REVOLUTIONARY ROAD

Revolutionary Road

Al ver el bonito cartel de Revolutionary Road, bromeé diciendo que habían hecho una secuela de Titanic y que, al final, Leo había conseguido sobrevivir a las aguas heladas. Nada más lejos de la realidad, la película de Sam Mendes está a años luz de la historia de amor almibarado ambientada en el barco más famoso de la historia.

Revolutionary Road es un Drama con mayúsculas, no un melodrama ni una bonita película de amores trágicos. La historia de un matrimonio que tiene que asumir que no son esa pareja especial, diferente al mundo vulgar que les rodea, me revolvió por dentro. Es el gran conflicto de nuestro tiempo: ¿no hacemos realidad nuestros sueños porque estos son imposibles o porque, en realidad, no nos atrevemos a intentarlo? ¿Es una presunción inútil creer que somos especiales? ¿Conformarse con lo que se tiene es rendirse? ¿No conformarse con lo que se tiene es una locura?

Sam Mendes ha hecho una película brillante, de las que no se olvidan en cuanto se encienden las luces de la sala. Kate Winslet está maravillosa, pero Leonardo DiCaprio no se queda atrás. Personalmente, creo que es la mejor actuación que le he visto hacer hasta la fecha. Sólo algún personaje secundario que verbaliza en voz alta lo que está contado de forma más o menos implícita hace que la película pierda algo de sutileza, pero es un defecto menor en un conjunto casi perfecto. Bajo su luminosa apariencia, detrás de los bellos decorados, de las casas perfectas, de los desayunos exquisitos, se esconden frustraciones, secretos, amargura y muertes en vida. En este sentido, Revolutionary Road puede recordar a películas como Las horas, Pleasentville o Lejos del Cielo. Los años 50, que en el imaginario colectivo estadounidense son algo así como una Edad de Oro entre la posguerra y los tumultosos años sesenta, no eran ese paraiso de casas con electrodomésticos a la última y felices madres de familia. Y lo que es válido para esa época es igualmente válido para el siglo XXI.

16 pensamientos en “REVOLUTIONARY ROAD

  1. Tornado

    “¿no hacemos realidad nuestros sueños porque estos son imposibles o porque, en realidad, no nos atrevemos a intentarlo?”
    Yo creo que porque son sueños, y tienen un gran componente de imposibilidad O de frustración si se vieran cumplidos. Be careful what you’re wishin’ ‘cause you just might get it, decían las Pussycat Dolls, esas grandes poetisas del siglo XXI.
    ¬¬

    “¿Es una presunción inútil creer que somos especiales?”
    Para nada. Lo somos, al menos para la persona que nos quiere. Que lo seamos de manera o grado diverso a cuando nació la chispa, esa es otra cosa.

    “¿Conformarse con lo que se tiene es rendirse?”
    No, es acomodarse a lo bonito que tenemos. Ese soy yo.

    “¿No conformarse con lo que se tiene es una locura?”
    No, eso es Jl. El que sufre porque se da de bruces con una realidad que choca con sus ideales.

    Chimpún!

    Responder
  2. Plutónico

    Había leído algo sobre “Revolutionary Road” hace tiempo y no me despertó el menor interés, pero hace dos semanas me colaron un trailer antes de ver “RockandRolla” y me quedé con ganas de verla.
    Ahora ya no se qué debo hacer. Después de leer tu post temo que me vaya a remover demasiado la conciencia y acabe saliendo del cine sintiéndome fatal.
    Por cierto… cuánto tiempo sin dejarte un comment!

    Responder
  3. Lucía

    Ya de dije que me gustó mucho, y que en esencia estoy de acuerdo contigo, pero que me sigue pareciendo demasiado teatral en algunos momentos.

    Yo creo que es la historia de alguien que decide que es mejor para él conformarse con lo que tiene (puesto que, en verdad, nunca tuvo sueños más allá del sueño vago de “ser especial”, es decir, superior a los otros individuos mediocres), frente a otra persona que descubre que no puede conformarse con lo que tiene, aunque nunca haya tenido talento suficiente para cumplir su sueño (ser actriz). Esa es la tragedia. La peli transmite mucha desesperación, un sentimiento perpetuo de encerrona, y tristeza. Gran Kate Winslet ;).

    Responder
  4. ace76 Autor

    Pues sí, Lucía, lo que pasa es que el drama tiene muchas lecturas. Supongo que el público, al igual que los demás personajes que rodean a los Wheeler, sabe que ese plan vital que quieren hacer es absurdo, infantil e irrealizable. Pero claro, uno se pregunta por qué tiene que ser así, y se siente un poco mal…

    Desde luego no es una película para salir del cine riéndose. Pero os la recomiendo.

    Tornado, me ha gustado mucho tu comment. :-)

    Responder
  5. Di

    El domingo mientras me tomaba un vermút con un amigo estuvimos media hora (mínimo) hablando de ella. De las mejores películas que he vistos en mucho tiempo.

    Y ella está realmente inmensa.

    Responder
  6. ace76 Autor

    La Academia la ha obviado un poco, yo creo que mi favorita estará entre Slumdog o Benjamin Button. Aunque si al final gana Milk tampoco me molestaría.

    Nosotros nos quedamos hablando sobre la peli ya en la sala mientras salían los títulos de crédito. Tuvo que decirnos el acomodador que nos fuéramos, jejeje

    Responder
  7. Jose

    No he visto esta peli, pero hast ahora mi Di Caprio favorito eran dos, el que sacó Spielberg en “atrápame si puedes” (soy ultrafan de esta peli excepto su ñoñisimo final, muy espilber) y el de “a quien ama Gilbert Grape?”…

    Responder
  8. ace76 Autor

    Es que “Atrápame si puedes” está muy bien. A mí también me gusta mucho DiCaprio en esa peli. En la de Gilbert Grape no tanto, pero es que esa peli no me gusta nada. Es más, le tengo bastante mania, como a todo lo que he visto de Lasse Hallstrom.

    En “El aviador” no me gustó tanto, por cierto. De esa peli me quedo con Cate Blanchett y Kate Beckinsale.

    Responder
  9. RMN

    No me he leído más que el primer párrafo, por si la spoilereas, ya que me la estoy bajando ahora mismo :) pero tengo que darte la razón en que con ver el cartel y sin saber bien de que va ya la estaba buscando para bajarla… cosas de la Helvetica!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *