Hay Grammys para todos

Anoche se celebró la 55ª edición de los premios Grammy y, como es de esperar con unos galardones que tienen decenas de categorías diferentes, estuvieron bastante repartidos y no creo que se pueda decir que alguien fuera el claro triunfador de la noche. Analizando los resultados, podemos hacer las siguientes reflexiones:

-The Black Keys, junto con su productor Dan Auerbach, fueron quienes se llevaron el mayor número de estatuillas a casa: cuatro. Auerbach fue nombrado productor del año, mientras que El Camino se llevó el premio a Mejor Album Rock y Lonely Boy los concedidos a Mejor Canción Rock y Mejor Interpretación Rock.

-El premio para la categoría Record of the Year, que se entrega al artista y al equipo de producción y grabación de la canción fue para Somebody that I used to know, de Gotye ft Kimbra. Sin embargo, en la categoría Song of the Year, donde se premia a los compositores del tema ganador, la gramolita fue para We are young de Fun. ft Janelle Monáe. Curiosamente, Gotye no estaba nominado a este premio. El australiano de origen belga sí que se llevó a casa los de Mejor Interpretación Pop para Dúo o Grupo y el de Mejor Disco Alternativo para Making Mirrors, arrebatándoselo a los últimos trabajos de Fiona Apple, Björk, Tom Waits y M83.

-Fun. se llevaron el premio a Mejor Nuevo Artista. Sin embargo, Some Nights es el segundo disco de esta banda creada en 2008 (aunque, como explican las bases de la organización, este premio es para el artista que publica el primer trabajo que establece su imagen pública).

-El premio para el Mejor Album del Año fue para Babel de Mumford & Sons. Curiosamente, el grupo británico era candidato también al premio a Mejor Disco de Americana, galardón que finalmente recayó en Slipstream, de Bonnie Raitt. ¿Es entonces este disco mejor que Babel? Por cierto, con éste ya son diez los Grammys que acumula Raitt a lo largo de su carrera.

-Adele pronto podría superarla, porque gracias al premio recibido este año por su versión en vivo de Set fire to the rain del disco Live at the Royal Albert Hall a Mejor Interpretación Pop Solista ya acumula nueve Grammys. Skyfall no podía ser candidata este año, pero sí podrá serlo el que viene.

-La primera ganadora de American Idol, Kelly Clarkson, ganó el premio a Mejor Disco Pop por Stronger, venciendo a Ceremonials, de Florence + The Machine; Some Nights, de Fun.; Overexposed, de Maroon5 y The Truth About Love, de Pink. Bastante discutible, la verdad.

-En lo que se refiere a Pop Tradicional, el premio fue para Kisses on the Bottom, el disco de versiones de Paul McCartney, frente a sendos discos navideños de Michael Bublé y Carole King.

-En las categorías de Dance y Electrónica, el gran triunfador fue Skrillex, mientras que en las de Rap fueron Jay-Z y Kanye West, quienes acabaron la noche con tres estatuillas. Drake ganó el premio a Mejor Disco de Rap por Take Care, mientras que Frank Ocean ganó el de Mejor Disco de Urban Contemporary por su brillante Channel Orange. Miguel consiguió el premio a Mejor Canción R&B gracias a Adorn.

-Otros premiados de la noche fueron Beyoncé, ganadora del premio a Mejor Interpretación de R&B Tradicional, por Love on Top; Usher, ganador del premio a Mejor Interpretación de R&B por Climax; Carrie Underwood, otra ganadora de American Idol, se llevó un par de galardones en las categorías de Country, mientras que Juanes ganó el de Mejor Disco de Pop Latino por su Unplugged; el mítico Ravi Shankar, recientemente fallecido, fue galardonado con el premio a mejor disco de World Music para The Living Room Sessions Part 1; el disco de la versión para teatro musical de la película Once ganó en su categoría, mientras que el de mejor banda sonora fue para Midnight in Paris en la categoría de recopilación y para Trent Reznor y Atticus Ross por su trabajo para la adaptación de David Fincher de Los hombres que no amaban a las mujeres.

-Taylor Swift no se fue de vacío: Safe & Sound, su colaboración con The Civil Wars para la banda sonora de Los Juegos del Hambre, ganó en la categoría de Mejor Canción Escrita para un Medio Visual.

-Y el premio al mejor videoclip fue para Rihanna y Calvin Harris por We Found Love.

UK vs USA: Lo más vendido del año

Seguimos repasando lo que ha dado de sí 2012 echando un vistazo a lo más vendido en Reino Unido y Estados Unidos durante los últimos doce meses. Hay nombres que se repiten a ambos lados del Atlántico, pero también curiosas diferencias. La más notable es que el disco más vendido en UK, Our Version of Events, de Emeli Sandé, con ventas superiores al millón de copias, no ha existido para los estadounidenses. En Estados Unidos, según los datos del Billboard, el disco más exitoso del año ha sido, una vez más, 21 de Adele. En su país natal, 21 ha conseguido ser el segundo disco más vendido del 2012: desde que se editó en enero de 2011 sus ventas en todo el mundo superan las venticinco millones de copias. Y eso habiendo publicado sólo tres sencillos y pasando de hacer videoclips para sus temas. Skyfall, por cierto, ha terminado vendiendo más de medio millón de copias en Reino Unido.

El top5 de discos más vendidos en el mercado británico se completa con la ópera prima de Ed Sheeram, +; Born to Die, de Lana del Rey (que en la lista anual del Billboard, en cambio, sólo consigue colocarse en el puesto 70. En todo el mundo, han sido más de tres millones las copias que ha vendido) y Take me home, de One Direction. En Estados Unidos, nos encontramos con el disco navideño de Michael Bublé en el segundo puesto, seguido de Take Care, de Drake; Red, de Taylor Swift; y Up all night, de One Direction. Destacables son las posiciones conseguidas por grupos como Mumford & Sons (Babel es el sexto disco más vendido en UK, séptimo en USA), Coldplay (Mylo Xyloto se coloca en el 9 en UK y en el 17 en USA) o The Black Keys (El Camino termina 2012 en el puesto 38 en UK y en el décimo en USA). Yo pronostico que Lonely Boy acabará sustituyendo al Seven Nation Army de The White Stripes en estadios y cierres de discotecas.

En cambio, no creo que estén muy contentos con sus resultados anuales artistas como The Killers (Battle Born se coloca en el puesto 27 en UK y en el 140 en USA), Muse (The Second Law está en el 32 en UK y en el 154 en USA) o Madonna (MDNA no está entre los cuarenta discos más vendidos en UK este 2012, mientras que en USA ha conseguido colocarse en el 44).

En lo referente a sencillos, la coincidencia es total en el mercado británico y estadounidense: Las tres canciones del año han sido We Are Young, de Fun. ft Janelle Monae; Call me maybe, de Carly Rae Jepsen; y Somebody that I Used to Know, de Gotye ft Kimbra en lo más alto de ambas listas.

Considerando los millones de copias vendidas en todo el mundo de esta canción y el hecho de que su disco Making Mirrors también se ha vendido bastante bien (termina el año en el puesto 27 del Billboard y unas ventas mundiales que se acercan a los dos millones), Gotye ha ganado suficiente dinero como para no tener que preocuparse por ser una «One Hit Wonder». Por su parte, Fun. ha colocado Some Nights en el puesto 14 de los sencillos del 2012 para el Billboard, mientras que su disco ha terminado también el año en una buena posición (23 en UK y 20 en USA). Peor lo tiene Carly Rae Jepsen, cuyo disco no aparece por ninguna parte, y sólo puede presumir de haber tenido otro pequeño éxito gracias a su dueto con Owl City, Good Time (puesto 38 en USA).

En UK, el top 5 se completa con Titanium, de David Guetta ft Sia (puesto 24 en USA), e Impossible, de James Arthur. En USA, el cuarto y el quinto puesto son para Payphone, de Maroon 5 (puesto 9 en UK), y Lights, de Ellie Goulding, un éxito tan tardío como sorprendente. ¿Y Gangnam Style? Pues termina el año como sexto sencillo más vendido en UK y en el 47 para Billboard.

Y los nominados al Grammy son…

Anoche se anunciaron los candidatos a los premios Grammy, esos galardones que concede cada año la industria discográfica estadounidense y que, en el fondo, tienen una relevancia prácticamente nula. ¿O es que alguien recuerda qué canciones, discos o artistas han ganado estos premios dos o tres meses después de que se hayan concedido?

Los Grammys son una curiosa mezcolanza de artistas y géneros, donde se terminan juntando canciones de puro pop comercial con temas más alternativos. 81 categorías diferentes dan para mucho. Este año, en el premio principal, el de Grabación del Año (que se entrega al artista y el equipo de producción de la canción) nos encontramos con:

Lonely Boy, The Black Keys. Con Brothers, su anterior disco, el dúo de Ohio se llevó ya tres gramolitas a casa. Este año consiguen llegar a las categorías principales con este tema rock que ha terminado convirtiéndose en su canción más famosa.

Stronger, Kelly Clarkson. La primera ganadora del American Idol cierra un buen año 2012 para ella con varias nominaciones a los Grammy. Stronger, una energética muestra de pop comercial, ha vendido sólo en Estados Unidos casi cuatro millones de copias.

We are young, Fun. ft Janelle Monáe. Otro de los grandes éxitos de 2012 ha sido esta canción que ha hecho que Fun. pasase de ser un conjunto de rock alternativo más para convertirse en un grupo cuyos pasos habrá que seguir atentamente. Su disco, Some Nights, contiene argumentos suficientes para sospechar que pueden ser algo más que un «One Hit Wonder». Y todo gracias a Glee.

Somebody that I used to know, Gotye ft Kimbra. La historia del tema de un artista belga afincado en Australia que acaba convirtiéndose en la canción más vendida en todo el mundo culmina con varias candidaturas a los Grammy. Que Gotye lo tiene más que difícil para igualar lo que ha logrado con Somebody That I used to know no lo duda nadie.

Thinking bout you, Frank Ocean. channel ORANGE ha sido uno de los debuts mejor recibidos por la crítica en 2012 y esto se ha reflejado en varias nominaciones a los Grammy. Esta canción de atmósfera envolvente y cierto minimalismo es una demostración de lo mejor del R&B actual.

We are never ever getting back together, Taylor Swift. La canción con la que Taylor Swift ha dejado su típico sonido country para abrazar el pop más facilón ha conseguido colarse entre las nominadas a Grabación del Año. Hay que reconocer que es un tema que puede resultar tan empalagoso como adictivo.

En la categoría de Disco del Año nos volvemos a encontrar con El Camino, de The Black Keys; Some Nights, de Fun. y Channel Orange de Frank Ocean, así como con Babel de Mumford & Sons y Blunderbuss, de Jack White. Por su parte, en la categoría de Canción del Año (premio que se concede al compositor del tema) repiten Stronger, de Kelly Clarkson y We Are Young, de Fun. y nos encontramos con The A Team, del británico Ed Sheeram; Adorn, del cantante de R&B Miguel; y Call Me Maybe, de Carly Rae Jepsen.

En el resto de categorías aparecen todo tipo de nombres: al final todo el mundo cuenta con alguna nominación. Cinco mujeres compiten en la categoría de Interpretación Pop Solista: Adele (Set fire to the rain), Kelly Clarkson (Stronger), Carly Rae Jepsen (Call me Maybe), Katy Perry (Wide Awake) y Rihanna (Where Have You Been), mientras que LMFAO han conseguido colar Sexy and I know it entre las finalistas en la categoría de Interpretación Pop de Dúos y Grupos junto a temas de Florence & The Machine (Shake it out) o Maroon 5 (Payphone), demostrando que los Grammys tienen cierto sentido del humor. Entre los finalista al Mejor Disco Pop figuran una vez más Fun. y Kelly Clarkson, además de Florence + The Machine con Ceremonials, Maroon 5 con Overexposed y Pink con The Truth About Love.

En las categorías Dance y Electronica compiten nombres como Avicii, Calvin Harris, The Chemical Brothers o Deasmau5; mientras que en las de Rock aparecen estrellas del género como Bruce Springsteen, Muse o Coldplay (que Mylo Xyloto, editado en octubre de 2011 sea candidato a Mejor Disco de Rock del 2012 es uno de estos misterios habituales de los Grammy). El Grammy a Mejor Disco Alternativo se lo disputarán Gotye (Making Mirrors), M83 (Hurry Up, We’re Dreaming), Tom Waits (Bad as me), Björk (Biophilia) y Fiona Apple (The Idler Wheel Is Wiser Than The Driver Of The Screw And Whipping Cords Will Serve You More Than Ropes Will Ever Do).

En el mundo del R&B y el rap, además de a Frank Ocean, hay varias nominaciones para Kanye West y Jay-Z (N****s In Paris) y Drake, así como para Wild Ones de Flo Rida feat Sia o Cherry Wine, de Nas ft Amy Winehouse, entre otros temas.

Del resto de categorías, podemos comentar lo curioso que resulta ver a los británicos Mumford & Sons entre los candidatos al premio a Mejor Disco de «Americana», comprobar que artistas como Bonnie Raitt, Loreena McKennit o Joan Osborne siguen publicando discos, ver que Arcade Fire pueden llevarse un Grammy gracias a la canción que escribieron para Los Juegos del Hambre o sorprendernos de que Lana del Rey no se ha llevado ni una sola nominación.

Lista Promusicae: El verano ya llegó

El verano ya ha llegado a la lista de ventas española, que seguirá sumergida en un profundo letargo hasta que pase el calor. Pablo Alborán sigue siendo el artista que más copias vende en nuestro país, seguido de Adele. La entrada más fuerte es la de 3am, el disco de Cali y el Dandee, en el 17. Después aparecen en el 61, Burning, de Sara Pi, una artista que combina jazz, soul y música brasileña; English Songs for Kids 2, de Peter & Jack, en el 97; y Some Nights, de Fun, en el 99.

We Are Young ha sido una de las canciones de mayor éxito de lo que llevamos de año y todo un triunfo comercial para Fun (y también para Janelle Monáe), una banda estadounidense de rock alternativo cuyo primer disco había pasado bastante desapercibido y que seguramente nunca imaginó lo que iba a pasar con este tema cuando se editó en septiembre de 2011. Al principio no llamó mucho la atención hasta que fue cantada en Glee en diciembre. Después fue incluida en un anuncio emitido durante la Super Bowl. ¿El resultado? Seis semanas en lo más alto del Billboard, más de cinco millones de copias perdidasvendidas en USA y número 1 en medio mundo. Seguramente, haber tenido un éxito tan grande termine siendo un lastre para la banda, ya que difícilmente podrán volver a igualar estas cifras de ventas.

Volviendo al tema de nuestras listas, en la de canciones tenemos un nuevo número 1: Tacatá, de Tacabro. Si no es la peor canción del año, se le parece bastante («Dale mamasita, con tu tacatá»). ¿Los culpables? Romano & Sapienza, un par de DJs italianos aliados con el cubano Martínez Rodríguez. ¿La solución? ¿Huir del país? Imposible, Tacatá también ha sido número 1 en Francia, Austria, Dinamarca, Israel, Polonia o Suiza… El mal gusto no conoce fronteras.