She & Him: Volume 3

Si eres guapa, sales enfocada.
Si eres guapa, sales enfocada.

Hace unas semanas Zooey Deschanel y M. Ward publicaron el tercer trabajo de su proyecto musical conjunto, She & Him, el cuarto si incluimos su disco navideño de 2011, A Very She & Him Christmas (que, curiosamente, parece ser su disco más vendido). En un alarde de originalidad lo han llamado Volume 3, lo que indica una clara voluntad de mantener una continuidad con sus trabajos anteriores, Volume 2 y Volume 1. Continuidad estilística y musical es lo que encontramos en este trabajo, pero también una entrega más de una discografía cada vez más coherente e interesante.

Es fácil pensar que todo el trabajo artístico corre a cargo del muy talentoso Ward. De hecho, él ha sido el encargado de producir todos los discos del grupo, pero la única compositora de los temas es Zooey Deschanel. No se puede decir que Deschanel sea una actriz especialmente versátil, pero sabe muy bien cuál es el personaje que puede interpretar… y lo mismo sucede en su faceta como cantante. No tiene la mejor voz del universo, pero sabe muy bien como utilizarla y a que registros recurrir. Como en sus discos anteriores, es inevitable no trasladarse a los años 60 y 70 al escuchar las canciones de este Volume 3. Ahí están los coros con los que abre el disco I got your number, son, un tema que perfectamente podrían haber cantado The Crystals, The Shangri-Las o cualquier otro gran grupo femenino de aquellas décadas, o las letras tan llenas de dramatismo como cierta ingenuidad de I could’ve been your girl, Shadow of love o Never wanted your love. Estos homenajes al pasado -no hay que olvidar que la actriz y el cantante comenzaron a trabajar juntos cuando descubrieron su mutua admiración por la obra de Phil Spector y George Martin- se evidencian a través de las habituales versiones que completan los discos de She & Him. En este caso recuperan Baby, un tema poco conocido de Ellie Greenwich, y el conocido baladón Hold me, Thrill me, Kiss me, así como Sunday Girl, una canción de Blondie.

En resumen, con temas como London, dedicado al más lluvioso y gris Londres, She & Him consiguen que parezca fácil algo tan complicado de lograr en el mundo de la música como es la sencillez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *