SEXO EN TELEVISIÓN!

Ayer por la noche vi el estreno de “Californication” en Cuatro. Vi el estreno, el segundo y el tercer episodio. Esta manía española de sentirse obligados a rellenar una franja de dos horas con cualquier producto audiovisual es uno de los mayores obstáculos que tenemos para disfrutar de una televisión de calidad: las series estadounidenses no están pensadas para verse de dos en dos episodios (y mucho menos de tres en tres), mientras que las series y programas españoles se ven obligados a alargarse hasta el infinito como un chicle excesivamente mascado.

Pero volvamos a California, Los Angeles y el sexo. Siempre había pensado que David Duchovny era un actor mediocre, que había hecho de Fox Mulder el papel de su vida. Pero no, a los cinco minutos de visionado, Duchovny ya había dejado de ser el pulcro agente del FBI para convertirse en Hank Moody, un escritor que lleva años sin escribir, un nihilista sarcástico más preocupado por las mujeres, el alcohol, el tabaco y la única mujer que significa algo para él, interpretada por Natasha McElhone, actriz que me fascina y que da vida a Karen, la madre de Becca, la hija adolescente pseudogótica de Hank. Ella se acaba de prometer a Bill, un hombre aburrido y responsable, quien, por si fuera poco, es el único en la ciudad que le ha dado trabajo a Hank como escritor de un blog para la revista Hell-A. Sí, es un poco como “Sexo en Nueva York” pero visto desde una óptica masculina y sustituyendo el glamour, la sofisticación y los Long Island Teas por sexo guarro, nocturnidad y whisky a palo seco.

Quitando alguna subtrama un tanto forzada como la de la secretaria sadomasoquista del agente de Hank (y que, bueno, digamos que suena un poco al argumento de “Secretary”), la serie me pareció más que notable, con una realización brillante y unos personajes que nos muestran en que se han convertido los miembros de aquella generación X de los 90. En una conversación, hablando del pasado, Becca recuerda que su madre, cuando conoció a Hank, tenía la intención de “viajar a Seattle para casarse con Chris Cornell”. De repente fui consciente de lo lejos que queda ya 1991…

9 comentarios en “SEXO EN TELEVISIÓN!”

  1. Nonono, el que se casa es Adidas… :-D

    Jajaja, Angel, es que los hombres responsables no dan para series, a no ser que sean del tipo “La casa de la pradera”, claro. Y comparado con “Queer as folk”, “Californication” es un serie de la Disney.

  2. A mí el Duchovny me gustaba en X por lo que me gustaba. Pero luego me gustó mucho en Evolution.
    La serie no está mal, pero prefiero comentar la manía esa de la que hablas de que ahora la tele hay que verla hasta las 2,30 in the morning o’clock para no sentirte perdido por las verdes veredas de la conversación mañanera del café.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *