Lista Promusicae: una semana casi sin novedades

Enero es un mes de transición para la industria discográfica. Pasadas las Navidades, la época del año en la que más discos se venden, no hay tiempo ni ganas para hacer grandes lanzamientos, salvo excepciones como la de Bruce Springsteen, que sigue por segunda semana consecutiva en el número uno de la lista de discos más vendidos en España gracias a High Hopes. Esto se traduce en que esta semana sólo nos encontramos una novedad en la lista: The U.S. Albums, la caja que recopila las ediciones estadounidenses de los discos de The Beatles, en el 82.

Si, de Malú, y el disco homónimo de Dani Martín completan el top3 de nuestra lista. Nueve puestos escala esta semana la BSO de Frozen, colocándose ya en el 13, su mejor posición hasta el momento. La banda sonora de El tiempo entre costuras, a cargo de Cesar Benito, también consigue un puesto destacado en su segunda semana en lista, ascendiendo hasta el 35. Por último, destacamos que dos trabajos superan ya el centenar de semanas entre los cien discos más vendidos en España: Born to die, de Lana del Rey, con 101 semanas, y Up all night, de One Direction, que ya lleva 103. Pronto dejarán de figurar en la lista debido a una absurda norma de Promusicae, que deja fuera a los discos que lleven publicados más de dos años.

En la lista de sencillos, como era previsible, David Bisbal ha entrado directamente al número uno con su nuevo tema, ese intento de folk en castellano llamado Diez mil maneras.

Happy, de Pharrell Williams, sube hasta el segundo puesto, mientras que Avicii se mantiene en la tercera posición con Hey Brother. El dueto de Shakira y Rihanna, Can’t remember to forget you, que debutó la pasada semana en el 2, baja hasta el 4. Otras novedades que nos encontramos en la lista son XO, de Beyoncé, en el 38; uno de los cortes de la BSO de El tiempo entre costuras, Tema de Sira, en el 39; Demons, de Imagine Dragons, en el 42; y All Night, de Icona Pop, en el 50.

High Hopes

SPRINGSTEEN_HIGH_HOPES_cover_-575x575

¿Cuál es el status actual de Bruce Springsteen? Está claro que la época en que era una superestrella y hasta un icono de los ochenta ya quedó atrás y que seguramente su último éxito entre el gran público fuera la ya lejana Streets of Philadelphia, pero el caso es que el Boss sigue conservando un amplio número de seguidores que hacen que sus discos alcancen buenas cifras de venta y, sobre todo, que sus giras sigan siendo multitudinarias. Liberado del peso de tener que ser un superventas a toda costa como en los tiempos de Born in the USA y Tunnel of love, Springsteen puede dedicarse a publicar los discos que le apetezca cuando quiera y como quiera, ya sea una colección de versiones de Pete Seeger o su visión de la realidad estadounidense del momento: Springsteen nunca ha tenido miedo a cantar sobre el mundo y la gente que le rodea y ahora no iba a ser menos.

Toda esa libertad y esa personalidad se nota en High Hopes. Ajeno a cualquier sonido de moda y a cualquier necesidad de ser moderno, Springsteen sólo es fiel a sí mismo. Su manera de hacer rock y de cantar ya son intemporales, clásicos en sí mismos. Pero eso no evita que High Hopes resulte ser un disco un tanto desconcertante, por su combinación de antiguos temas regrabados, canciones descartadas para otros discos ahora recuperadas y versiones de otros artistas. El sencillo que da título al disco es un buen ejemplo de esta diversidad temática: Bruce Springsteen ya habría grabado High Hopes, un tema compuesto por Tim Scott McConnell -artista que se denomina a sí mismo «el maestro del blues gótico»-, para el EP Blood Brothers, de 1996, cuando volvió a juntarse con su banda de siempre, la E Street Band, para grabar una serie de temas nuevos para su primer recopilatorio de grandes éxitos. Otros temas que se recuperan en este disco son American Skin (41 shots), tema incluido en su disco Live in New York City de 2001 y que aparece aquí en su versión de estudio, y The Ghost of Tom Joad, regrabado en una versión donde cobra un especial protagonismo la guitarra de Tom Morello, miembro de Rage Against The Machine y acompañante de Springsteen a lo largo de su última gira. El mensaje de la canción, publicada originalmente en 1995 e inspirada en el protagonista de Las uvas de la ira, sigue estando de plena actualidad en estos tiempos de crisis económica.

Además de High Hopes, dos son las versiones que aparecen en el disco: Just like fire would, un tema de 1986 del grupo de punk australiano The Saints, y Dream Baby Dream, versión de la canción publicada por Suicide en 1979. Mientras que la primera apenas aporta nada al original, la segunda es toda una recreación en clave folk-rock de un tema synthpop y una buena manera de cerrar este disco. Del resto del disco, descartes de las sesiones de grabación de los trabajos de Bruce Springsteen de los últimos años, encontramos temas con sabor al rock clásico americano, que van desde los coros de Heaven’s Wall hasta las reminiscencias de I’m on fire que podemos encontrar en Down in the hole. Especialmente destacables son Hunter of invisible game y The Wall, inspirada por una visita del rockero de New Jersey al monumento en memoria de los soldados caídos en Vietman de Washington. Todas ellas son un buen reflejo del talento de Springsteen, pero también una prueba de que, para lo bueno y para lo malo, sus canciones están por encima de modas: realmente da igual cuando fueron compuestos estos temas, ninguno de ellos suena antiguo… pero tampoco novedoso.

Lista UK: el jefe sigue mandando

Como era de prever, Bruce Springsteen ha debutado esta semana en lo más alto de la lista británica con High Hopes. Con este ya son diez los discos de Springsteen que han ocupado el número uno en el Reino Unido, posición que también ha conseguido en Estados Unidos. En su país natal el rockero de New Jersey puede presumir de haber colocado once de sus trabajos en la primera plaza del Billboard, cifras que le colocan entre los artistas más exitosos de la historia.

La llegada de Springsteen desplaza a Halcyon, de Ellie Goulding, a la segunda posición. Beyoncé, Bastille y Gary Barlow completan el Top5 de una lista que esta semana presenta las siguientes novedades: Post Tropical, de James Vincent McMorrow, en el 28; London Boy American Dreaming del rapero británico DVS en el 53; Dark Days, de Canterbury, en el 84; y Total Striffe Forever, de East India Youth, en el 85.

En la lista de sencillos, Pharrell Williams sigue una semana más en el número uno con Happy, una de las candidatas a llevarse el Oscar a Mejor Canción en la próxima entrega de los premios. Timber, de Pitbull ft Ke$ha, sigue en la segunda posición, al igual que Hey Brother de Avicii en la tercera. Entre las novedades nos encontramos en el 11 al dueto de Shakira y Rihanna, Can’t Remember To Forget You.

Lista española: Pablo Alborán sigue arrasando

Ver la listas de ventas de España es comprobar que Pablo Alborán sigue vendiendo discos como rosquillas en un país que hace mucho que dejó de comprar música. Su disco en acústico continúa en el número 1, mientras que su debut está en el cuarto puesto después de 71 semanas. Además, tiene tres canciones entre las cincuenta más venidas del país. Y por si fuera poco, también ha sido número uno durante semanas en Portugal. No hay como ser mono y tocar la guitarra para conquistar a las masas, esto es así. Y por detrás de Alborán, en el segundo puesto, está la otra triunfadora del 2011, Adele con 21, disco que, aunque parezca mentira, aun no ha sido número 1 en España.

El disco que ha experimentado el mayor aumento en ventas esta semana ha sido Wrecking Ball, de Bruce Springsteen, que escala un par de posiciones hasta el tercer puesto de la lista. Venir a España y asombrar al público con conciertos de cuatro horas ha servido para impulsar las ventas de su último trabajo. Puede que el paso de Lana del Rey por el Sonar haya servido también para que su Born to die alcance la séptima plaza, su puesto más alto hasta la fecha en nuestro país. Por su parte, Love of Lesbian se mantienen en el sexto puesto después de su sorprendente número 1 de hace cuatro semanas.

La entrada más alta de la semana ha sido la de Loquillo en el once con Loquillo en Madrid. Amy MacDonald debuta en el 36, Usher en el 42 y Hot Chip hacen acto de presencia por primera vez en su carrera en la lista española colocando In our heads en el 85.

La lista de canciones más vendidas estrena nuevo número uno. Como era previsible, No hay dos sin tres, la canción de la Eurocopa, se ha situado en lo más alto. En el segundo puesto repiten Cali y el Dandee con el éxito de las últimas semanas, Yo te esperaré, quintaesencia del sonido cani, homenaje al vocoder y «guilty pleasure» en potencia.

El resto de la lista de canciones está dominado por todo tipo de temas que bailarás en los bares, bodas y terrazas menos exigentes durante este verano. La única novedad es la entrada de Marta Sánchez en el 35 con Mi cuerpo pide más. Menuda lista más tonta la nuestra.