REPASO CINÉFILO ANUAL

Como todos los años, ha llegado el momento de hacer mi repaso cinéfilo anual y, como siempre, aclaro que no se trata de hacer una lista con las diez mejores películas del año sino con las que más me han satisfecho como espectador, 100% subjetiva.

Si he hecho bien mi recuento, este año he ido 41 veces al cine. Tengo la impresión de que una de las taquilleras del Cine Ideal ya nos conoce a Diego y a mí. En general, me da la impresión de que, quitando excepciones como “Resacón en Las Vegas” o “Enemigos Públicos”, hemos elegido bien los títulos y de que este año ha sido bastante bueno. En los Oscars hubo bastantes cintas nominadas interesantes: “Milk”, “La Duda”, “The Visitor”, “The Wrestler”, “Slumdog Millionaire”… El cine español ha tenido un buen año, aunque más en lo comercial que en lo artístico. “Spanish Movie”, “Rec 2” o “Celda 211” demuestran que se pueden hacer productos que interesen al público con un buen empaquetado formal y una calidad aceptable. Sin embargo, Almodovar y Amenábar estrenaron este año películas que contienen grandes momentos cinematográficos pero que no terminan de ser películas redondas.

Lo que me queda claro es que este año ha sido muy bueno para el cine de animación. Quitando la tercera parte de la saga de “Ice Age”, hemos podido comprobar que las películas animadas pueden ser para todo el público… o sólo para los adultos. Da igual el país de procedencia (este año se estrenó un clásico de Miyazaki, “Mi vecino Totoro”, además de su última película de Miyazaki, “Ponyo en el acantilado”) o la técnica empleada, el cine de animación nos ha regalado unas cuantas joyas y joyitas durantes los últimos meses.

Esta es mi lista:

10. (500) Días de verano. Porque es una película bonita. Porque demuestra que se puede hacer comedia y hablar a la vez de cosas serias. Porque Zooey Deschanel y Joseph Gordon-Lewitt son adorables.

9. Dejame entrar. Porque es una película que, sin darte cuenta, te cala y te das cuenta de que piensas en ella tiempo después y de que tiene muchas más capas de lectura de las que parecía. Porque es oscura, gélida y terroríficamente perturbadora, pero a la vez es una cálida historia de amor y amistad.

8. Up. Porque contiene unos veinte minutos que se cuentan entre lo más emocionante que nunca se ha visto en una pantalla grande. Si ves la secuencia de montaje que resume los años de matrimonio del protagonista y no lloras, es que no tienes corazón.

7. Donde viven los monstruos. Porque Spike Jonze convierte un cuento infantil en una película que deja pensando a los adultos. Porque la aparente sencillez de su trama esconde muchos recovecos y segundas o terceras lecturas. Porque el niño protagonista resulta uno de los personajes infantiles más creíbles jamás vistos en una película. Porque emociona.

6. Lluvia de Albóndigas. Porque es la película con la que más me he reído este año, tan friki, tan surrealista, tan trepidante…

5. Despedidas. Porque es una película hermosa y sencilla que sabe hablar con naturalidad de ese tema tabú en nuestra sociedad que es la muerte. Porque hace crecer aun más mis ganas de viajar a Japón. Porque su banda sonora, de Joe Hisaishi, es una de las más bellas del año.

4. Coraline. Porque, en la mejor tradición de los cuentos, sabe ser mágica y oscura a la vez. Porque es una película para niños que no los trata como borregos atontados. Porque su acabado formal es, simplemente, espectacular.

3. Frost/Nixon. Porque es una película adulta e inteligente que habla de los entresijos de la política y el periodismo sin concesiones a la galería. Porque, además, lo hace sin ser nada aburrida. Y porque, por si fuera poco, sus dos actores protagonistas, Frank Langella y Michael Sheen hacen un trabajo interpretativo excepcional.

2. Vals con Bashir. Porque hay un viejo aforismo que dice que no se puede hacer una auténtica denuncia de la guerra a través de una película porque el cine siempre acaba dándole glamour y glorificándola. Todos ellos deberían ver esta película de animación documental en el que el director Ari Folman cuenta sus propios recuerdos sobre su participación en la Guerra del Líbano de 1982 y el papel de Israel en dicho conflicto. Imprescindible.

1. Revolutionary Road. Porque no tengo dudas en decir que es la mejor película que se ha estrenado en España durante 2009.

11 thoughts on “REPASO CINÉFILO ANUAL”

  1. El otro día comentaba con una compañera de máster lo mucho que me había impresionado Kate Winslet en Revolutionary Road. Peliculón.

    De las de dibujos… no he visto ninguna. Tendré que ponerme al día

  2. Joe, si que había películas mejores que “El secreto de sus ojos” este año. ¡¡¡Hasta “500 days of summer”!!! (mal mal, todo mal :P)

    En realidad la lista está bien, y Revolutionary Road es muy buena, aunque ni de coña lo mejor del año. ¿Seguro que va a ser esa la película que recuerdes cuando pienses en el 2009? Y pensé que pondrías Los Abrazos Rotos por algún lado, ¡si te gustó mucho!

  3. Bueno, es que listas de ‘las mejores’ objetivas hay pocas, y de cine creo que ninguna. ‘Resacón en Las vegas’ tiene su gracia, pero no para pagar por verla, claro. De tu lista, he visto sólo dos: 500 días de verano y Up, y he de decir que salvo el comienzo de la segunda, no me impactaron mucho.

  4. El problema de “Up” es que la historia de Carl y su mujer está muy bien, pero la aventura con el pájaro en Sudamérica tampoco es demasiado original o emocionante. Veo el conjunto un poco desequilibrado.

    “Los abrazos rotos” tiene momentos realmente brillantes, de los mejor filmados por Almodóvar, pero también tiene otros tan fallidos que estropean mucho el conjunto.

    Y hay que ver películas de animación y no pensar que son sólo para niños. :-)

  5. ¿Como puedes preferir “Revolutionary Road” antes que “Resacón en Las Vegas”?
    ¡¡Pero si es un dramón de sábado a la tarde en Antena 3!!

  6. Hombre “Los abrazos rotos” tampoco tiene muchos momentos fallidos, es más bien que el conjunto es una película muy fría y distante, pero tampoco creo que sea fallida.

    Y echa a Miguel de este blog YA. jajajajja

  7. Si “Revolutionary Road” es un telefilm, “Resacón” no llega ni a la categoría de comedieta de saldo que emite La Sexta a las dos de la mañana…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *