John Newman: Come and Get It

En estos tiempos extraños en los que los DJs y los productores dominan el mundo sin disimulo alguno, los solistas de todo tipo disponen de multitud de oportunidades. Primero se presentan como voces invitadas en algún tema firmado por otro artista, luego lanzan su sencillo de presentación, luego publican su disco de debut… aunque, si han tenido suerte, para cuando ha llegado ese momento ya son casi artistas veteranos en las listas de ventas. Es el camino que han seguido Sam Smith, Jess Glynne, Ella Eyre y también John Newman. Primero puso voz a un par de temas de Rudimental, luego lanzó un formidable sencillo llamado Love Me Again seguido de un no tan formidable disco de debut… ¡Pero da igual! Se vuelve a la casilla de salida y se lanza otro sencillo como voz invitada para recuperar un lugar privilegiado en la industria: esta vez, Blame, de Calvin Harris. Y como continuación, otro sencillo bastante formidable para presentar un futuro disco. De momento, la jugada le ha vuelto a salir bien y John Newman ha colocado Come and Get It en las listas de media Europa.

Compuesta y producida por Newman junto con la inestimable colaboración de Greg Kurstin, productor del 1000 forms of fear de Sia, el Stronger de Kelly Clarkson o el Burn de Ellie Goulding, Come and Get It es una vuelta al estilo retro que tan bien sienta a la voz soul del cantante británico, añadiéndole un ligero toque funky. Viendo el videoclip, me pregunto si su discográfica quiere presentarle como una versión heterosexual de Sam Smith, pero de momento parece que el mercado estadounidense se le está resistiendo. Y no parece que el sencillo que le ha sucedido, Tiring Game, que de momento apenas ha conseguido un puesto 134 en la lista inglesa vaya a cambiar las cosas. ¿Ha llegado la hora de cantar con David Guetta?

Lista UK: Doblete para Miley Cyrus.

Miley Cyrus se prepara para conquistar el mundo con Bangerz a fuerza de lengüetazos, osos de peluche, bolas de demolición y una selección de canciones pop más que recomendables/reivindicables. El cuarto disco de Miley entra directamente al número uno de la lista de discos mientras que Wrecking Ball se ha colocado en lo más alto de la lista de sencillos.

En el segundo puesto de la lista de discos debuta el tercer disco de Chase & Status, Brand New Machine, entre el dubstep y el garage que tan bien ha funcionado este año en las islas. En el séptimo puesto se coloca Lucy Spraggan, cantante que se dio a conocer en The X Factor, con Join the club. mientras que en el diez nos encontramos a Panic! at the disco con Too weird to live, too rare to die. Otras entradas destacadas de la semana son las de Prefab Sprout, en el 15 con Crimson/Red; Korn en el 16 con The Paradigm Shift; The Fratellis en el 36 con We need medicine; Anna Calvi en el 32 con One Breath; The Feeling en el 22 con Boy Cried Wolf; The Quarterback, el disco con las canciones del episodio de Glee dedicado al desaparecido Cory Monteith, en el 71; la reedición de la BSO de la película protagonizada por Madness en 1981, Take it or leave it, en el 77; Live at the Academy of Music 1971, disco en directo de la mítica The Band, en el 81; Until the colours run, de Lanterns on the lake, en el 87; y Psychic, de Darkside, el dueto formado por Nicolas Jaar y Dave Harrington, en el 100.

Además de Wrecking Ball, otras cinco canciones debutan en el top10 de la lista de sencillos. Aunque lo de Eminem empieza a parecer rap de la vieja escuela, el tema con el que presenta The Marshall Matters LP2, Berzerk, se coloca en el segundo puesto. Conor Maynard sitúa en el cuarto puesto R U Crazy, mientras que The Saturdays debutan en el 5 con la muy sosa Disco Love. James Blunt entra a la sexta plaza con Bonfire Heart, su mayor éxito en las islas desde que publicó 1973, el sencillo con el que presentó su segundo trabajo (y ya va por el cuarto). En el nueve nos encontramos con Cheating, el segundo sencillo en solitario de John Newman y una nueva apuesta por el sonido retro de Love me again.

Lista UK: Mumford & Sons vuelven al número uno

Convertidos ya en unos auténticos superventas, Mumford & Sons vuelven a lo más alto de la lista de discos más vendidos en el Reino Unido con Babel después de su actuación triunfal en Glastonbury. En el segundo puesto se sitúa Michael Bublé con To be loved, mientras que la tercera plaza es para Tom Odell y su Long Way Down. La entrada más fuerte de la semana es la de Editors, que colocan su decepcionante The weight of your love en la sexta posición.

Las novedades de la semana se completan con Sticky Wickets, de Duckworth Lewis Method, en el 32; Sistrionix, debut del dúo americano Deap Vally, en el 38; Dark Eyes, de los canadienses Half Moon Run, en el 56; Glorious Ruins, disco en vivo editado por la iglesia pentecostalista australiana de Hillsong, en el 73; y The Very Best Of – 25 Years 1987-2012, disco de grandes éxitos de The Proclaimers, en el 80.

En la lista de sencillos el número uno es para el primer sencillo de John Newman, joven británico conocido hasta ahora por haber sido la voz de dos temas de Rudimental. Love me again hace pensar, inevitablemente, en las producciones de estilo retro de Mark Ronson. No es de extrañar, ya que uno de sus productores fue el compositor del Mercy de Duffy, y el otro es el responsable del Heaven de Emeli Sandé.

Love me again ha vendido más de 125.000 copias, por lo que ya son doce semanas consecutivas en las que el sencillo situado en lo más alto de la lista británica ha superado unas ventas de 100.000 ejemplares. La canción más vendida en lo que va de 2013, Get Lucky, de Daft Punk, ha roto la barrera del millón de copias, mientras que Blurred Lines va camino de alcanzar esta cifra, con más de 800.000 copias vendidas hasta el momento. El disco más vendido en lo que va de 2013 en el Reino Unido es, por cierto, un recopilatorio: Now That’s What I Call Music 84, con unas ventas cercanas a las 658.000 copias.