Promusicae: David Bisbal recupera el número uno

David Bisbal no está dispuesto a ceder el número uno así como así, por lo que esta semana recupera el puesto más alto en la lista de discos más vendidos de España con Tú y Yo. Vetusta Morla descienden al segundo puesto con La Deriva mientras que en el tercero nos encontramos con la entrada más fuerte de la semana: Break of day, de Sweet California, el debut de esta girlband española.

Demostrando que sólo los adolescentes se compran discos en este país, en el nueve aparece la segunda novedad de la semana: Meet the Vamps, de The Vamps. El resto de entradas se completa con On seràs demà?, de Joan Dausà, en el 18; Caustic Love, de Paolo Nutini, en el 50; One Last Tour: A Live Soundtrack, de Swedish House Mafia, en el 66; el disco infantil para aprender inglés Let’s Clan Park, de Peter & Jack, en el 72; el disco de la serie documental Flamenco para tus ojos en el 90; la banda sonora de The Amazing Spiderman 2 en el 97; y Océano, de Sandra Carrasco, en el 99.

Aunque Sex and love no se está vendiendo excesivamente bien, Enrique Iglesias puede presumir de haber conseguido el número uno en la lista de canciones con Bailando, una mezcla de ¿flamenco? y reguetón.

Happy, de Pharrell Williams, y Changes, de Faul & Wad Ad vs Pnau, completan el Top3. La entrada más importante de la semana es para Lana del Rey, que coloca su West Coast, sencillo de presentación de Ultraviolence, en el 12. Otras novedades son All of me, de John Legend, en el 21; Noche de Cuba, de José Castillo, en el 30; You and me, de Disclosure ft Eliza Doolittle, en el 33; Glow, de Anael, en el 35; y Waves, de Mr. Probz, en el 45.

New York, New York

Hoy es un día para homenajear a Nueva York. Grabado el 7 de septiembre de 2001, éste es seguramente el último videoclip en el que aparece la emblemática silueta de las Torres Gemelas.

New York, New York era el sencillo de presentación de Gold, el segundo disco del prolífico (quizás demasiado) cantautor estadounidense Ryan Adams, y el destino quiso que se convirtiera en un homenaje a la ciudad de los rascacielos. Pero ésta no fue la única canción que ha terminado relacionada con los atentados. Hero, de Enrique Iglesias, también se convirtió en una especie de himno para recordar a los policías y bomberos fallecidos ese día. Lo mismo sucedió con Only Time, un tema que Enya había incluido en su disco A Day Without Rain, publicado en noviembre de 2000: un internauta lo utilizó como banda sonora de una presentación con fotos del ataque al World Trade Center que se difundió rápidamente por la red. Enya publicó un remix de la canción, destinando todos los beneficios de su venta a asociaciones de víctimas del 11S. Only Time se convirtió así en la canción más exitosa de la irlandesa en el mercado estadounidense.

Otras canciones, en cambio, no corrieron la misma suerte: Clear Channel Comunications, una empresa que posee más de un millar de emisoras en Estados Unidos, publicó una lista con canciones “no adecuadas” para ser radiadas durante esos días, ya que hacían referencia, aunque fuera muy tangecialmente, a accidentes aéreos, atentados, aviones, fuego, muerte, explosiones o, simplemente, eran demasiado violentas. Entre ellas se encontraban It’s the end of the world as we know it, de REM; Walk like an egyptian, de The Bangles; Black is Black, de Los Bravos; War, de Edwin Starr; Sunday Bloody Sunday, de U2; o toda las discografía de Rage Against The Machine.