Archivo de la etiqueta: Charli XCX

Charli XCX a la conquista de América

Incomprensiblemente, Sucker, el segundo disco de Charli XCX, se publicó en Estados Unidos a mediados de diciembre mientras que en Europa no estará “disponible” hasta el 16 de Febrero. La joven londinense, después de los éxitos de Boom Clap y su colaboración con Iggy Azalea en Fancy, está decidida a comerse el mundo, aunque como nos demostró en su primer disco, también parece decidida a hacer siempre lo que más le apetezca e ir a su bola.

Todo en Sucker parece girar en torno a la iconografía más típicamente USA y el videoclip de Doing It, para cuyo lanzamiento en sencillo ha contado con la (inapreciable e irrelevante) colaboración de Rita Ora, sigue en la misma línea. Como dice la propia Charli, se ha inspirado en Thelma y Louise, Asesinos Natos y la muñeca Barbie, así como en el trabajo de David Lachapelle, los clubs de strip tease de Florida y la moda de los 70, pantalones de campana incluidos.

Eso sí, ahí esos pasamontañas con la Union Jack para dejar claras las raíces británicas de las dos artistas.

Lista UK: Número uno para Ella Henderson

Ella Henderson participó en la novena edición de The X Factor, donde fue desde el principio una de las favoritas para ganar. Sin embargo, el destino quiso que cayera eliminada semanas antes del final del programa cuando fue nominada junto a James Arthur, a la postre ganador del concurso. Casi dos años después, la joven británica consigue colocarse en lo más alto con su disco de debut, Chapter One, algo que Arthur no consiguió en su momento.

Ed Sheeran aguanta en el dos con X y Sam Smith hace lo mismo en el tres con In the lonely hour. George Ezra baja del uno al cuatro con Wanted on Voyage y en el cinco nos encontramos con la segunda novedad de la semana: Sweet Talker, el tercer trabajo de Jessie J. El resto de entradas se completa con Songs of Innocence, el disco de U2 que la banda regaló en Itunes y que ya ha salido a la venta en formato físico, en el 6; el recopilatorio de grandes éxitos de Spandau Ballet, The Story – The Very Best Of, en el 8; Tough Love, de Jessie Ware, en el 9; Rose Ave., del proyecto paralelo formado por Pink y el músico canadiense Dallas Green, You+Me, en el 10; Tenore, de Jonathan Antoine, en el 13; Memoirs of a Madman, de Ozzy Osbourne, en el 23; Modern Life, de Si Cranstoun, en el 30; The night is young, de 2 bears, dúo formado por el miembro de Hot Chip Joe Goddard y Raf Rundell, en el 53; la reedición por su 35 aniversario del disco de Madness, One Step Beyond, en el 54; Blood Moon: Year of the Wolf, de The Game, en el 60; Blood In, Blood Out, de Exodus, en el 71; la caja para coleccionistas The Complete Albums Collection 1980-88, de Iron Maiden, en el 94; y Trick, segundo disco en solitario del cantante de Bloc Party, Kele, en el 99.

En la lista de sencillos, Meghan Trainor aguanta en lo más alto por tercera semana consecutiva con All About That Bass, seguida por Taylor Swift, en el 2 con Shake it off, y One Direction, que debutan en el 3 con su un tanto decepcionante Steal my girl. En el 10 debuta Guts Over Fear, la colaboración entre Eminem y Sia, mientras que en el 35 nos encontramos a Charli XCX con Break the rules.

Lista UK: Quinta semana en el número uno para Ed Sheeran

X, de Ed Sheeran, consigue colocarse en lo más alto de la lista de discos más vendidos en Reino Unido por quinta semana consecutiva, una hazaña que no se había visto desde que Adele publicara 21 en enero de 2011 y estuviera en el número uno durante once semanas seguidas. La entrada más alta de la semana es para otra pelirroja: el segundo disco de La Roux, el largamente esperado Trouble in paradise, debuta en la sexta plaza.

El resto de novedades se completa con Acoustic Classics, del veterano Richard Thompson, en el 16; Heaven & Earth, de Yes, en el 20; From Scotland with love, de King Creosote, en el 21; Similarities, el disco de caras B de Biffy Clyro, en el 28; From where we stand, del dúo country de gemelas londinensas Ward Thomas, en el 41; y Terms of My Surrender, de John Hiatt, en el 80.

En la lista de sencillos, los ingleses vuelven a demostrar que adoran a Cheryl Cole. Crazy Stupid Love es el cuarto número uno en solitario de la excomponente de Girls Aloud. Pero aquí preferimos destacar que Charli XCX consigue su mayor éxito en solitario hasta la fecha gracias a Bomm Clap, tema de la película Bajo la misma estrella, que esta semana sube del 158 hasta el 6.

En el 66 nos encontramos con How good it was, de The Courteeners; en el 90 con Hunger of the Pine, de Alt-J; y en el 92 con Mr. Brightside, de The Killers, que lleva ya acumuladas 355 semanas en la lista.

Videofilms

La función del videoclip está clara: su objetivo es vender una canción, pero también establecer la imagen del artista de cara al público. Sin embargo, más allá de sus objetivos promocionales, los videoclips pueden terminar convirtiéndose en pequeñas joyas de arte, extraordinarios experimentos visuales donde sus directores dan rienda suelta a sus estilos y estéticas favoritos. Algunos de ellos han aprovechado el encargo de hacer un videoclip para homenajear a algunas de sus películas favoritas. A veces con brillantes resultados… y otras veces, no.

-BLUR: To the end.

Hace veinte años, Blur publicaban Parklife, el disco que les convertiría en las grandes estrellas del BritPop -con permiso de los Gallagher, claro-. Girls & Boys y Parklife fueron los temas más exitosos del discos, pero entre ambos se publicó otro sencillo que no consiguió la misma popularidad a pesar de ser una de las canciones más brillantes del conjunto liderado por Damon Albarn. To the end es un tema en el que colabora Lætitia Sadier, de Stereolab, cantando la parte en francés del estribillo (un año después, Blur volverían a grabar el tema en forma de dueto con la mítica Françoise Hardy). Reflejando la francofilia del tema, To the end vino acompañado de un videoclip dirigido por David Mould que es un breve resumen del clásico de la Nouvelle Vague del que hablamos recientemente: El año pasado en Marienbad.


Blur – To The End por Blur-Official

KELLY OSBOURNE: One Word.

La hija de Ozzy Osbourne saltó a la fama a principios de los 2000 gracias al reality que su familia protagonizó para la MTV. Aprovechando el tirón, Kelly Osbourne publicó Shut Up, un disco que fue machacado por la crítica pero con ventas aceptables, y después Sleeping in the nothing, un disco que fue defendido por la crítica pero con ventas desastrosas. De él sólo se extrajo un sencillo, One Word, un estupendo tema de pop electrónico inspirado en el Fade to Gray de Visage y acompañado de un videoclip dirigido por Chris Applebaum y basado en otro clásico de la Nouvelle Vague: en esta ocasión, Lemmy contra Alphaville, de Jean-Luc Godard.

MANDO DIAO: Gloria

La estética de la Nouvelle Vague ha dejado su huella en muchos videoclips, especialmente en aquellos de bandas que juegan a recuperar sonidos del pasado y buscan su inspiración en los años 60. Los suecos Mando Diao son uno de estos grupos y lo dejaron más que claro en el videoclip de su sencillo de 2009, Gloria. Atentos a como las películas que se proyectan en ese cine donde transcurre parte de la acción son Pierrot Le Fou (Pierrot, el loco) y À bout de souffle (Al final de la escapada), dos títulos fundamentales de Jean Luc Godard.

THE CARDIGANS: Hanging Around

Otro de los grandes nombres de la música sueca es The Cardigans. El grupo publicó en 1998 el que quizás sea su mejor disco, Gran Turismo, al que pertenece esta canción. En el video para Hanging Around, dirigido por Sophie Muller, la banda recrea el clásico de Polanski de 1965, Repulsion, con Nina Persson retomando el papel interpretado por Catherine Deneuve en la película con casi su misma gelidez cautivadora.

KYLIE MINOGUE: Put yourself in my place

No hay diva del pop que se precie que no haya hecho un videoclip homenajeando a estrellas del pasado. Si Christina Aguilera se clonaba para ser las Andrew Sisters en Candyman o Madonna recreaba en Material Girl el número de Diamonds are a girl’s best friend de Marilyn Monroe en Los caballeros las prefieren rubias, Kylie Minogue jugaba a ser la Jane Fonda de Barbarella en el videoclip para Put Yourself In My Place, el sencillo que sucedió a Confide in Me en la promoción de su disco de 1994, Kylie Minogue. Aunque no es uno de sus temas más exitosos sí que es un buen ejemplo de los sonidos más maduros y alejados del dance que la australiana cultivó durante los años 90.

JENNIFER LOPEZ: I’m glad.

Para I’m Glad, uno de los sencillos de This is me… then, Jennifer Lopez se puso a las ordenes de David LaChapelle para rodar un videoclip que recrea, casi plano a plano, algunas de las escenas más famosas de Flashdance. Cierto es que no le pega demasiado al estilo de la canción, pero el resultado es mucho mejor que el obtenido por Geri Halliwell mezclando Fama y Flashdance en el videoclip de su olvidable versión de It’s raining men.

PAULA ABDUL: Rush Rush

Seguramente toda cantante pop sueña también con ser actriz. De ahí que a veces se lancen a protagonizar en sus videoclip versiones de clásicos del cine con resultados, en ocasiones, más que terribles. Para Rush Rush, una inofensiva balada escogida como primer sencillo de su segundo trabajo, Paula Abdul decidió recrear Rebelde sin causa… con Keanu Reeves y su media melena en el papel de James Dean. Esto también eran los 90.

IGGY AZALEA ft CHARLI XCX: Fancy

Afortunadamente los 90 también nos trajeron otras cosas, como Fuera de Onda, la adaptación del clásico de Jane Austen, Emmma, a un instituto de Beverly Hills protagonizada por Alicia Silverstone, icono sexual de la década gracias a su participación en varios videoclips de Aerosmith. Iggy Azalea y Charli XCX aun iban al parvulario cuando se estrenó, pero ambas protagonizan este remake en forma de videoclip para Fancy, uno de los más recientes ejemplos de esta tendencia.

Lista UK: Paolo Nutini repite en el número uno

Dada la fugacidad con la que pasan algunos discos por la lista británica, tiene mérito que Paolo Nutini se haya mantenido en lo más alto por segunda semana consecutiva con Caustic Love. Le acompañan en el Top3 John Legend y su Love in the future y Vamps con Meet the Vamps. La entrada más destacada aparece en el número 5: se trata de The New Classic, el debut de la rapera australiana Iggy Azalea después de varios EPs y mixtapes. En el videoclip de Fancy, ella y Charli XCX homenajean ese clásico de los 90 protagonizado por Alicia Silverstone llamado Fuera de Onda.

El resto de novedades de la semana se completa con The Cautionary Tales Of Mark Oliver Everett, de Eels, en el 7; Food, de Kelis, en el 20; Honest, de Future, en el 78; y Space Police: Defenders of the Crown, de la banda de power metal alemana Edguy, en el 82.

En la lista de canciuones, el holandés Mr. Probz entra directamente al número uno gracias al remix que Robin Schulz ha hecho de su tema Waves.

Otras novedades destacables son la de lo nuevo de The Kooks, Down, en el 40, y la de Midnight, de Coldplay, en el 89.

Lista UK: Beyoncé anima el panorama

Habría sido una semana bastante aburrida en la lista británica, con Robbie Williams recuperando la primera posición gracias a Swings both ways, desplazando a Midnight Memories de One Direction a la segunda plaza, seguidos por Gary Barlow en el tercer puesto. Podríamos haber comentado lo bien que le sienta la temporada de compras navideñas a Michael Bublé, que tiene dos títulos en el Top10: To be loved, en el 6, y Christmas, en el 7, disco este último que se está convirtiendo en un clásico navideño inevitable. Afortunadamente Beyoncé nos sorprendió publicando el viernes un disco en Itunes con 14 nuevas canciones acompañadas de 17 videoclips y en apenas 48 horas, sin que Beyoncé esté físicamente en las tiendas y sin que haya un sencillo propiamente dicho, el disco se ha colocado en la quinta posición.

Si no llega a ser por Beyoncé, las únicas novedades de la semana habrían sido Live at the cellar door, de Neil Young, en el 57, y la banda sonora original de El Hobbit – La desolación de Smaug, en el 69.

En la lista de sencillos Lily Allen vuelve a ser número uno con su versión de Somewhere only we know, seguida de Avicii con Hey Brother y Leona Lewis con One More Sleep. Con esta canción, Leona Lewis se convierte en la solista femenina británica con más sencillos en el top5 de su país. Destaca la subida hasta el 4 de Happy, de Pharrell Williams y los debuts de Charli XCX en el 62 con Superlove y de Idina Menzel en el 69 con Let it go, extraído de la banda sonora de Frozen.

Charli XCX: Pop Underground

Charli_XCX_-_True_Romance

Lo primero que escuché de Charli XCX fueron un par de sencillos que publicó en 2011: Stay away y Nuclear Seasons, dos muestras de synthpop de aires ochenteros y algo oscuros trasladados a nuestros días. Su autora era una jovencita británica recién salida de la adolescencia que se declaraba fan de Britney Spears, Spice Girls y las princesas Disney y que ya había grabado un disco a los 16 años con dinero de sus padres, un compacto llamado 14 que repartió entre sus compañeros de clase. Sí, en ese sentido, el comienzo de la carrera de Charli no parece muy distinto al de Lana del Rey: vídeos realizados con bajo presupuesto e imágenes de archivo, canciones que se difunden a través de Youtube y redes sociales antes de estar a la venta, una imagen peculiar en la que se confunden persona con personaje… Eso sí, donde Lana juega a ser una reencarnación de una Lolita de los años 50 condenada al drama y la perdición, Charli se nos muestra como una Lolita del siglo XXI condenada a la diversión. Ahí es donde podríamos compararla con la Lady Gaga de Just Dance, pero sin tener que recurrir después a justificaciones intelectuales para defender su propuesta estética. Charli XCX es una hija de la generación Tumblr, donde se mezclan con desparpajo múltiples referentes culturales y estéticos en una batidora donde todo tiene la misma profundidad que una viñeta gif, tan superficial como a la vez directa. El videoclip que hizo para Cloud Aura junto a Brooke Candy es toda una declaración de intenciones: Casablanca se une con Glee y Louise Brooks va de la mano de Britney, Pikachu y Emma Stone.

En este tiempo Charli XCX ha ido publicando un par de EPs y mixtapes, cautivando a los medios, los críticos, los blogueros y los aficionados a la música. Pero ahora llega la hora de la verdad: esta semana salía a la venta True Romance, llamado así en homenaje a la película de 1993 dirigida por Tony Scott y escrita por Quentin Tarantino, Amor a Quemarropa, y había que confirmar si su contenido se correspondía con nuestras expectativas.

Y por supuesto, lo ha conseguido. True Romance es uno de estos discos de pop que se disfrutan de principio a fin sin que uno tenga la sensación de que hay canciones de relleno: es fácil pensar que todos los temas son potenciales sencillos. La verdad es que, siendo sinceros, la mitad del contenido del disco ya lo conocíamos y ya nos había convencido: True Romance se abre con Nuclear Seasons y sigue con You (Ha Ha Ha), donde Charli canta “You were old school, I was on the new shit”, una frase no muy distinta en espíritu a la genial “You are from the 70’s but I’m a 90’s bitch” del I love it que compuso para Icona Pop. También están en el disco -como no-, Cloud Aura, Stay Away, You’re the one o la evocadora So Far Away. Otras canciones que conocíamos se han quedado fuera, como I’ll never know, tema con más que evidentes reminiscencias del Saturday Night de Whigfield. Entre las novedades destacan Set me Free (Feel my pain), donde Charli XCX se luce vocalmente recordando a ratos a Gwen Stefani o a su compañera de promoción Marina Diamondis, a quien ha teloneado en varios conciertos, o el que podríamos considerar sencillo de presentación del disco: What I Like. Que ese comienzo a lo Tigeraso no os despiste.

El secreto de True Romance es el mismo que define la estética de los videoclips de Charli XCX: al mezclar sin ningún prejuicio todo tipo de referentes, desde el synthpop y la new wave de los 80 hasta la indietronica de nuestros días, pasando por el electropop y hasta el eurobeat de los 90, el resultado es un disco de pop intemporal y que uno puede imaginar sonando tanto en los cascos del hipster más aficionado al postureo como en las emisoras más comerciales. Si esto último no sucede, se debe quizás a que la frescura o el riesgo no son valores muy apreciados en estos tiempos de vocoder y pop manufacturado.