SPLASH

Este fin de semana en el que tanta gente estuvo sumergiéndose en festivales de música, yo estuve sumergiéndome en agua.

El viernes hice lo que dije: pasarme la tarde tumbado en el sofá viendo telebasura. Estoy abandonando a Cuatro como ruido televisivo de fondo y pasándome a La Sexta y su infalible pack Family Guy-Sé lo que hicisteis. Algún día me animaré a ver The Office, pero aun no me atrae lo suficiente. También estuve viendo Disney Channel, aunque sigo sin perdonarle que haya sustituido a Fly Music. Y por la noche, el nada sensacionalista documental de Iker Jiménez sobre Chernobyl, con esas recreaciones de la acción tan contenidas y esa puesta en escena tan poco efectista. El tema es interesante, pero el programa era tan excesivo e Iker tan fácilmente parodiable… En las pausas publicitarias me relajaba con Jaime Cantizano e invitados de la talla de Jorge Berrocal, Maria Jose Galera y Daniel López. Cuanto ha hecho Gran Hermano por el mundo del cutrefamoseo.

El sábado pasé el día en la piscina de Lago. Encontramos un hueco en la de arriba, la de los actores porno. Pero al rato se puso a nuestro lado un grupo de guiris británicos gritones con sus catxis de cerveza y no los soportamos ni cinco minutos, así que nos fuimos a la parte de abajo, donde la piscina olímpica, y ahí estuvimos hasta que nos echaron, a las nueve de la noche.

Y el domingo llegó el día de la visita anual al Aquopolis. Será porque es tiempo de crisis y la gente no se ha ido de vacaciones, pero nunca habíamos tenido que hacer tanta cola para sacar las entradas. Me unté en crema protectora factor 50 y hale, a disfrutar de los toboganes, la tirolina y la piscina de olas. Lo más divertido del parque acuático es ver como mi amiga Sonia pasa de ser esa chica endeble y enfermiza que estaba exenta de las clases de Educación Física a convertirse en la mujer sin miedo a la muerte, dispuesta a correr para ser la primera en lanzarse por el Kamikaze. A mí el día se me pasó volando y los toboganes se me hicieron demasiado cortos.

Y es que con el calor que hace, lo único que apetece es pasarse los días en remojo.

18 thoughts on “SPLASH”

  1. La ultima vez que fui al Aquopolis (o similar) entraba en un bañador tipo speedo sin sonrojarme y a pesar de darme crema 2 o 3 veces me quemé de tal forma que dije que no volvia.

    Quizá por eso empecé a engordar. Voy a probar a volver al Aquópolis, a ver si la maldición se invierte y empiezo a adelgazar… xD

  2. Yo me puedo meter en un bañador tipo speedo sin problemas, son super elásticos, jajaja…
    A mi los toboganes ayer, no sé, como que no me inspiraron, me temblaba demasiado el cuerpo, jajaja

  3. La giraOT aun no ha terminado, así que aun tendré ocasiones para verles, jajaja. La verdad es que no me apetece mucho, pero he de reconocer que me he tragado todas las giras OT que ha habido… Supongo que iré a ver a Virginia en algun momento dado.

    A ver, esos chicos en Speedo, que cuelguen sus fotos.

    Miguel, deberías recuperar tu blog para hacer la crónica del Summercase!

  4. Si, pues aquí, donde parece que se está fabricando el frío para el invierno del resto de España, ni remojo ni nada… Un asco. Creo que mañana tendremos calorcito de una vez… a ver si es verdad. Y que digo que si, que Family Guy y Sé lo que hicísteis es la mejor sobremesa que se puede tener, aunque últimamente caigo redondo con los niños de la sexta… será el verano…
    Y que en la playa, como estoy con la crisis vigoréxica, no me puse el speedo, porque me hacía sentir más flacucho aún… Ains! Qué tarao estoy! Pero ya me lo pondré y a publicarlo! ;)

  5. Yo he descubierto que tengo vigorexia inversa, es decir, que me veo mejor de lo que estoy… Pero aun y todo nunca me atrevería a ponerme un Speedo, jajaja

  6. Excepcional reportaje de Chernobil . Se un poco de televisión, y creo que lo que hizo el tal Iker es de un gran díismo nivel. Si lo hiciesen en la 2, tendría varios premios. Hablo de capacidad cominicativa, de formato, de visión televisiva,.
    Saludos

  7. Si, es la misma telebasura Cantizano, que el reportaje de Iker, donde estaba el ministro Joan Majó, por vez primera hablando de esto, el reportero Igor Kostin, el jefe de irradiados del Gregorio Marañon, o el Jefe de la Junta de Energía Nuclear. Y donde se dijeron y vieron cosas que nunca se habían visto. Y mira uqe he visto reportajes sobre el tema. Y nunca, por ejemplo, he visto las imagenes censuradas del hospital 6. Eso es una joya. Pero claro, que fácil es criticar sin tener ni puta idea. Así nos va.

  8. JAJAJAJAJA

    Es lo que tiene la telebasura, que llega a enganchar

    Que fuerte, tio!!! no te has perdido ni una gira de OT????

    Apoyo la idea que los chicos en Speedo coloquen sus fotos (vamos que yo no entro en un Speedo desde…..ya ni me acuerdo)

  9. Nando, no sé cuánto sabrás de TV, pero sí sé lo que sé yo y te puedo asegurar que es algo más que “no tener ni puta idea”.

    Supongo que no te atreverás a negar que la puesta en escena era efectista y sensacionalista, con esa música tenebrosa de fondo continuamente sonando, los efectos digitales, el blanco y negro, la iluminación en clave baja del plató. Todo eso no son más que adornos superfluos que distraían de lo auténticamente interesante. Hablar del libro del Apocalipsis en un documental supuestamente serio está completamente fuera de lugar, ya que no se puede considerar que sea un argumento científico. Por temas como el secretismo soviético o los efectos reales de la nube radioactiva se pasó de puntillas, mientras que el guión estaba lleno de palabras grandilocuentes, que suenan muy bien pero no aportan nada. Por último, Iker sí que es fácilmente parodiable, basta con ver su guiñol para darse cuenta de ello.

    Eso no quita para que el tema sea interesante, las imágenes fueran impactantes y algunos fragmentos tuvieran gran fuerza dramática. Pero todo lo que contó Iker Jiménez en dos horas se podía haber contado en 45 minutos sin tantos efectismos mentirosos. En ese sentido, “Donde estás corazón” es telebasura, pero al menos no intenta engañar a nadie.

  10. Di, ayer en la TDT de Tele5, en Tele5 al cuadrado, estaban poniendo la primera gala de Gran Hermano 1. Eso es lo que nos traerá la “revolución digital”.

    Grrr, yo quiero que retomes tu blog, mce!

    Perdedor, es que la Era Pop nos rodea, es imposible escapar a ella… Bienvenido!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *