SLUMDOG MILLIONAIRE

Slumdog Millionaire
Hace un año lei “¿Quién quiere ser millonario?”, la novela de Vikas Swarup en la que se basa “Slumdog Millionaire” (aka “Un millonario muy perro” o “Concursa como puedas”). El libro me atrajo por dos cosas: porque la India es un país que me gusta y porque yo también he sido concursante de televisión. Una vez leido, me pareció una historia bastante simplona, no demasiado bien escrita y que, quitando un par de aciertos puntuales y de buenas ideas, no pasaba de ser un libro entretenido más.

Según cuentan, este tipo de libros son los mejores para adaptarlos al cine. De muchas novelas mediocres han surgido excelentes películas, casi tantas como malas películas han salido de novelas brillantes.

En este caso, el aforismo se cumple: la película es mejor que el libro, del que, en realidad, es una adaptación bastante libre. Quitando el hilo conductor del concurso y la primera parte de la película que cuenta la infancia del protagonista, cualquier parecido entre película y novela es pura coincidencia. Con estos cambios, “Slumdog Millionaire” ha perdido parte de la ironía con la que el libro describía algunos aspectos de la sociedad india. Tampoco el protagonista es igual: en el libro quedaba claramente reflejado su carácter de pobre infeliz, un inculto ingenuo que no sabe comprender el mundo que le rodea. El Jamal Malik de la película parece más espabilado, ingenioso y activo, y yo, personalmente, me lo creo menos. En cambio, la película ha ganado en carga sentimental y en coherencia interna. La historia de amor, practicamente ausente en el libro, es la gran baza de la película y es la que termina convirtiéndola en la favorita de las entregas de premios: después de un ligero bajón en su parte central, la última media hora es brillante, bonita y emocionante.

Por lo demás, se nota claramente que “Slumdog Millionaire” es una película de Danny Boyle: colores vivos, montaje rápido, predilección por los primeros planos, gusto por los desenfocados artísticos y una banda sonora muy potente. Da lo mismo que la película vaya sobre los arrabales de Bombay, los heroinómanos de Edimburgo, pijos en una playa, astronautas que viajan al sol o zombies que asolan Inglaterra… su sello personal salta siempre a la vista. Boyle es un gran director, y no me quejaré si le dan el Oscar, pero no me parece que “Slumdog Millionaire” sea mejor que algunos de sus trabajos anteriores. Quizás el secreto esté en que, a diferencia de “28 días después” o “Sunshine”, en esta ocasión el conjunto resulta más equilibrado y el final es redondo, aunque también es una película más convencional y menos arriesgada.

Pero he de decir que, en lo que respecta a los Oscars, tengo la impresión de que Benjamín Botón será el triunfador de la noche…

19 comentarios en “SLUMDOG MILLIONAIRE”

  1. Un oscar para Danny Boyle me parece correcto.

    Por cierto, esto que he escrito podría considerarse un spoiler, no lo leais si quereis llegar virgenes al cine.

    a mi me gustó la peli, aunque se sabía de antemano cual iba a ser la ultima pregunta, y hubiera sido mucho mejor si hubiera habido una poderosa razon para elegir una respuesta.

  2. Qué bueno lo de Botón!!!!
    Danny Boyle es DIOS, y punto.
    Para mí, ha cambiado mi forma de ver la vida, de entender la música, de mezclar diversos artes en el cine y muchas más cosas.
    Sí al Oscar para Danny.
    Bueno, si eso veré la peli antes…

    Bikachus

  3. Si es verdad que el personaje de Jamal queda un poco mal hecho, por culpa de los saltos en el tiempo, que no nos dejan ver como ha ido creciendo más allá de los sucesos que aparecen, y el empeño en encontrar a la chica. Y es una pena el bajoncillo de la película hacia la mitad, pero se perdona por ese principio tan bueno y ese final tan bonito y bien hecho. Además técnicamente es una maravilla. A mi me parece la mejor película de Boyle, con diferencia además.

    Y Benjamin Button es la menos merecederoa (a falta de ver The Reader) de llevarse el premio a Mejor Película, así que espero que así sea. Con los Mejores Efectos Visuales y Maquilllaje tienen suficiente, ale.

    Por cierto, se ha estrenado Vals con Bashir ya! Vaya atracón de películas!

  4. The Reader, The Wrestler, Vals con Bashir, la de Michael Cera… no vamos a salir del cine en las próximas semanas.

    A mí no me terminan de convencer ni Slumdog ni Benjamin, pero creo que la Academia se inclinará más por la peli de David Fincher, que es más hollywoodense y clásica con apariencia de moderna. Eso sí, Danny Boyle es un director excelente y los 90 no se entenderían sin “Trainspotting”.

    Proud, ya te contaré algún día mi experiencia como concursante, así te ahorras bucear por mi antiguo blog. :-)

  5. Odio Trainspotting :). Por ahora no he visto ninguna gran película entre las nominadas al Oscar a la mejor peli, claro que aún no he visto ni esta ni Frost/Nixon. A ver si puedo ver esta antes del domingo.

  6. Por cierto, ¿no hay post sobre Fama? ¡¡¡¿Estamos ante el mayor cataclismo de la historia de los realities universales y no hay post sobre Fama?!!! Jajaja. (Me refiero a la injustísima y vergonzosa expulsión de Carol, por si no se nota; y al absurdo reto de ayer, que podría haberse saldado con la expulsión de Erik si Cisco hubiese tenido un mínimo de inteligencia). Ea.

  7. ¿Cómo puedes odiar Trainspotting? :-O

    A mí me falta ver The Reader, pero he de decir que ninguna de las cuatro me ha parecido “una gran película”. Con el paso de los días, quizás me inclinaría por darle el premio a “Frost/Nixon”.

    Y sí, pensaba escribir sobre Fama2, jejeje

  8. Es que las “grandes películas”, así, grandes de verdad, no caen muy a menudo, y además no siempre las nominan a los Oscar. El conjunto de nominadas de este año me parece bastante superior que las del año pasado, y creo recordar que las del anterior también.

  9. Sí, yo creo que la cosecha es mejor que la del año pasado (“No es pais para viejos”, “Juno”, “Pozos de Ambición”, “Expiación” y “Michael Clayton”), y desde luego, mejor que la de hace dos, que he tenido que verla en imdb: “Infiltrados”, “Babel”, “Cartas desde Iwo Jima”, “La Reina” y “Pequeña Miss Sunshine”…

    Al final la fama de las grandes películas no tiene nada que ver con los premios ganados o perdidos… Los Oscars terminan siendo algo accesorio.

  10. Las dos pelis que más me han gustado este año son “El intercambio” y “Buscando un beso a medianoche”, y ninguna está muy bien (o no está en absoluto) representada. “Cartas desde Iwo Jima”, “Pequeña Miss Sunshine” e “Infiltrados”, incluso “Babel”, me parecen pelis muy buenas, desde luego mucho mejores que las tres nominadas que he visto este año. Quizá coincida más el nivel de este año con el del año pasado, aunque “Juno” me parece una película suficientemente fresca.

    En fin, os lo diré cuando vea “Slumdog Millionaire” y “Frost/Nixon”, ¿no?

  11. A mí la historia de amor me gusta, precisamente, por dulzona, creo que es el contrapunto perfecto a lo sordido y violento del resto de la historia y es lo que ayuda a hacerla creible.

    Yo confieso que no vi ni “Babel”, ni “Infiltrados”, ni la de “Iwo Jima”. “Pequeña Miss Sunshine” me pareció un gran bluff. En cambio, el año de “Crash”, “Brokeback Mountain”, “Capote”, “Buenas noches y buena suerte” y “Munich” sí que me pareció una buena cosecha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *