Calvin Harris ft Haim: Pray to God

Aunque Calvin Harris ha estado rompiendo Internet esta semana por sus fotos en calzoncillos para Armani…

¿Justin? ¿Qué Justin? ¿Quién es Justin?
¿Justin? ¿Qué Justin? ¿Quién es Justin?

…no nos deberíamos olvidar que hace una semana publicó el videoclip de Pray to God, que sería el sexto sencillo de Motion y uno de sus mejores temas.

Compuesta por Calvin, las tres chicas de Haim y Ariel Rechtshaid, productor que ha trabajado últimamente con Madonna, Beyoncé o Charli XCX, Pray to God combina el toque EDM característico del DJ de oro con las armonías vocales que han hecho famosas a Haim y que nos pueden traer ecos de Fleetwood Mac, The Police o Wilson Phillips. Aunque por el look del videoclip -que, todo hay que decirlo, no está a la altura del tema-, podemos deducir que las tres hermanas también son fans de Shakespears Sister, American Horror Story y Jóvenes y Brujas.

Calvin Harris: Motion

Calvin Harris Motion

“I need a little faith. Is that too much to ask for?”. Así abre su cuarto disco Calvin Harris, pidiendo un poco de fe. Fe para seguir creyendo en sí mismo, y fe para que nosotros sigamos creyendo en él y no digamos eso de “Calvin, tú antes molabas”. Convertido en productor de éxitos en cadena y DJ estrella que se recorre el mundo de sesión en sesión por festivales y discotecas del planeta, parece que poco queda en el Calvin actual del friki desaliñado aficionado a los sintetizadores ochenta de I created Disco, aquel trabajo con el que debutó en el ya lejano 2007.

Todos tenemos un pasado, Calvin.
Todos tenemos un pasado, Calvin.

De hecho, Motion confirma lo que ya se venía anticipando en Ready for the weekend y, sobre todo, en 18 Months: el Calvin productor y DJ cada vez está más presente, dejando al Calvin músico y cantante en un segundo plano. En este sentido, son varias las pistas instrumentales (o casi) en las que se ve claramente como son sus sesiones, caracterizadas por la búsqueda del subi-subidón perfecto, un arte que Calvin Harris domina con maestría. Seguramente muchos de los que compren el disco acaben saltándose en el reproductor esas colaboraciones junto al triunvirato holandés formado por Firebeatz, Ummet Ozcan y R3hab sin apreciar que cortes como Slow Acid son infinitamente más interesantes musicalmente que el atorrante Awooga de su anterior trabajo.

En su condición de productor estrella, Calvin Harris no tiene problemas para tirar de agenda telefónica y trabajar con quien le apetezca en vez de poner voz a sus temas. Aquí su presencia vocal se queda limitada a Faith y Summer, convertido ya en evidente himno para los veranos. Se le echa de menos: no es que Calvin sea un gran cantante, pero su voz tiene un toque melancólico y personal que acaba quedando muy bien en sus temas. Por fortuna, Harris no se limita a contratar a cantantes anodinas y no tiene miedo a trabajar con artistas cuya personalidad acaba dejando su huella en las canciones. En Motion tenemos colaboraciones insoportables como la de Big Sean en la básica Open Wide y otras que podían haber dado más de sí, como la de Gwen Stefani en Together, pero por lo general los resultados son interesantes: ahí están Outside, con Ellie Goulding, o Ecstasy, junto a Hurts, la que es la primera balada incluida en uno de sus discos y que suena más a Hurts que lo que hizo el propio dúo en su olvidado segundo trabajo. Es aquí donde encontramos los momentos más brillantes del disco, en colaboraciones como la de All About She en Love Now, con reminiscencias del Rather Be de clean Bandit, y especialmente Pray to God, el tema escrito a medias junto a Haim y una de las mejores canciones de este 2014.

Aunque es cierto que Motion no incluye grandes sorpresas y que la fórmula del subidón de Calvin Harris nos resulta ya más que familiar, también es cierto que sigue proporcionando grandes momentos de puro pop electrónico y que, dentro de unos años, servirá como un excelente compendio de casi todo lo que se hace ahora mismo en el panorama de la música electrónica más comercial. Mientras esperamos a que dejen de contratar a Calvin como el DJ de todas las fiestas y pueda hacer un disco más personal, lo que nos queda claro es que, como dice en la un tanto amarga letra de la pista que cierra Motion (“You close your eyes, you’re seeing dollar signs”) va a seguir viendo muchos signos de dolar en el futuro.

Lista UK: Número uno para Haim

Las hermanas Haim, Este, Danielle y Alana, fueron las ganadoras del Sound of 2013 de la BBC, una encuesta que la cadena organiza cada mes de enero para conocer los nombres de artistas que pueden convertirse en la revelación de ese año. Siguiendo los pasos de ganadores previos como Adele, Mika o Ellie Goulding, el trío californiano se ha colocado esta semana en lo más alto de la lista británica con su primer disco, Days are gone. ¿Estamos ante el primer revival del indie pop de los 90 con toque americano? Desde luego, el pelo a lo Alanis Morissette ya lo tienen.

Justin Timberlake se ha tenido que quedar en el segundo puesto con la segunda parte de su The 20/20 Experience por apenas 2100 copias de diferencia. Seguramente, si no se hubiera lanzado también The 20/20 Experience – The Complete Experience, que reúne los dos discos publicados por Timberlake este año y que ha entrado al 27, el número uno habría sido suyo. Otras novedades interesantes de la semana son la de Alter Bridge en el 6 con Fortress; Dizzie Rascal en el 10 con The Fifth; Sub Focus en el 11 con Torus; Moby en el 35 con Innocents; Metallica en el 36 con la banda sonora de su película para IMAX, Through the never; los veteranos Status Quo en el 37 con su disco en vivo The Frantic Four Reunion 2013; Turin Brakes en el 46 con We Were Here, su sexto disco de estudio; la danesa Agnes Obel en el 63 con Aventine; Pink Martini en el 76 con Get Happy; Nelly en el 89 con M.O.; y Bowling for Soup en el 100 con Lunch. Drunk. Love.

En la lista de sencillos, los amercianos OneRepublic consiguen su primer número uno en el Reino Unido gracias a Counting Stars. Es poco habitual que el tercer sencillo de un disco editado en marzo consiga triunfar en ventas, pero el mercado discográfico tiene estas rarezas.

Por su parte, Two Door Cinema colocan su EP Changing of the Season en el 33, un pequeño adelanto de lo que podría ser el tercer disco de la banda, previsto para 2015.

Lista UK: el primer número uno del año es para Calvin Harris

Pasada la vorágine de las fiestas y las compras navideñas, la tranquilidad vuelve a la lista de ventas. El número uno es para Calvin Harris y su “18 months”, ese disco que va ya por su séptimo sencillo: Drinking from the bottle, en la que Harris cuenta en esta ocasión con la colaboración de Tinie Tempah.

De hecho, la tranquilidad es tal que no hay ninguna novedad en la lista. El número dos es para Emeli Sandé, que consigue un nuevo record para su “Our version of events”: se ha convertido en el disco de debut de un artista solista que más semanas consecutivas permanece en el top10. Sandé lleva 47, así que le faltan 15 para alcanzar a The Beatles y su Please Please Me. Como curiosidad, esta semana se ha sabido también cuál ha sido el disco en vinilo más vendido en Reino Unido durante 2012: Coexist, de The XX. Esta semana, están en el 19.

En la lista de sencillos, el número uno es otra vez para el último ganador de Factor X, cuyo Impossible está a punto de alcanzar el millón de copias vendidas. En el segundo puesto repiten Will.i.am y Britney Spears con Scream & Shout. Y en el 86 entran Haim, las ganadoras del Sound of 2013 de la BBC, una encuesta anual realizada por críticos y miembros de la industria musical que en anteriores ediciones han ganado artistas como Mika, Adele, Little Boots, Ellie Goulding o Jessie J.

Así que si se cumplen los pronósticos, este trío de hermanas de California pueden convertirse en uno de los nombres a tener en cuenta para este 2013.