SIETE FORMAS DE HACERSE RICO

Esto es como dejar de fumar: es fácil hacerte rico si sabes como.

Más en concreto, si sabes decir si P es igual que NP, o no. Más en concreto, responder a esta pregunta: ¿Es P igual a NP?

Según Wikipedia, en una encuesta realizada en el 2002 entre 100 investigadores, 61 creían que la respuesta era NO, 9 creían que la respuesta era SI, 22 no estaban seguros, y 8 creían que la pregunta podía ser independiente de los axiomas actualmente aceptados, y por lo tanto imposible de demostrar por el SI o por el NO.

Simplificando las matemáticas hasta extremos insospechados, P son los problemas que se pueden resolver, mientras que NP son aquellos problemas que sabemos que tienen una respuesta, pero obtener ésta lleva un tiempo sumamente largo. Tanto, que quizás no compense emplearlo en hallarla. Por ejemplo, si quiero conocer los 1001 lugares que hay que ver antes de morir, ¿cuál sería la ruta más corta y rápida de todas? Una de las millones de millones de rutas posibles debe ser la más corta, ¿pero cuál? Si alguien descubre un modo rápido de resolver el problema, habrá demostrado que un problema NP es un problema P y hará felices a miles de informáticos, matemáticos, guionistas de Futurama y frikis variados.

Por si fuera poco, el Instituto Clay de Matemáticas en Cambridge, Massachusetts, le dará un millón de dolares.

Es más, habrá millones también para quien resuelva la Conjetura de Hodge, que afirma que para ciertos espacios particulares denominados Variedades Proyectivas Algebráicas, las partes llamadas Ciclos de Hodge son realmente combinaciones de Ciclos Algebráicos (considerando que no entiendo el 70% de las palabras de lo que acabo de escribir, algo me dice que este millón no será para mí); o la Hipótesis de Riemann, acerca de la funcion z, que ordenadores potentes han comprobado que se cumple para billones de números… pero considerando que los números son infinitos, bastaría que uno no cumpliera la hipótesis de Riemann para que esta se viniera abajo; o establecer un fundamento matemático para la teoría de Yang-Mills, un tipo de campo físico usado sobre todo en teoría cuántica de campos cuyo lagrangiano tiene la propiedad de ser invariante bajo una transformación de gauge local (a mí, si me dicen que un lagrangiano es un personaje de Star Trek, me lo creo); o fundamentar las ecuaciones de Navier-Stokes, que describen el movimiento de cualquier fluido; o resolver la conjetura de Birch y Swinnerton-Dyer, que no soy capaz de resumir, así que la copio y pego de aquí:

Aún cuando ya sabemos que no existen métodos generales para resolver las ecuaciones diofánticas tal como pedía el décimo de los problemas de Hilbert (demostrado en 1970 por Yu. V. Matiyasevich), sin embargo, la conjetura de Birch y Swinnerton-Dyer afirma que en el caso de las soluciones de las ecuaciones diofánticas generales, cuando éstas son los puntos de una variedad abeliana, el conjunto de los puntos que son soluciones racionales de las mismas depende de la función zeta, z(n), asociada, de modo que si z(1) = 0, hay infinitas soluciones, y si z(1) 0, el número de soluciones es finito.

No penséis que es imposible: uno de los problemas por los que el Insituto Clay pagaba un millón ya ha sido resuelto. Se trata de la conjetura -ahora teorema- de Poincaré, que habla de hiperfesferas… Pero como ya ha sido resuelto, ¿para que nos vamos a esforzar?

Por lo que nadie se ha ofrecido a pagar un millón es por descifrar el Manuscrito Voynich. Pero seguro que si alguien lo consigue y el texto cuenta algo realmente interesante y no es un galimatías perpetrado por un alquimista medieval con ganas de broma, puede sacarle un pico. Aquí os pongo un ejemplo:

manuscrito-voynich-04

Si queréis probar cosas más sencillas, podéis intentar descubrir por qué los gatos ronronean, quiénes fueron los primeros pobladores de América o investigar por qué algunas hojas se vuelven rojas en otoño.

¿A qué viene todo esto? A que estoy leyendo un libro llamado Enciclopedia de la Ignorancia, y estoy fascinado por las muchas cosas que desconocemos.

26 pensamientos en “SIETE FORMAS DE HACERSE RICO

  1. Anónimo de los buenos

    Yo confieso que he leído trozos.
    La enciclopedia de la ignorancia, ¿tiene un capítulo dedicado a la medicina?

    Responder
  2. Jose

    Hombre, gracias por llamarnos frikis a los matemáticos, fan de Juan Camus :) …

    Y vamos sobre los comentarios… miraré a otro lado. En fin, así va el mundo.

    Responder
  3. ace76 Autor

    No, Jose, he puesto a los matemáticos y a los frikis en categorías diferenciadas, que no me lees bien… Tú eres matemático y yo, un friki que se interesa por los enigmas algebraicos y las curiosidades matemáticas. :-)

    ¿Medicina? Pues no es un tema que se toque mucho en el libro. Se habla más de cosas generales como la tectónica de placas, la materia oscura, porque el movimiento de rotación de las estrellas no hace que se disuelvan en el espacio, porque el agua es menos densa en su forma solida que en la líquida al reves que todos los elementos naturales, como se originó la vida, el origen de las diferentes tendencias sexuales o la estatura de los animales.

    Vamos, que todos somos unos ignorantes…

    Responder
  4. Rocio

    …mola ese libro…miguel me ha escrito un mail esta mañana para que rápidamente mirase tú post pq habías escrito sobre ciencia!!!! y sí, en ciencia hay mucho mucho friky incluida servidora…lo del comportamiento animal, la estructura y forma de los animales es un tema muy muy interesante!!! jeje

    Responder
  5. ace76 Autor

    Sil, yo estoy empezando a pensar que es más fácil que desentrañe los misterios de la conjetura de Hobson que que me den una hipoteca asequible…

    Jajaja, bueno, ya hablaré más veces de Ciencia, recurriré a libros como “Breve historia de casi todo” o “El diablo de los números”

    Responder
  6. ace76 Autor

    Sil, no sé yo si esa conjetura será fácilmente demostrable, jejeje… Por cierto, que la Economía también es uno de mis temas favoritos.

    Hombre, Jotas, se puede hablar de todo. Yo creo que el problema es que no se sabe expicar bien el encanto de las Matemáticas en el colegio, pero de eso ya has hablado tú mucho en tu blog, así que no hace falta que te lo diga. Es un enfoque equivocado, como a la hora de enseñar Lengua o Literatura.

    Responder
  7. Diego

    No es que no se sepa bien el encanto, es que para algunos no existe ese encanto. Yo tenía un profesor de matemáticas muy bueno, y aún así nunca consiguió que sintitera la más mínima pasión por el tema…

    Y sí, puedes hablar de ciencia, ¡pero de ciencia bonita! :P jajajaja

    Responder
  8. ace76 Autor

    Jejeje, vale, seguiré hablando de ciencia bonita de vez en cuando… A ver si consigo interesar a la gente con los números primos y sus fascinantes secretos.

    Y la filosofía… Sí, también se podría enseñar mejor. El problema es que ya de por sí arrastra mala fama, como el Latín.

    Responder
  9. Diego

    ¡Le digo ciencia bonita y me habla de números primos! ¡Qué valor! jajajaja La Filosofía en el colegio depende mucho el profesor. El mío era un viejo verde que me hizo hasta cogerle manía a la asignatura, que era la que más me apetecía empezar en el bachillerato. Hmmm yo no creo que tenga mala fama…

    Responder
  10. ace76 Autor

    Eso será porque sois de la generación de “El mundo de Sofía”, jejeje… En mis tiempos, la Filosofía se consideraba inútil. Y del Latín, mejor no hablar.

    Los números primos son apasionantes!

    Responder
  11. Diego

    No si yo no digo que no se considere inútil, que eso creo que sí… Pero no es de las asignaturas mas odiadas ni temidas. Te voy a llamar! jajaja

    Responder
  12. MadRod

    Uff, casi prefiero fascinarme con las cosas que conozco. Soy así de pragmático, qué le voy a hacer!
    Y escribe todo lo que quieras sobre fri… eeehm… ciencia. A mí me ha encantado la entrada, aunque no haya entendido absolutamente nada, y también me encantó aquella de Jose sobre los axiomas llevados a otro campo. Será porque me encanta soltar burradas sin saber de lo que hablo, como casi todos los que salen en la tele.
    Aks, Filosofía y Latín??? Puaj.
    ¿Pero yo no era de Letras? Ayns…

    Responder
  13. Jose

    Hombre Diego, ¿era tu primer profesor de Matemáticas?. Estadisticamente el odio a las Matemáticas se produce en muy temprana edad, antes de secundaria (osea iba a poner segunda etapa o BUP pero tu no eres de “esos”).

    Yo odiaba la Física (la odio aun) y cualquier ciencia empírica de estas que un día algo es cierto y mañana no. Me recuerda demasiado a la pareja :P

    Responder
  14. Diego

    No recuerdo ahora mis primeros profesores de Matemáticas, la verdad. Pero antes de secundaria no odiaba ninguna asignatura… Igual me pasó con la Física. Y al mismo tiempo empecé a amar a la Biología y la Química, jajaja.

    Responder
  15. Jose

    Bueno, bueno, yo estaba entre Matemáticas y algo de letras, pero te hacen elegir siendo un mocoso (incluso más mocoso que tú, Diego)… y elegí Matemáticas. Estaba predispuesto desde niño… Algun dia contaré en mi blog!.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *