Videofilms

La función del videoclip está clara: su objetivo es vender una canción, pero también establecer la imagen del artista de cara al público. Sin embargo, más allá de sus objetivos promocionales, los videoclips pueden terminar convirtiéndose en pequeñas joyas de arte, extraordinarios experimentos visuales donde sus directores dan rienda suelta a sus estilos y estéticas favoritos. Algunos de ellos han aprovechado el encargo de hacer un videoclip para homenajear a algunas de sus películas favoritas. A veces con brillantes resultados… y otras veces, no.

-BLUR: To the end.

Hace veinte años, Blur publicaban Parklife, el disco que les convertiría en las grandes estrellas del BritPop -con permiso de los Gallagher, claro-. Girls & Boys y Parklife fueron los temas más exitosos del discos, pero entre ambos se publicó otro sencillo que no consiguió la misma popularidad a pesar de ser una de las canciones más brillantes del conjunto liderado por Damon Albarn. To the end es un tema en el que colabora Lætitia Sadier, de Stereolab, cantando la parte en francés del estribillo (un año después, Blur volverían a grabar el tema en forma de dueto con la mítica Françoise Hardy). Reflejando la francofilia del tema, To the end vino acompañado de un videoclip dirigido por David Mould que es un breve resumen del clásico de la Nouvelle Vague del que hablamos recientemente: El año pasado en Marienbad.


Blur – To The End por Blur-Official

KELLY OSBOURNE: One Word.

La hija de Ozzy Osbourne saltó a la fama a principios de los 2000 gracias al reality que su familia protagonizó para la MTV. Aprovechando el tirón, Kelly Osbourne publicó Shut Up, un disco que fue machacado por la crítica pero con ventas aceptables, y después Sleeping in the nothing, un disco que fue defendido por la crítica pero con ventas desastrosas. De él sólo se extrajo un sencillo, One Word, un estupendo tema de pop electrónico inspirado en el Fade to Gray de Visage y acompañado de un videoclip dirigido por Chris Applebaum y basado en otro clásico de la Nouvelle Vague: en esta ocasión, Lemmy contra Alphaville, de Jean-Luc Godard.

MANDO DIAO: Gloria

La estética de la Nouvelle Vague ha dejado su huella en muchos videoclips, especialmente en aquellos de bandas que juegan a recuperar sonidos del pasado y buscan su inspiración en los años 60. Los suecos Mando Diao son uno de estos grupos y lo dejaron más que claro en el videoclip de su sencillo de 2009, Gloria. Atentos a como las películas que se proyectan en ese cine donde transcurre parte de la acción son Pierrot Le Fou (Pierrot, el loco) y À bout de souffle (Al final de la escapada), dos títulos fundamentales de Jean Luc Godard.

THE CARDIGANS: Hanging Around

Otro de los grandes nombres de la música sueca es The Cardigans. El grupo publicó en 1998 el que quizás sea su mejor disco, Gran Turismo, al que pertenece esta canción. En el video para Hanging Around, dirigido por Sophie Muller, la banda recrea el clásico de Polanski de 1965, Repulsion, con Nina Persson retomando el papel interpretado por Catherine Deneuve en la película con casi su misma gelidez cautivadora.

KYLIE MINOGUE: Put yourself in my place

No hay diva del pop que se precie que no haya hecho un videoclip homenajeando a estrellas del pasado. Si Christina Aguilera se clonaba para ser las Andrew Sisters en Candyman o Madonna recreaba en Material Girl el número de Diamonds are a girl’s best friend de Marilyn Monroe en Los caballeros las prefieren rubias, Kylie Minogue jugaba a ser la Jane Fonda de Barbarella en el videoclip para Put Yourself In My Place, el sencillo que sucedió a Confide in Me en la promoción de su disco de 1994, Kylie Minogue. Aunque no es uno de sus temas más exitosos sí que es un buen ejemplo de los sonidos más maduros y alejados del dance que la australiana cultivó durante los años 90.

JENNIFER LOPEZ: I’m glad.

Para I’m Glad, uno de los sencillos de This is me… then, Jennifer Lopez se puso a las ordenes de David LaChapelle para rodar un videoclip que recrea, casi plano a plano, algunas de las escenas más famosas de Flashdance. Cierto es que no le pega demasiado al estilo de la canción, pero el resultado es mucho mejor que el obtenido por Geri Halliwell mezclando Fama y Flashdance en el videoclip de su olvidable versión de It’s raining men.

PAULA ABDUL: Rush Rush

Seguramente toda cantante pop sueña también con ser actriz. De ahí que a veces se lancen a protagonizar en sus videoclip versiones de clásicos del cine con resultados, en ocasiones, más que terribles. Para Rush Rush, una inofensiva balada escogida como primer sencillo de su segundo trabajo, Paula Abdul decidió recrear Rebelde sin causa… con Keanu Reeves y su media melena en el papel de James Dean. Esto también eran los 90.

IGGY AZALEA ft CHARLI XCX: Fancy

Afortunadamente los 90 también nos trajeron otras cosas, como Fuera de Onda, la adaptación del clásico de Jane Austen, Emmma, a un instituto de Beverly Hills protagonizada por Alicia Silverstone, icono sexual de la década gracias a su participación en varios videoclips de Aerosmith. Iggy Azalea y Charli XCX aun iban al parvulario cuando se estrenó, pero ambas protagonizan este remake en forma de videoclip para Fancy, uno de los más recientes ejemplos de esta tendencia.

Lista Uk: Vuelve Blur.

Aunque todos pensábamos que su carrera estaba muerta después de haber sido condenado por haber pegado a Rihanna en 2009, Chris Brown ha conseguido esta semana su primer número 1 en la lista de discos británica y sólo Payphone de Maroon 5 ha impedido que alcanzara la misma posición en la de sencillos. Yo prefiero darle más importancia al debut en el 34 de Under the Westway, el primer sencillo que publica Blur en años (nueve desde los tiempos de Think Tank, menos si tenemos en cuenta Fool’s Day, del que sólo lanzaron 1000 copias para celebrar el Record Store Day de 2010), una canción a la altura de los grandes temas de la banda.

La otra curiosidad de la semana en las listas británicas es el hecho de que Graceland, el disco de Paul Simon del que se ha publicado una edición especial para conmemorar su 25º aniversario, haya escalado 39 posiciones hasta situarse en el sexto puesto de la lista. Hay clásicos que nunca pasan de moda.

«NEVERMIND» Y OTROS COMPAÑEROS DE PROMOCIÓN

El 24 de septiembre de 1991 se publicó el segundo disco de un grupo de Seattle llamado Nirvana. «Nevermind» era su título. Las expectativas comerciales respecto al mismo eran escasas. Lo esperable era que llamara la atención entre el público local de su fría y lluviosa ciudad y de los aficionados más puristas que habían escuchado «Bleach», su trabajo anterior. Sin embargo, como todos sabemos, «Smells like teen spirit» se convirtió en el himno de una generación, una de estas canciones que marcan una época y que consiguen que, de repente, todos los artistas y estilos musicales que dominaban el panorama se vuelvan caducos y obsoletos en un abrir y cerrar de ojos. Treinta millones de copias vendidas después, no está mal recurrir a la nostalgia y celebrar por todo lo alto el vigésimo aniversario de un disco mítico… aunque sospecho que muchos de los que ahora van a proclamar la vuelta de la estética grunge y a cantar las excelencias de la Generación X nunca se lo escucharon entero. De hecho, a mí «Nevermind» en su conjunto se me hace un poco árido.

NirvanaNevermindalbumcover

De todas formas, la nostalgia no debería cegarnos. Este año se celebra también el veinte aniversario de otros discos igualmente influyentes y memorables. Ya que hablamos del grunge y de Seattle, no podemos olvidarnos de Pearl Jam y su «Ten».

Ten Pearl Jam

«Ten» se publicó el 27 de agosto de 1991. Era el primer trabajo de Pearl Jam, otro grupo de Seattle. Es cierto que el éxito de «Nevermind» sirvió para que el gran público se fijara en este trabajo y en los de otros grupos de la región como Soundgarden o Alice in Chains, pero esto no debería afectar a la valoración de este disco casi perfecto de guitarras compactas y letras dramáticas cantadas -y a veces prácticamente gritadas- por el carismático Eddie Vedder. «Alive» es un himno a la altura de «Smell like teen spirits», una de la canciones fundamentales para entender la música de los noventa. Junto con los dos discos siguientes de la banda, «Versus» y «Vitalogy», «Ten» forma una trilogía musical donde lo épico, lo trágico y lo intimista se combinan con brillantez.

R.E.M._-_Out_of_Time

Pocos meses antes de la explosión grunge, un grupo con una larga trayectoria a sus espaldas pasó de ser apreciado por una minoría a convertirse en grandes estrellas. «Out of time» se publicó el 8 de marzo de 1991. Era el segundo trabajo de R.E.M. con la multinacional Warner después de «Green» y el séptimo en la carrera del grupo. Acompañada por un magistral vídeo dirigido por Tarsem Singh, «Losing my religion» conquistó al gran público con sus mandolinas y su letra prácticamente incomprensible. Odiada por el propio grupo, que reniega de ella, «Shiny Happy People» no hizo más que aumentar la popularidad de un disco que, hasta la fecha, ha vendido más de dieciséis millones de copias. Algo hacia pensar que los gustos del gran público, el mismo que había hecho del «…But seriously» de Phil Collins un superventas en 1990, estaban cambiando.

u2 Achtung Baby

A principios de los noventa, grupos, sonidos y productores que habían reinado durante los ochenta daban muestras de agotamiento creativo. Ante la opción de renovarse o morir, U2 sorprendieron a propios y extraños publicando un disco que rompía con el sonido grandilocuente y mesiánico de «The Joshua Tree» para en realidad seguir siendo grandilocuente y mesiánico a través de toques electrónicos, guitarras distorsionados, percusiones más cercanas a la pista de baile y todo un discurso metalingüístico sobre los medios de comunicación y el audiovisual. Con el evidente toque en la producción de Brian Eno, «Achtung Baby» se publicó el 19 de noviembre de 1991 y, superado el desconcierto inicial, se convirtió en uno de los discos de la décadas más aclamados por la crítica y por el público que acudió fascinado a la mítica gira del ZooTV.

MassiveAttackBlueLines

Si hablamos de discos que renovaron el panorama musical e introdujeron nuevos sonidos, no podemos olvidar que el 8 de abril de 1991 se publicó «Blue Lines», el debut de Massive Attack. De hecho, los críticos lo consideran el primer disco del hipnótico y envolvente Trip Hop y creador del llamado Sonido Bristol. Mezclando soul con electrónica con hiphop con sampleados, «Unfinished Sympathy» es la canción emblemática de un disco cuya importancia no ha hecho más que agrandarse con el paso del tiempo.

Michaeljacksondangerous

Publicado el 26 de noviembre de 1991, «Dangerous» es el último disco editado por Michael Jackson antes de que las acusaciones de abuso a menores dañaran para siempre su figura pública. A pesar de vender más de treinta millones de copias, «Dangerous» no fue demasiado bien recibido en su momento e incluso fue calificado de fracaso comercial y artístico. Sin embargo, el disco es un excelente ejemplo del denominado «New Jack Swing», el género que dominó gran parte de la música negra durante la década de los noventa. Muchos trabajos de artistas de este estilo, como los soporíferos BoyzIIMen, han envejecido infinitamente peor que las canciones del disco del malogrado Rey del Pop.

Roxette Joyride

El 28 de marzo de 1991, el dúo sueco Roxette culminaba su racha de éxitos comerciales iniciada por «The Look» y continuada con «It must have been love», con la publicación de «Joyride». De sonido tan directo como intrascendente, tan pegadizo como el estribillo que cantaba «Hello, you fool, I love you», «Joyride» es una excelente definición de lo que debería ser el pop comercial sin pretensiones. En muchos sentidos, Roxette son el último gran grupo de los ochenta.

Queen_Innuendo

El 24 de noviembre de 1991 fallecía el gran Freddie Mercury. Su discográfica, pocas semanas antes, había publicado el segundo volumen de los grandes éxitos de Queen, utilizando «The show must go on» como sencillo de presentación del mismo. Ésta era la canción que cerraba «Innuendo», el último disco publicado por la banda en vida de Mercury, en febrero de ese mismo año. Ni que decir tiene que el tema y el recopilatorio se convirtieron en superventas durante meses.

blur-leisure

El 29 de agosto de 1991, un cuarteto de chicos londinenses publicaba su primer disco. Ellos eran Blur y «Leisure», el nombre de su ópera prima. Publicado en el ocaso del denominado sonido Madchester, no es un disco excesivamente brillante ni tampoco fue un superventas en su momento. Sin embargo, en él se encuentran los primeros pasos del grupo que, tres años después, revolucionaría el panorama musical con el otro estilo que definiría los noventa: Britpop. Pero ya hablaremos de él cuando llegue su revival en un par de temporadas.

Mecano-Aidalai

Y mientras tanto, en España, se publicaba el 14 de junio de 1991 el último trabajo completo de estudio de Mecano, «Aidalai». Según dice la Wikipedia, se han vendido tres millones y medio de copias de este disco en todo el mundo, un millón de ellas solamente en nuestro país. En él quedaba evidente que la ruptura personal y estilística entre los dos hermanos Cano era total. Nada tenían que ver los experimentos de Jose María con el pop más electrónico y ochentero de Nacho. Veinte años después, el disco se escucha con nostalgia por la época en la que éramos adolescentes, pero no se puede decir que haya envejecido demasiado bien. Quizás se salve de la quema su sencillo de presentación, responsable de que cada siete de septiembre nos acordamos del grupo que, para bien o para mal, definió toda una época del pop comercial de nuestro país.

COMPLETANDO LA COLECCIÓN

Ayer por la tarde estuve en la FNAC y me compré este disco:

Safari Lunar

Y este otro:

La gran escapada

Y estuve a punto de comprarme este otro:

Gominolización

Y si tenemos en cuenta que hace poco me compré éste:

Los doblados

Y un poco antes este otro:

Descibrimiento

Llegamos a la conclusión de que, a falta de propuestas musicales actuales que me motiven lo suficiente, ha llegado el momento de completar la colección y rellenar algunos huecos de mi discoteca. ¿Qué será lo próximo? ¿»Definitively Maybe» o «The Masterplan», de Oasis? ¿»A Hyperactive Workout for the Flying Squad», de Ocean Colour Scene? ¿»Dummy», de Portishead? ¿»Ten», de Pearl Jam? ¿Los dos primeros de Garbage? ¿»Autobiografía», de Duncan Dhu? ¿»Sargent Pepper´s Lonely Hearts Club Band», de The Beatles? ¿Qué sorpresas me deparará Virgin Megastore? Tengo que hacer un listado.