Promusicae: segunda semana en el uno para Coldplay

Ghost Stories, de Coldplay, aguanta en lo más alto de la lista española de discos más vendidos por segunda semana consecutiva. El grupo de Chris Martin ha publicado un trabajo bastante interesante. O por lo menos, se han esforzado en entregarnos un bonito videoclip para Magic, dirigido por Jonas Åkerlund y con la actriz china Zhang Ziyi como coprotagonista.

Completan el top3 Xscape de Michael Jackson y El símbolo y el cuate, de Serrat & Sabina, banda sonora del documental del mismo nombre estrenado el año pasado y que seguía los pasos de ambos veteranos artistas en su gira por Hispanoamérica. En el 10 nos encontramos la entrada más fuerte de la semana: Me. I Am Mariah… The Elusive Chanteuse, de Mariah Carey. Casi tres años de trabajo le ha llevado a la cantante publicar su decimocuarto trabajo, cuyas ventas están quedando muy lejos de las de sus discos más populares.

El resto de novedades de la semana se completa con The secret, del adolescente Austin Mahone, en el 27; Do it again, de Royksopp y Robyn, en el 40; A letter home, de Neil Young, en el 46; Sorry I’m late, de Cher Lloyd, en el 52; Henry Mendez, con Dale mambo, en el 59; En la frontera, de Carlos Chaouen, en el 67; In the lonely hour, de Sam Smith, en el 72; Kiss 40, de Kiss, en el 73; el disco homónimo de Mushogitano en el 76; This is for You (The History), de Willy Alcocer y TSS Proyect en el 92; y el recopilatorio de Los Chunguitos, 40 años, 40 canciones, en el 99.

En la lista de canciones ha entrado directamente al número uno la plantilla del Real Madrid con su himno producido por RedOne, Hala Madrid… y nada más. Entre esto, el tema oficial del mundial a cargo de Pitbull y Jennifer Lopez en el 7 y Maldita Nerea en el 14 con Buena Energía, nos espera un verano de lo más futbolero. En fin…

Menos mal que también nos encontramos en la lista con otros entradas como la de Lana del Rey, con Shades of Cool en el 32; o The Vaccines, en el 45 con If you wanna, el tema de la última campaña de Estrella Damm.

Lista UK: Número uno para Sam Smith

Ganador de la encuesta anual organizada por la BBC Sound of 2014, que en años anteriores encabezaron Haim, Ellie Goulding, Adele o Mika, Sam Smith se ha colocado en lo más alto de la lista británica con su disco de debut, In the lonely hour, del que ha vendido 101.000 copias en su primera semana.

La entrada de Sam Smith hace que Coldplay pierda el número uno y bajen hasta la segunda plaza con Ghost Stories. Sin embargo, el grupo de Chris Martin está a punto de superar el cuarto de millón de discos vendidos con su sexto trabajo. Caustic Love, de Paolo Nutini; A perfect contradiction, de Paloma Faith y Xscape, de Michael Jackson, completan el Top5.

El resto de novedades de la semana se completa con Me. I Am Mariah… The Elusive Chanteuse, de Mariah Carey, en el 14; A letter home, de Neil Young, en el 17; Do it again, el disco conjunto de Royksopp y Robyn, en el 20; Big Night, de Peter Andre, en el 23; Are we there, de Sharon Van Ette, en el 27; Runes, de Bury Tomorrow, en el 34; Meteorites, de Echo & The Bunnymen, en el 37; Dance Again, de Life Worship, en el 38; Magic of the musicals, de Andre Rieu, en el 42; y el disco homónimo de Möngöl Hörde en el 100.

En la lista de sencillos, el número uno es para I wanna feel, un tema dance del DJ Secondcity que ha conseguido vender más de 80.000 copias en una semana. Se acerca el verano y la gente quiere bailar… o más bien, viendo qué temas han sido número uno en la lista durante este año, la gente siempre quiere bailar.

Otras entradas destacadas de la semana son la de Jubel, de Klingande, un éxito en todo el continente que llega ahora a las islas; Beating Heart, el tema de Ellie Goulding para la BSO de Divergente; o West Coast, de Lana del Rey, en el 21.

Pantalla pequeña, música grande. Parte 1.

Ayer finalizó en Estados Unidos la emisión de la tercera temporada de Juego de Tronos, la que millones de espectadores recordarán para siempre por culpa de una boda. Ése es uno de los grandes secretos del éxito de la serie: un guión en el que nunca pasa lo que el espectador espera y/o desea. Pero la producción de la HBO tiene muchos otros méritos, como un equilibrado reparto, un notable acabado técnico y una destacable banda sonora. Su sintonía ya forma parte de la historia de la televisión y de la cultura popular, tanto como sus brillantes títulos de crédito.

Es curioso como los nombres de los compositores que trabajan para televisión apenas son conocidos por el gran público por muy famoso que llegue a ser su trabajo. El hombre detrás de la música de Juego de Tronos es Ramin Djawadi, compositor de raíces iraníes por parte paterna y nacido en Alemania en 1974. Discípulo de Hans Zimmer, su primer trabajo para la gran pantalla fue la banda sonora de Blade: Trinity, aunque su partitura cinematográfica más exitosa haya sido la de la primera entrega de Iron Man, por la que fue candidato al Grammy. Para la pequeña pantalla ha trabajado también en series como Prison Break, FlashForward o Person of Interest. Por las dos primeras ha recibido sendas nominaciones al Emmy, pero no así por su trabajo para Juego de Tronos, a pesar de haber sabido crear, además de un memorable leit-motif, un ambiente musical diferenciado para los distintos entornos y personajes que aparecen en la serie. También se ha encargado de componer las canciones que suenan en la misma. Una de ellas, The Rains of Castemere, ha sido grabada por The National… aunque, curiosamente, ha sido el batería de Coldplay, Will Champion, quien ha aparecido en la serie como miembro integrante de la banda que tocaba ese tema en una de las escenas fundamentales de la temporada.

No ha sido el único cameo musical que hemos podido ver en Juego de Tronos. Gary Lightbody, cantante de Snow Patrol, aparece durante unos segundos cantando The bear and the maiden fair junto a un grupo de jinetes en el tercer episodio de esta última temporada… a pesar de que la versión de la banda sonora corre a cargo del grupo estadounidense de indie rock The Hold Steady.

UK vs USA: Lo más vendido del año

Seguimos repasando lo que ha dado de sí 2012 echando un vistazo a lo más vendido en Reino Unido y Estados Unidos durante los últimos doce meses. Hay nombres que se repiten a ambos lados del Atlántico, pero también curiosas diferencias. La más notable es que el disco más vendido en UK, Our Version of Events, de Emeli Sandé, con ventas superiores al millón de copias, no ha existido para los estadounidenses. En Estados Unidos, según los datos del Billboard, el disco más exitoso del año ha sido, una vez más, 21 de Adele. En su país natal, 21 ha conseguido ser el segundo disco más vendido del 2012: desde que se editó en enero de 2011 sus ventas en todo el mundo superan las venticinco millones de copias. Y eso habiendo publicado sólo tres sencillos y pasando de hacer videoclips para sus temas. Skyfall, por cierto, ha terminado vendiendo más de medio millón de copias en Reino Unido.

El top5 de discos más vendidos en el mercado británico se completa con la ópera prima de Ed Sheeram, +; Born to Die, de Lana del Rey (que en la lista anual del Billboard, en cambio, sólo consigue colocarse en el puesto 70. En todo el mundo, han sido más de tres millones las copias que ha vendido) y Take me home, de One Direction. En Estados Unidos, nos encontramos con el disco navideño de Michael Bublé en el segundo puesto, seguido de Take Care, de Drake; Red, de Taylor Swift; y Up all night, de One Direction. Destacables son las posiciones conseguidas por grupos como Mumford & Sons (Babel es el sexto disco más vendido en UK, séptimo en USA), Coldplay (Mylo Xyloto se coloca en el 9 en UK y en el 17 en USA) o The Black Keys (El Camino termina 2012 en el puesto 38 en UK y en el décimo en USA). Yo pronostico que Lonely Boy acabará sustituyendo al Seven Nation Army de The White Stripes en estadios y cierres de discotecas.

En cambio, no creo que estén muy contentos con sus resultados anuales artistas como The Killers (Battle Born se coloca en el puesto 27 en UK y en el 140 en USA), Muse (The Second Law está en el 32 en UK y en el 154 en USA) o Madonna (MDNA no está entre los cuarenta discos más vendidos en UK este 2012, mientras que en USA ha conseguido colocarse en el 44).

En lo referente a sencillos, la coincidencia es total en el mercado británico y estadounidense: Las tres canciones del año han sido We Are Young, de Fun. ft Janelle Monae; Call me maybe, de Carly Rae Jepsen; y Somebody that I Used to Know, de Gotye ft Kimbra en lo más alto de ambas listas.

Considerando los millones de copias vendidas en todo el mundo de esta canción y el hecho de que su disco Making Mirrors también se ha vendido bastante bien (termina el año en el puesto 27 del Billboard y unas ventas mundiales que se acercan a los dos millones), Gotye ha ganado suficiente dinero como para no tener que preocuparse por ser una “One Hit Wonder”. Por su parte, Fun. ha colocado Some Nights en el puesto 14 de los sencillos del 2012 para el Billboard, mientras que su disco ha terminado también el año en una buena posición (23 en UK y 20 en USA). Peor lo tiene Carly Rae Jepsen, cuyo disco no aparece por ninguna parte, y sólo puede presumir de haber tenido otro pequeño éxito gracias a su dueto con Owl City, Good Time (puesto 38 en USA).

En UK, el top 5 se completa con Titanium, de David Guetta ft Sia (puesto 24 en USA), e Impossible, de James Arthur. En USA, el cuarto y el quinto puesto son para Payphone, de Maroon 5 (puesto 9 en UK), y Lights, de Ellie Goulding, un éxito tan tardío como sorprendente. ¿Y Gangnam Style? Pues termina el año como sexto sencillo más vendido en UK y en el 47 para Billboard.