Sam Sparro se pierde de regreso al paraíso

En la primavera de 2008, Sam Sparro nos sorprendió a todos con Black and Gold, un tema de aires ochenteros que combinaba electrónica con el pop más elegante de aquellos años. Comercialmente, la canción fue un éxito, además de conseguir una nominación al Grammy a Mejor Grabación Dance. El disco de debut del australiano, una combinación de funk, electrónico y gotas de soul clásico, también funcionó bastante bien en Reino Unido y varios países europeos.

Es por esto que me extraña el poco interés que ha despertado el segundo disco de Sam Sparro, Return to Paradise, publicado el mes pasado sin que aquellos que compraron su debut hayan parecido enterarse. Con un videoclip de aires retro, Happiness ha sido el primer sencillo del album.

Sam Sparro ha dicho que este disco está influido por la música que se hacía entre 1978 y 1984 y que su intención era hacer una mezcla ecléctica de sonidos disco y dance. La intención se nota en los arreglos de algunos temas como We Could Fly o Closer, pero en muchas ocasiones, como en la propia Happiness, recuerda más a música de baile de los noventa y muy pocas veces suena a algo actual. Esta indefinición temporal y estilística acaba perjudicando al conjunto del disco. Aun y todo, contiene temas como Heart Like Us que nos permiten conservar algunas esperanzas de que algún día Sparro pueda demostrar que Black & Gold fue algo más que una afortunada casualidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *