Videoclips con pareja de baile

Hace pocos días Ed Sheeran estrenaba el videoclip de Thinking Out Loud, tercer sencillo de X, el que seguramente será uno de los discos más vendidos de este 2014. El cantante pelirrojo sigue con su propósito de alejarse de la imagen de cantautor tristón de The A Team y después de aliarse con Pharrell Williams ha decidido protagonizar un videoclip que consiste básicamente en una coreografía en pareja que haría las delicias de Marbelys en Fama. Definida por el propio Sheeran como una canción para caminar hasta el altar, su compañera en el videoclip es Brittany Cherry, participante de la décima edición del programa estadounidense So You Think You Can Dance.

Ed Sheeran no es el primero en grabar un videoclip de este tipo. En 2012 Pink protagonizó su propia coreografía en pareja con el bailarín de Broadway Colt Prattes para Try. Inspirándose en el Tango Apache, un intenso género de baile nacido en los bajos fondos de París a principios del siglo XX y que representa el enfrentamiento violento entre dos amantes (o una prostituta y su chulo), el videoclip se ha terminado convirtiendo en uno de los más representativos de la cantante, que repitió la coreografía en diversas actuaciones en directo y a lo largo de su gira, y seguramente fue una gran ayuda para que Try se colocara en el número uno de la lista de canciones más vendidas en nuestro país.

Es cierto que toda estrella pop que se precie suele protagonizar coreografías más o menos vistosas en sus videoclips. Sin embargo, no son muchas las que se animan a firmar bailes de este tipo, seguramente por no tener que compartir protagonismo con otro bailarín y asegurarse los primeros planos. Alanis Morissette se animó a grabar en 1999 un videoclip de este tipo con su novio de entonces, el actor Dash Mihok (visto en películas como el Romeo y Julieta de Baz Luhrmann o La Delgada Línea Roja y series de televisión como Ray Donovan), para So Pure. En menos de tres minutos los dos bailan diferentes estilos a través del tiempo: salsa, swing, claqué, contemporáneo… A pesar de que uno de sus versos daba nombre al disco, Supposed Former Infatuation Junkie, y de que es uno de los temas más redondos del mismo gracias a su sencillez y su melodía pop, So Pure pasó más que desapercibido de una forma injusta. Tanto el tema como su videoclip son más que reivindicables.

Bailar es algo serio y Kate Bush lo demostró con el videoclip para Running Up That Hill, tema de 1985 y uno de los mayores éxitos comerciales de su carrera. En compañía del bailarín francés Michael Hervieu, Bush quiso hacer un video donde el baile no fuera la típica coreografía pop sino que conservara la elegancia, la seriedad y la expresividad de la danza clásica. Aunque en realidad, es más bien una bonita muestra de baile contemporáneo que complementa perfectamente a la canción.

De todas formas, no puedo terminar un artículo así sin mencionar a Sophie Ellis-Bextor, que nos recordó los peligros de los bailes de salón en el himno de su carrera, Murder on the Dancefloor.

Lista Promusicae: Pablo Alborán pierde el número uno

Parecía imposible, pero después de meses y meses en lo más alto de la lista de discos más vendidos de nuestro país, Pablo Alborán ha perdido el número uno. ¿De quién es la culpa? Pues del enésimo recopilatorio de Maná, Exiliados en la bahía: lo mejor de Maná. La otra entrada en el top 10 de la semana es la de Alanis Morissette, que ha entrado mejor en nuestro país que en UK. En Estados Unidos ha conseguido debutar en el quinto puesto. El videoclip de Guardian es un homenaje a la película de Win Wemders, El cielo sobre Berlín.

Con cuatro semanas ya en la lista, en el puesto 20 nos encontramos con Cut the world, el disco en directo de Antony and the Johnsons. Es curioso como los trabajos de este grupo tienen en nuestro país unas ventas tan buenas… sobre todo cuando la lista de sencillos es una sucesión de horrores veraniegos.

Lista Uk: Número 1 para Rita Ora

Rita Ora ha colocado tres sencillos en el número 1 en lo que va de año, así que no es de extrañar que su primer disco también se haya colocado en lo más alto. Sin embargo, a pesar de haber trabajado con gente como Drake, Tinie Tempah, Kanye West o will.i.am y de que la joven de origen kosovar diga que Gwen Stefani es su ídolo y mayor influencia, los resultados artísticos no parecen pasar de correctos. Más interesante es la entrada de los islandeses Of Monsters and Men en el puesto número tres con My Head is an Animal. Como buenos compatriotas de Björk y Sigur Ros, su videoclip tiene ese punto rarito que tanto parece gustarles por ahí.

Emeli Sande baja al número 2, pero esta semana su disco se ha convertido ya en el más vendido del año en Reino Unido con unas ventas de 667.000 copias. Otros beneficiados de su paso por la ceremonia de clausura de los Juegos han sido Elbow: su disco de caras B, Dead in the Boot, entra a la cuarta posición, mientras que The Seldom Seen Kid está en el quince y Build in the Rocket Boys, en el 66. Por su parte, Alanis Morissette consigue colocar Havoc and bright lights en el 12.

En la lista de sencillos nos encontramos a Little Mix, las ganadoras de la última edición de Factor X, en el número uno con Wings, el segundo single de su carrera. Good time, el dueto de Owl City con Carly Rae Jepsen se coloca en el quinto puesto, mientras que Public Enemy consiguen su primer top 10 en las islas británicas gracias a que Harder Than You Think está siendo utilizada por Channel 4 para su cobertura de los Juegos Paralímpicos. Mientras tanto, en el otro lado del Atlántico, nos encontramos con que, casi año y después de su publicación Ellie Goulding ha estado a punto de conseguir el número uno en el Billboard con Lights. Esta semana está en el tres.

Estos estadounidenses, siempre a la última.