SIEMPRE SALE EL SOL

Llevamos tres días seguidos en los que el sol brilla sobre Madrid. En el trabajo, en este edificio supuestamente inteligente, la gente ya empieza a quejarse de que hace calor y hemos enchufado el aire acondicionado. Algunos ya empiezan a experimentar los primeros síntomas de alergia, estornudan, moquean y tienen ojos llorosos. Faltan cuatro días para que llegue la primavera, pero me alegra pensar que ya hemos dejado atrás este invierno tan largo, lluvioso y gris.

En el ascensor, lo comentas con tus breves compañeros de viaje. Hablamos del tiempo como si fuera un apasionante tema de conversación, pero lo cierto es que es algo que nos afecta a todos. Si llueve, llueve para todos. Si brilla el sol, también brilla para todos. Y aunque sea a base de tópicos (“en mis tiempos sí que había nevadas”, “esta lluvia es buena para el campo”, “en verano echaremos de menos este frío), es algo de lo que todos podemos opinar. Es más seguro que hablar de política y deportes y mucho más elegante que hablar de Belén Esteban. De hecho, hablar del tiempo es algo que los británicos han elevado a la categoría de arte.

En todo caso, yo lo comento. Tres días de sol, unidos al hecho de que los días se van alargando, son suficientes para ponerme de buen humor. Hoy tengo la sonrisa fácil. Y que dure.

6 thoughts on “SIEMPRE SALE EL SOL”

  1. Si hay sol soy feliz, si está nublado no. Me gustaría que no fuera así pero me influye el tiempo mogollón. Ah, nocilla dulzona horrorosa, que viva la nutella.

    Saludos :)

  2. Aquí todavía hace un frío asqueroso, hùmedo, del que no te puedes deshacer fácilmente … pero ya van un par de días de esos despejados, claros, soleados con ese azul luminoso tan típico de por aquí …

    No sé si se avecina una primavera rara, o qué, pero sí, se agradece la luz (más que el calor o el buen tiempo) :-p

    Besicos.

  3. Predicción: habrá mas temporales y los presentadores de informativos dirán frases del tipo: “en pleno mes de abril…” “una estampa inusual para la tercera semana de…” “ha pillado a todos desprevenidos”… y cosas así, jajaja

  4. Ya lo dice el refrán, “en abril aguas mil”. Pero sí, aunque sólo sea por la luz del día dure más y haga un poco menos de frío, se agradece que el invierno esté quedando atrás.

    Mi estación favorita, por otra parte, es el otoño. Pero con el cambio climático, se está convirtiendo más en una leyenda, un recuerdo o una estación con dos semanas de duración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *