REPASO ANUAL ANUAL

Hubo un tiempo en que, en la cena navideña de los amigos de Pamplona, hacíamos un repaso personal a lo mejor y lo peor que nos había sucedido durante el año. Así nos poníamos al día en pocos minutos de cómo iba la vida de cada uno. Es una pena que hayamos dejado de hacerlo, porque era una buena costumbre.

Si me paro un momento a pensar en lo mejor que me ha pasado durante este 2009, lo primero que me viene a la mente es la conversación que tuve con madre en Semana Santa en la que le hablé de Diego y de muchas otras cosas. No fue un momento fácil, ni está todo resuelto, pero era algo que tenía que hacer y me alegro mucho de haberme atrevido a hacerlo. Espero que durante este año la cosa siga normalizándose y poder llevarme a Diego a Pamplona dentro de un tiempo no muy largo. Paciencia… Lógicamente, esto entra dentra de las cosas malas del año.

Entre lo mejor del año me quedo también con el viaje a Budapest y a Viena como símbolo de todos los buenos momentos pasados con el Acompañante Habitual. Aunque aquí sólo cuento los buenos momentos y a veces me parece que transmito la impresión de que vivimos en un mundo de piruletas, también hemos tenido discusiones y gruñidos. Somos humanos.

Mi vida social no es nada del otro mundo, pero es la que yo quiero. No necesito mucho más para pasármelo bien. He pasado muy buenos ratos con mis amigos, con muchas risas y muchas confidencias. Por supuesto, también ha habido discusiones y meteduras de pata con ellos. Somos humanos. Espero que en el año 2010 las cosas no cambien.

2009 ha sido mi primer año completo como propietario. Esto trae nuevas preocupaciones y muchos más gastos de los que uno piensa en un principio, pero no me arrepiento de ser dueño de mi originalísimo apartamento. Es cierto que en 2010 espero ahorrar más dinero, ya que ha habido meses en los que me ha costado más de la cuenta llegar a fin de mes con holgura.

Quizás donde el balance anual sea un poco menos positivo sea en el laboral, donde empiezo a sentir cierto estancamiento profesional. Pero aquí quejarse no sirve de nada, sólo vale actuar para cambiar las cosas. Este año 2010 quiero volver a escribir en serio…

…y perder los kilitos que he ganado con el turrón navideño. ¿Seré capaz de cumplir mis dos propósitos? La pelota está en mi tejado.

6 comentarios en “REPASO ANUAL ANUAL”

  1. Bueno, como somos humanos, si tampoco lo cumples, no pasará nada.

    Me quedo con esta frase tan acertada: “sólo vale actuar para cambiar las cosas”. Me la quedo para mí, a ver si soy capaz de hacer algo con mi mierda de curro.

    Un besote gordo y a ver cuando hacemos un concierto los dos juntos en el salón de tu súper originalísimo apartamento!

  2. Muchas gracias, Ros, :-)

    Jajaja, Isi, pero yo sólo canto en privado, por lo general. :-D

    Nils, Pamplona tiene su encanto… Y si no, le llevaré a dar una vuelta por Navarra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *