaso. En todo caso, parece que Lady Gaga empieza a ser víctima de su propio personaje: el hecho de haberse apoyado siempre en una imagen extravagante y barroca es, en cierto modo, un obstáculo a la hora de reinventarse. A diferencia de una Miley Cyrus que puede jugar al twerking en We Can´t Stop (en el octavo puesto esta semana después de haber sido número uno el pasado mes) para luego volver a ser -si quiere- la inocente niña vaquera que conocimos, es muy difícil decir cuál es la verdadera cara de Lady Gaga y más cuando parece necesitar una coartada artística e intelectual para envolver canciones que son puro pop electrónico.

RESUMEN MUSICAL ANUAL

Se acaba 2011 y llega el momento de hacer los tradicionales resumenes con lo mejor del año. Esta vez me desentiendo del formato lista basada en las reproducciones de LastFM (más que nada porque las canciones que más he escuchado durante estos últimos 12 meses fueron publicadas el año pasado: 3. Sufrir, de Javiera Mena; 2. Cooler than me, de Mike Posner; 1. Bombay, de El Guincho). Además, en un año como 2011 que ha estado dominado por una artista de una manera tan evidente, no tiene mucho sentido dudar de quien ocuparía el puesto más alto de la lista. No puede ser otra que Adele.

Adele ha sido la artista del 2011, sin ninguna duda. A principios de año comenzó a sonar en las radios británicas “Rolling in the deep”, convertida ya en un clásico intemporal, y desde que a finales de enero se publicó “21”, su segundo disco, Adele no ha hecho más que acumular records de ventas con cifras que parecen de otra época: 18 semanas en lo más alto de la lista de ventas británica; 13 semanas en lo más alto de Billboard; número 1 en 24 países; 14 millones de copias vendidas que, después de los Grammys, aun serán más… Quienes pudimos verla en directo en su concierto en La Riviera pudimos comprobar que a la chica le sobra voz, simpatía y talento. “21” es uno de esos discos que se disfrutan de principio a fin, gracias a canciones como “Set fire to the rain”, “Turning Tables”, “Don’t you remember” y la emocionante “Someone like you”.

Seguramente, gran parte del éxito de Adele se deba a que el estilo clásico y sencillo de su música brilla con luz propia en un panorama musical donde, comercialmente, han triunfado en años recientes propuestas de sonidos electrónicos, artistas prefabricados y donde se ha dado más importancia a la imagen que a lo propiamente musical. Llamar la atención por parecer más diferente y original de lo que realmente se es ha sido también el secreto de Lana del Rey para llamar la atención de algo más que el público alternativo y convertirse en la próxima artista revelación. Hipnótica y grave, “Video Games” es mi canción favorita del 2011.

2011 fue también el año en que Katy Perry igualó el record de Michael Jackson al conseguir que cinco canciones de su “Teenage Dream” alcanzaran el número 1 en la lista de sencillos del Billboard; y en el que Lady Gaga publicó su segundo disco. “Born this way” es un digno sucesor de “The Fame” y acumula tantos o más aciertos musicales que “The Fame Monster”. Sin embargo, todo lo que ha rodeado a su lanzamiento, desde su horrenda portada hasta la inadecuada selección de los temas escogidos como sencillos (“Judas” o “You & I”, ¿por qué?), pasando por el patinazo del videoclip de “The edge of glory” o el absurdo aire de trascendencia con el que Lady Gaga rodea últimamente todo lo que hace no consiguen más que empañar sus méritos. Stefania Germanotta debería saber que lo que nos atrajo de ella era la frescura con la que cabalgaba encima de un delfín hinchable en “Just Dance” o la irreverencia tarantinesca de “Telephone”. Rodear “Marry the night” de un videoclip de diez minutos con aires a lo “Cisne Negro” es ridículo y contraproducente.

David Guetta volvió a publicar disco en 2011 y la huella de su estilo de hacer música de baile se siguió notando en las propuestas discográficas de artistas como Britney Spears. Maroon5 y Christina Aguilera se recuperaron de sus batacazos comerciales del 2010 con “Moves like Jagger”, un sencillo cuyo éxito pilló a todos por sorpresa. Coldplay nos sorprendió con su homenaje al “Ritmo de la Noche”. Beyoncé consiguió grandes críticas con su “4”, aunque ninguno de sus sencillos han igualado el éxito de los extraídos de “I am… Sasha Fierce”. Nicola Roberts dejó de ser la pelirroja de las Girls Aloud para sorprendernos con unos de los discos pop más brillantes del años. Selena Gomez demostró ser la chica Diseney más lista y volvió a convencerme con un sencillo tan redondo como “Love you like a love song”. Rebecca Black se convirtió en la reina de Youtube gracias a “Fiday”. Lena repitió participación en Eurovision con una canción más que interesante. Rihanna apostó por un desconocido para el gran público como Calvin Harris y consiguió uno de los mayores éxitos comerciales de su carrera con “We found love” (“Where Have You Been”, la otra canción de Rihanna producida por Harris será un éxito en 2012, seguro). Por su parte, Calvin publicó un par de sencillos este año: “Bounce” y “Feel so real”. Personalmente, me quedo con el segundo. Sin embargo, en este estilo, mi canción del año es “Changed the way you kiss me”, del zapatillero Example.

En lo que respecta a sonidos más alternativos, Bon Iver publicó su segundo disco y demostró que la electrónica también llegó a su cabaña. Tanto su disco homónimo como la segunda entrega de los Fleet Foxes, “Helplessness Blues”, son la banda sonora ideal para soportar una mañana de resaca o salir a pasar la noche al bosque, alrededor de una hoguera. Son discos que es fácil definir con la palabra “bonito” sin ninguna connotación peyorativa, como lo son también el de Girls o el tercer trabajo de Laura Marling. Precioso es también el sonido electrónico de The Sound of Arrows, quienes por fin publicaron su primer trabajo después de dos años de espera. Con su aire melancólico e influencias que van desde Vangelis a los Pet Shop Boys, “Voyager” no me decepcionó. Tampoco decepcionaron las nuevas entregas de Cutcopy, el disco de madurez de The Horrors, la clase de francés que nos dio Mika con “Elle me dit”, los sencillos que fue publicando Kanye West de su magistral “My beautiful Dark Twisted Fantasy” (a su lado Drake parece un vulgar aprendiz), o la apoteósica “How Deep Is Your Love” de The Rapture. Hace unas semanas, descubrí a otro de los artistas a los que hay que seguir la pista en 2012: Bright Light Bright Light, bautizado por los críticos británicos como “la versión masculina de Robyn”. Afortunadamente para él, es bastante más guapo.

En España, mientras tanto, el triunfador del año ha sido Pablo Alborán que saltó de las redes sociales al puesto más alto de las listas gracias a sus canciones y a la inestimable ayuda de su físico. Amaral demostraron no necesitar el apoyo de una multinacional para seguir vendiendo discos. La Oreja de Van Gogh se fue a Suecia para hacer como que renovaba su sonido. Amaia Montero no lo renovó. Russian Red dijo en una entrevista que era de derechas y se montó una absurda polémica. Virgina Labuat demostró que es lo mejor que ha salido de Operación Triunfo en años (las dos últimas ediciones no cuentan). La Casa Azul publicó, por fin, “La Polinesia Meridional” y consiguió superar las dudas que había sembrado con “Todas tus amigas”. La música en catalán alcanzó cifras de ventas muy estimables gracias a Manel y Antonia Font (“Calgary 88” es una de las mejores canciones del año). Vetusta Morla se confirmó con “Mapas” como uno de los grupos más vendedores e interesantes de este país. Sok Noel fue número 1 en la lista de sencillos de Reino Unido con su “Loka People”, Cristiano Ronaldo convirtió “Ai Se Eu Te Pego” en un éxito superventas y los 40 Principales concedieron a “Danza Kuduro” el premio a Mejor Canción en español (“Party Rock Anthem”, de LMFAO, fue la ganadora en la categoría de lengua extranjera) y con esto creo que no hace falta decir nada sobre el negro presente de la industria musical española.

2011 fue también el año en que celebramos el vigésimo aniversario de la publicación de “Never Mind” de Nirvana y del “Achtung Baby” de U2. Liam y Noel Gallagher publicaron sus primeros discos en solitario tras la ruptura de Oasis (ganó Noel, como era de esperar). Radiohead publicó “The King of Limbs”, pero ya sólo le hacen caso sus fans y críticos más entregados. 2011 también fue el año en que REM anunció su separación y en el que nos dejó Amy Winehouse, dejando un vacío irremplazable. El año que viene, más.