Archivo de la etiqueta: David Bowie

Resumen musical anual

En los años 90, cuando el Eurodance dominaba las pistas de baile y, por consiguiente, la radiofórmula, yo sabía distinguir perfectamente los sencillos de Snap, Culture Beat, 2 Unlimited o Corona sin problemas. Mi madre, devoradora de música desde los años sesenta, decía, en cambio que eran todas la misma canción. Hagamos ahora un flashforward hasta 2016 y me encuentro en la misma situación: no soy capaz de distinguir los temas del llamado Tropical House o “folkito fresquito” que ahora dominan el panorama comercial. Major Lazer, Kygo, The Avener, Lost Frequencies… ¿no acaban haciendo todos la misma canción, con los mismos tics y las mismas bases musicales? Los que llegaron para superar el EDM han acabado saturando el mercado y agotando a mis oídos. En fin, siempre nos quedará Calvin Harris, que escapó de la serpiente y volvió a cantar en un sencillo. My way es mi videoclip favorito de 2016.

Calvin, además, es de los que ha sabido que en el actual mercado publicar un disco es irrelevante. Un sencillo o dos te bastan para mantenerte en el candelero y construir tu carrera. Enrique Iglesias lo sabe y su Duele el corazón fue número uno en medio universo latino y países como Hungría, República Checa, Suiza o Rumanía. Shakira lo ha puesto en práctica con La Bicicleta y Chantaje. Justin Timberlake ha hecho de su Can’t stop the feeling fue una de las canciones más escuchadas del año. Jennifer Lopez lo intentó con Ain’t your mama, curiosamente ignorado en USA y UK, un éxito en el resto del mundo. Maroon 5 también se han apuntado a la moda con Don’t Wanna Know. Con permiso de Twenty One Pilots, Zara Larsson y The Chainsmokers han conseguido convertirse en dos de los artistas revelación de 2016 sin ningún disco a sus espaldas. En un mundo donde importan más las reproducciones en Spotify y los visionados en Youtube que las ventas reales, el LP parece un concepto del pasado.

Sin embargo, la carrera de los artistas sigue midiéndose por sus discos de larga duración, ya que parece que estos son declaraciones de intenciones y definen etapas estilísticas o temáticas. Adele ha sido la que más millones de copias ha vendido este año con 25, a punto de superar los 20 millones de ejemplares. Eso sí, hay que decir que ninguno de los sencillos que publicó este año ha conseguido igualar la fama de Hello o los que se extrajeron de 21. También hay que decir que el esfuerzo que hace en promocionarlos en casi nulo y así es como When we were young y Water under the bridge se han quedado sin videoclip.

Beyoncé ha sido la segunda artista más vendedora del año con Lemonade, disco con el que seguramente arrasará en la próxima edición de los Grammy. Paradójicamente, lleva sin tener un sencillo de auténtico éxito desde los tiempos de Sasha Fierce: se ha escuchado más en radios su colaboración con Coldplay en Hymn for the weekend que cualquier tema de Lemonade. Rihanna, en cambio, siempre se asegura tener un sencillo de éxito: por mucho que se suponga que Anti es su intento de hacer un disco coherente y ambicioso, al final no es tan diferente al resto de trabajos de su discografía. Lady Gaga apostó por el rock y el country en Joanne: quizás nunca vuelva a vender como en los tiempos de The Fame Monster pero por lo menos ha superado el bache creativo de ArtPop. Tras Hotline Bling, Drake se confirmó como una estrella global después de varios discos a sus espaldas gracias a One Dance. Lo mismo ha hecho The Weeknd, instalado ya entre los artistas más vendedores de la mano de Daft Punk. O Sia, convertida a estas alturas de su carrera en una inverosímil estrella pop. Bruno Mars no consiguió colocar 24K Magic en el número uno, pero viendo como agotó las entradas para su gira mundial en minutos no parece que tenga razones para preocuparse. Britney Spears, en cambio, quiso hacer un regreso por todo lo alto con Glory, pero se quedó a medio gas. Tampoco fue buen año para Kanye West: ser Dios en la tierra y estar casado con Kim Kardashian es demasiado para un hombre solo. La estrellita del pop del año ha sido, seguramente, Ariana Grande con su Dangerous Woman. Y si en años anteriores Miley Cyrus y Justin Bieber ya nos demostraron que nunca hay que despreciar a las estrellas del pop adolescente, este año fue Zayn el que nos dio Mind of mine, uno de los discos de pop más redondos del año. El más guapo de One Direction era el que tenía más talento.

Entre los favoritos de la crítica de este años nos encontramos con viejos conocidos como Bon Iver o Radiohead, mientras que lo nuevo de James Blake, The Last Shadow Puppets, M83 o Anohni fue algo ignorado en comparación con sus trabajos anteriores. También gustaron muchos los discos de la hermanísima Solange o Blonde, de Frank Ocean, que pueden terminar resultando más largos que un día sin pan. Sospecho que el paso del tiempo no les sentará nada bien. Creo, en cambio, que cualquier día Michael Kiwanuka se convertirá en una gran estrella. 2016 fue también el año en que vimos publicado, por fin, un nuevo disco de The Avalanches, quince años después de su debut. Un poco menos -11 años- les ha costado a los Rolling Stones publicar otro disco. Ellos siguen fieles al rock, ese estilo que cada vez vemos menos en las listas, al igual que Red Hot Chili Peppers, Metallica, Kings of Leon o Biffy Clyro.

Y como no, 2016 será el año que recordaremos por haberse llevado a George Michael, Leonard Cohen, Prince, Sharon Jones, Glenn Frey, Juan Gabriel, Manolo Tena, Black, Pete Burns… No olvidaremos como se despidió de todos nosotros David Bowie en Lazarus.

¿Y en España? El reguetón se ha convertido en el gran dominador del mercado de sencillos, con Maluma y J Balvin en cabeza. La sombra de La Voz es muy alargada en nuestra lista de ventas, mientras que en otoño nos dimos un baño de nostalgia y cobras recordando la primera edición de Operación Triunfo. Los 40 Principales nos sorprendieron al comenzar a pinchar a grupos como Love of Lesbian, Sidonie, Crystal Fighters o The XX, algo que tiene su lógica si tenemos en cuenta que no hay ciudad de España que no tenga su festival de música indie: hay ahí un enorme mercado por explotar. Volvimos a fracasar en Eurovision a pesar de llevar nuestra mejor propuesta en años y de que el Say Yay de Barei haya sido uno de los temas de esta edición más escuchados en Spotify. Y en 2017, nuevos discos de Lori Meyers, Los Planetas y La Casa Azul a la vista.

Lista Promusicae: Bon Jovi puede con David Bowie

Bon Jovi cuenta con una masa fiel de seguidores en España, por lo que no es de extrañar que What about now, su último disco, se haya colocado en lo más alto de la lista de ventas española, relegando a The Next Day, de David Bowie, a la segunda plaza, al igual que ha sucedido en Estados Unidos.

La otra novedad destacada de la semana ha sido la de Delafé y Las Flores Azules al octavo puesto con De ti sin mí-De mí sin ti, algo especialmente meritorio teniendo en cuenta que se trata de un disco doble. En el 16 nos encontramos con Vuelven los Amaya, el disco en el que el mítico dúo rumbero reinterpretan sus clásicos junto a artistas como Bebe, Macaco o Muchachito Bombo Infierno. Hurts consiguen colocarse en el 25 con Exile, mientras que La sonrisa de Julia entra al 27 con El viaje del sonámbulo. En el 46 aparece Raimon 50, disco doble que recoge el concierto que el cantautor catalán ofreció en el Liceu barcelonés para celebrar sus cincuenta años de carrera. En el 54 debuta Dave Ghrol con la banda sonora que ha escrito para Sound City, el documental que ha dirigido sobre los estudios de grabación del mismo nombre. En el 59 nos encontramos con Todo Llega de Jesús Giles y en el 88 con Rozalén y Con derecho a…

En la lista de canciones, Te pintaron pajaritos sigue en lo más alto por segunda semana consecutiva, seguida de Scream & Shout de Will.i.am ft Britney Spears y Try de Pink. Las únicas novedades de la semana son En tus manos, el primer sencillo de la concursante de La Voz, Maika, compuesto junto a Melendi, en el 21; y Tornarem, de Lax’n’ Busto, en el 48.

Lista UK: Número uno para David Bowie

Las previsiones se cumplieron y el esperado disco de David Bowie, The Next Day, se ha colocado en lo más alto de la lista británica con unas ventas cercanas a las cien mil copias, un puesto que el cantante de Brixton no alcanzaba desde la publicación de Black Tie, White Noise en 1993. The Next Day nos ha devuelto a uno de los artistas esenciales para entender la evolución del rock y el pop de las últimas décadas a través de un disco en el que el viejo camaleón demuestra estar en plena forma, combinando temas melancólicos en la línea del primer sencillo que conocimos de este trabajo, Where are we now?, con canciones electrizantes y provocadoras al más puro estilo Bowie como The Stars (are out tonight), un tema que viene acompañado de un videoclip que juega a la confusión y la androginia.

Las demás novedades resultan secundarias ante el lanzamiento del primer disco de David Bowie en diez años. Bon Jovi se colocan en el segundo puesto con What about now, mientras que Hurts se estrena en la novena posición con el decepcionante Exile. En la lista de sencillos, por su parte, Justin Timberlake continúa en el número uno por tercera semana consecutiva gracias a Mirrors.

Lista UK: Vuelta a la normalidad

La lista del Reino Unido vuelve definitivamente a la normalidad una vez pasado el paréntesis navideño. Mientras esperamos a que lleguen las primeras novedades de 2013, los primeros puestos de la lista son ocupados por algunos de los artistas que más discos han vendido durante estos últimos meses. El número uno vuelve a ser para Emeli Sandé, mientras que Calvin Harris se coloca en la segunda plaza y Jake Bugg en la tercera. El Unapologetic de Rihanna sube hasta la cuarta posición y en la quinta nos encontramos con la principal novedad de la semana: la banda sonora original de la versión cinematográfica de Los Miserables.

En la lista de sencillos, Scream & Shout de Will.i.am ft Britney Spears consigue, después de cinco semanas, colocarse en lo más alto.

El número dos es para Taylor Swift, que viene preparada para repetir con I knew you were trouble el éxito de We are never ever getting back together y seguir rompiendo con sus raíces contry y su imagen de niña buena. La entrada más fuerte de la semana es para el regreso de David Bowie: Where Are We Now? debuta en el sexto puesto. Mucho peor le ha ido a Bon Jovi: Because We Can sólo consigue llegar al 38.

David Bowie en cinco canciones

Hoy, día de su 66 cumpleaños, David Bowie nos ha sorprendido publicando su primera canción después de diez años de silencio en los que ha habido todo tipo de rumores sobre su estado de salud. El tema, una melancólica balada titulada Where are we now?, sirve como adelanto del que será el vigésimo cuarto disco de estudio en la carrera de Bowie.

The next day se publicará el próximo 11 de marzo y está producido por el veterano Tony Visconti, con quien David Bowie lleva trabajando desde el comienzo de su carrera. De hecho, fue el productor de su segundo trabajo, el disco que le lanzó a la fama, aunque no de la canción responsable del éxito del mismo: la legendaria Space Oddity.

Inspirada en 2001, una odisea en el espacio y, seguramente, en algún que otro viaje lisérgico, Space Oddity se publicó en junio de 1969 con la intención de que coincidiera con el lanzamiento del Apollo XI y la llegada del hombre a la Luna. La canción consiguió colocarse entre los sencillos más vendidos ese verano en Inglaterra y, aunque pasó desapercibida en Estados Unidos, alcanzaría ahí el éxito en un relanzamiento en 1973. Ya nada podía parar a David Bowie, quien dio rienda suelta a todo su talento musical y escénico durante la década de los setenta. Son los años del Glam, de Ziggy Stardust, de The man who sold the world, Life on Mars?, Fame, Heroes o Rebel Rebel.

David Bowie llegaba así a los ochenta convertido en uno de los artistas más importantes del panorama musical. Publicado en 1980, Scary Monsters (and Super Creeps) contenía Ashes to Ashes, una canción que Bowie ha descrito como su epitafio personal para los setenta y en la que retomaba al personaje de Major Tom de Space Oddity. Su vídeo, con Bowie vestido de payaso, terminaría siendo uno de los clips emblemáticos de los ochenta.

Bowie seguiría acumulando éxitos durante los ochenta, como sus duetos con Queen (Under Pressure) o Mick Jagger (Dancing in the street), su disco Let’s Dance, editado en 1983 y el más vendido de su carrera, o su papel como Rey de los Goblins en Dentro del Laberinto. Sin embargo, a finales de la década, comenzaba a dar señales de desgaste creativo con discos mediocres como Never Let Me Down. Consciente de ello, Bowie formó Tin Machine, un grupo que le sirvió para recuperar las ganas de hacer música y experimentar con nuevos sonidos menos comerciales. Con energías renovadas, volvería a publicar un disco en solitario en 1993: Black Tie, White Noise. Durante la década de los noventa, Bowie jugaría con los sonidos electrónicos en discos como Earthling y con lo alternativo en trabajos como Heathen. Prueba de estas ansias de experimentación es el sencillo Hallo Spaceboy, editado en 1996 y remezclado por los Pet Shop Boys.

Hasta la fecha, Reality era el último disco de David Bowie. Diez años de silencio son demasiados años, pero parece que la espera ha valido la pena.