Canciones para un Festival de Eurovisión: “Euro-Vision”

Esta tarde se celebra el Festival de Eurovisión y todo el mundo pop girará en torno a su escenario. Sería curioso analizar como el evento ha superado en los últimos años el marasmo y la decadencia en las que estuvo sumergido durante los ochenta y noventa: ¿habrá sido el televoto? ¿las redes sociales? ¿Operación Triunfo? En todo caso, este resurgimiento nos ha proporcionado horas de diversión memorables, eurodramas que duran años (algunos aun reivindican una carrera discográfica para Anabel Conde), grandes momentos televisivos, grandes momentos de vergüenza ajena, millones de tweets y un puñado de One Hit Wonders de consumo fácil y olvido rápido.

Pero mucho antes, en la prehistoria de la televisión, antes de la existencia de Internet, el festival ya nos había dejado unas cuantas joyas memorables para el Pop (con mayúsculas), desde Waterloo hasta Puppets on the string, pasando por La La La, Poupée de cire, poupée de son o Volare. Y por supuesto, esta canción: Euro-Vision, de Telex.

Era 1980 y los sintetizadores estaban de moda. Eso sí, nadie los esperaba en un festival donde la orquesta aun era un elemento esencial. Pero los belgas decidieron enviar a Telex, un grupo de synthpop que se destacaba por su sentido del humor y sus versiones ralentizadas de temas clásicos del rock. Claramente seguidores de Kraftwerk y Giorgio Moroder, temas suyos como Moskow Diskow no desentonarían hoy en un disco de Chromeo, Neon Neon o Daft Punk. Como su nombre indica, Euro-Vision es una canción sobre el festival de Eurovisión que termina con las notas del Te Deum, la composición de Marc-Antoine Charpentier identificativa de la emisión de la UER. La puesta en escena no tiene desperdicio: incluye coreografía con bufandas a cargo de un cantante, con gafas y barba, que saca puñados de lentejuelas de sus bolsillos para lanzarlos al aire y termina su actuación haciendo una fotografía al público. Y pensábamos que Sebastian Tellier era moderno…

El plan de Telex era quedar los últimos, pero Portugal se lo fastidió al concederles 10 puntos: terminaron penúltimos y siguieron con su computerizada carrera musical durante los ochenta. ¿El ganador de ese año? Johnny Logan, representando a Irlanda con What’s Another Year.

Lista UK: Número uno para Will Young

Will Young, el primer ganador de Pop Idol, se coloca en el número uno británico esta semana con su sexto disco, 85% Proof, dejando al tercer trabajo de The Vaccines, English Graffiti, en el segundo puesto. Ambos comparten el cariño por lo retro, eso queda claro.

El Top3 lo completa Taylor Swift con 1989, mientras que Brandon Flowers baja del número uno hasta el seis con The Desired Effect. Seguimos jugando a lo retro, eso está claro. El resto de entradas de la semana se completa con At.Long.Last.A$AP, de A$AP Rocky, en el 10; la BSO de Empire, en el 18; Forever, el primer disco del DJ Alesso, en el 24; Empires, de la banda australiana de rock cristiano Hillsong United, en el 34; Kablammo!, el sexto disco de Ash, en el 41; Multi-Love, de Unknown Mortal Orchestra, en el 44; Progeny: Seven Shows from Seventy-Two, un set de 14 CDs que recoge siete conciertos en vivo de Yes durante su gira de 1972, en el 64; London Road, de Modestep, en el 73; Bombs Away, de Sheppard, en el 81; y I want crazy, de Hunter Hayes, en el 85.

En la lista de canciones Jason Derulo entra directamente a lo más alto con Want To Want Me, adelanto de su próximo disco, pero aquí prefiero destacar que Heroes, la canción del sueco Mans Zelmerlow triunfadora en el último festival de Eurovisión, debuta en el 11. ¿Tenemos un nuevo éxito eurovisivo en ciernes?

Otras apariciones en la lista con sello eurovisivo son la de Rhythm Inside, del belga Loic Nottet, en el 69, y la de la rusa Polina Gagarina, en el 97, con A Million Voices.

Éxitos eurovisivos que no ganaron el festival

Esta noche se celebra en Viena la sexagésima edición del festival de Eurovisión, donde puede que Suecia vuelva a hacerse con la victoria (aunque yo preferiría que el premio fuera para Estonia, de los pocos países que han presentado este año algo parecido a una canción de verdad). Gracias a la inmediatez de las descargas digitales, una brillante actuación o una buena posición final asegura unas interesantes ventas para sus artistas durante los días posteriores al certamen. De hecho, puede suceder que haya temas con mejor acogida comercial que el tema ganador, como sucedió el año pasado, en el que los holandeses The Common Linnets acabaron vendiendo más copias de Calm After The Storm que Conchita Wurst y su Rise Like A Phoenix.

Pero esto no es nada nuevo. Ya desde los primeros años del festival ha habido canciones que han conseguido un éxito internacional mucho mayor que la ganadora. El mejor ejemplo lo encontramos en Volare (Nel blu dipinto di blu), la canción de Domenico Modugno que acabo en un tercer puesto en el Festival de Eurovision de 1958 para luego ser número uno en la lista del Billboard durante cinco semanas y llevarse, nada más y nada menos, que los primeros Grammies a Canción del Año y Grabación del Año. ¿Quién ganó el festival ese año? Dors, mon amour, de André Claveau.

Los sesenta fueron una época dorada para Eurovisión y muchos de los mayores éxitos comerciales del festival provienen de esa década. Entre ellos, destacan temas que no lo ganaron como el Congratulations de Cliff Richard, que se quedó a un solo punto del La La La de Massiel, o L’Amour Est Bleu, de Vicky Leandros. Esta canción en francés representó a Luxemburgo en 1967, quedando en cuarta posición. El tema tuvo cierto éxito en países como Japón o Canadá, pero a finales del año Paul Mauriat grabó con su orquesta una versión instrumental que, con el nombre de Love is Blue, acabaría ocupando durante cinco semanas el puesto más alto del Billboard, convirtiéndose en el único artista francés en haberlo conseguido. Y aunque el nombre de la canción no os diga nada, es una melodía que a todo el mundo le suena, ya que se ha utilizado en todo tipo de consultas de dentistas, ascensores, centros comerciales, anuncios publicitarios y hasta en Mad Men.

La aportación española a este listado de éxitos internacionales es Eres Tú, de Mocedades. A pesar de quedar en segundo puesto en el festival de 1973, sólo cuatro puntos por detrás de la ganadora, Tu te reconnaîtras, interpretada por Anne-Marie David para Luxemburgo, la canción se convirtió en un éxito mundial. De hecho, es el único tema cantado íntegramente en español que se ha colocado en el Top10 estadounidense.

En los 90, el festival de Eurovision languidecía. Constreñido por una serie de normas antiguas, como la obligación de cantar en el idioma oficial del país participante o la obsoleta utilización de una orquesta en vivo, lejos quedaban los años en que artistas y canciones hacían de su paso por Eurovision un salto a la fama. Todo cambió a finales de la década con la llegada del televoto, las redes sociales, los triunfitos y Dana International, pero un poco antes Reino Unido ya había dado una pista de las posibilidades de Eurovision para el mundo pop más desacomplejado. Gina G con Ooh Aah… Just a Little Bit, toda una descarga de Eurodance en su mejor momento, consiguió sólo un octavo puesto en el festival, pero sí alcanzó el número uno en su país y una candidatura al Grammy en la categoría Dance. Ver el vídeo de su actuación en Eurovisión -aunque parece más el decorado de La Quinta Marcha– con ese ordenador enorme sobre el teclado, esos efectos de realización y esas bailarinas descontroladas es una pequeña prueba de que 1996 era el Pleistoceno.

La llegada del siglo XXI le sentó muy bien a Eurovision, convertido inesperadamente en un gran espectáculo televisivo que reúne a millones de telespectadores en todo el mundo, Australia incluida, y en una lanzadera para éxitos veraniegos en pistas de baile de todo tipo. Así sucedió en 2012, en la que los DJs no tuvieron suficiente con Euphoria y les dio por pinchar también la pegajosa La La Love, cantada por Ivi Adamou para Chipre consiguiendo una discreta decimosexta posición final.

¿Qué nuevos momentos para incorporar a la cultura popular nos deparará esta noche en Viena? Twitter tendrá la respuesta.

Promusicae: Número uno para Michael Jackson

Xscape, el disco póstumo de Michael Jackson, sustituye a Canción Andaluza, el disco póstumo de Paco de Lucía, en lo más alto de la lista de ventas de nuestro país. Entre ambos, en la segunda posición, debuta el disco de Gemeliers, Lo mejor está por venir. No son los unicos concursantes de La Voz Kids que están en el Top10: la ganadora del concurso, María Parrado, aguanta en el 5 después de nueve semanas con su disco de debut. Por si fuera poco, Malú y David Bisbal también están en la parte de arriba de la lista: ella en el 4 con y él en el 7 con Tú y Yo. En el 9 nos encontramos con otra de las novedades más destacadas de la semana: Turn Blue, de The Black Keys.

El resto de novedades viene de la mano de Conchita en el 28 con Esto Era; The Common Linnets, en el 42 con su disco homónimo; Carlos Vives, con Más Corazón Profundo en el 66; y Andrés Calamaro con Bohemio + Bohemia en el 79.

En la lista de canciones Enrique Iglesias sigue en el número uno con Bailando, seguido por Happy de Pharrell Williams y Changes de Faul & Wad Ad vs. Pnau. Como en el resto del mundo, Calm After The Storm de The Common Linnets vende más que Rise Like A Phoenix de Conchita Wurst. El tema eurocontry holandés está en el 5 mientras que la balada bondiana está en el 8. Ruth Lorenzo, por su parte, aguanta en el 9 con Dancing in the rain.

Las novedades de la semana son Dame, de Natalia y Sergio Contreras en el 21; Stolen Dance, de Milky Chance, en el 33; Manifiesto Delirista, de Love of Lesbian, en el 38; Moviendo Caderas, de Yandel y Daddy Yankee, en el 42; Good Girls, de Five Seconds of Summer, en el 43; y Soldier, de Clover, en el 48.

Lista UK: Llega la resaca eurovisiva

Una de las cosas más interesantes de mirar la lista británica la semana después de la celebración de Eurovisión es comprobar qué canciones han conseguido entrar en ella. Aunque Conchita Wurst fue la ganadora con su barba y su balada a lo James Bond, Rise Like A Phoenix debuta en el número 17 mientras que los segundos clasificados, el dúo holandés country The Common Linnets, se colocan en el 9 con Calm After The Storm y también consiguen entrar al 40 en la lista de discos más vendidos.

Otros representantes eurovisivos que consiguen presencia en la lista británica son la inglesa Molly, en el 23 con Children of the Universe; la sueca Sanna Nielsen en el 40 con Undo; los daneses Basim con Cliché Love Song en el 46, los islandeses Pollaponk con No Prejudice en el 70; los malteses Firelight con Coming Home en el 82; los suizos Sebalter con Hunter of the Stars en el 85; el armenio Aram Mp3 en el 88 con Not alone; los franceses Twin Twin, que consiguieron (inmerecidamente) para su país la peor clasificación de su historia con Moustache, en el 89…

…los finlandeses Softengine, en el 93 con Something Better, y el noruego Carl Espen en el 97 con Silent Storm. El número uno de la semana ha sido para Rita Ora gracias a I will never let you down, tema escrito y producido por su pareja, Calvin Harris.

En la lista de discos más vendidos Michael Jackson sustituye a Lily Allen en lo más alto gracias a Xscape, su segundo disco póstumo. Esta colección de ocho canciones grabadas por Jackson en distintos momentos de su carrera y puestas al día por un plantel de productores encabezados por Timbaland es el décimo número uno para el desaparecido Rey del Pop.

Convertidos en estrellas después del éxito de El Camino (en el puesto 11 después de 81 semanas en lista), The Black Keys debutan en el 2 con Turn Blue. El resto de novedades de la semana se completa con Glorious, de Foxes, en el 5; First Mind, de Nick Mulvey, en el 10; Unrepentant Geraldines, de Tori Amos, en el 13; Nabuma Rubberband, de Little Dragon, en el 14; Blondie 4(0) Ever, disco doble de nuevas canciones y grandes éxitos de Blondie, en el 16; To be kind, de Swams, en el 38; White Women, de Chromeo, en el 42; Down IV – Part II, de la banda de metal Down, en el 50; el disco homónimo de Killer Be Killed en el 71; The Ultimate Collection, de Elaine Paige, en el 74; y The Spirit of Radio, disco triple que recoge algunas de las grabaciones en directo que Bruce Springsteen hizo con la E Street Band al comienzo de su carrera en diversos locales y emisoras, en el 84.

Lista UK: Daft Punk arrasa

Como era previsible, Random Access Memories se ha colocado en lo más alto de la lista británica con unas ventas de alrededor de 165.000 copias durante su primera semana. Daft Punk pueden presumir también de que Get Lucky se haya convertido ya en la canción más vendida en lo que va de año en el Reino Unido.

Pero no sólo de robots franceses con nostalgia por los 70 vive el mercado. Otros tres discos debutan en el Top 5: Trouble Will Find Me, de The National, en el 3; The Conversation, de Texas, en el 4; y Love Lust Faith + Dreams, de 30 Seconds To Mars. Nos quedamos con el primer disco que publica la banda de Sharleen Spiteri en ocho años.

Otras novedades de la semana son Demi, de Demi Lovato, en el 10; Momentum, de Jamie Cullum, en el 20; Black Dog Barking, de Airbourne, en el 22; Seesaw, de Beth Hart and Joe Bonamassa, en el 27; Wish to scream de los candemitas Tribes, en el 45; One of us is the killer, de la banda estadounidense de Mathocre Dillinger Scape Plan, en el 64; Excuse my french, el debut del rapero French Montana, en el 78; el disco Live-The 50th anniversary tour, de The Beach Boys, en el 82; y True Believers, del que fuera cantante de Hootie & The Blowfish y ahora artista country, Darius Rucker, en el 89.

En la lista de sencillos, con 145.000 copias vendidas en una semana, se coloca en el número uno La La La, de Naughty Boy ft Sam Smith.

La resaca eurovisiva en el Reino Unido ha dejado a Only Teardrops, el tema ganador de la danesa Emmelie de Forest en el 15; mientras que encontramos al representante de Malta Gianluca Bezzina en el 66 con Tomorrow, al sueco Robin St Jenberg en el 72 con You y a la noruega Margaret Berger en el 80 con I feed you my love.

Lista Promusicae: resaca eurovisiva

Como viene siendo habitual, Pablo Alborán está en lo más alto de la lista de discos más vendidos con Tanto, seguido por la banda sonora de Violetta-La música es mi mundo. En la tercera posición nos encontramos con la entrada más alta de la semana: Heart, de Demi Lovato. En el 13 debutan Vampire Weekend con Modern Vampires of the City mientras que en el 19 nos encontramos con ¿Con quién se queda el perro?, el tercer disco de los mexicanos Jesse & Joy. Editado a finales de 2011, este trabajo contiene ¡Corre!, canción ganadora de los premios más importantes en la última entrega de los Grammys latinos. Comparado con otras propuestas que nos llegan del mercado latino, es un tema más que respetable.

Otras novedades de la semana son Aquí huele a Romero, disco que recopila las distintas colaboraciones que ha hecho Kutxi Romero, el cantante de Marea, a lo largo de su carrera, en el 24; Los Madison, con En los teatros del Canal, en el 38; el dúo mexicano-malagueño Dmei, con Calle Nueva, en el 46; Soleá Morente y Los Evangelistas, con Encuentro, en el 73; Macklemore y Ryan Lewis, con The Heist, en el 96; y Primal Scream, con More Light, en el 100.

En la lista de sencillos, Daft Punk consiguen, por fin, el número 1 con Get Lucky. En el 2 debuta el nuevo tema de Juan Magan, Mal de Amores, mientras que Abraham Mateo sube hasta el tercer puesto con Señorita y en el cuarto debuta la versión a dúo que han hecho Alejandro Fernández y Christina Aguilera de Hoy tengo ganas de ti. ¿Y qué huella ha dejado Eurovisión en nuestra lista? Pues en el 14 nos encontramos a la ganadora del festival, Emmelie de Forest, con Only Teardrops; en el 32 aparecen El Sueño de Morfeo con Contigo hasta el final; y en el 44 se cuela el representante italiano, Marco Mengoni, con L’essenziale. Al fin y al cabo, se llevó los doce puntos de España.

Como curiosidad, a día de hoy también se mantiene en buena posición entre las canciones más vendidas de Itunes Margaret Berger, la representante de Noruega, con I feed you my love.