REPASANDO EL PASADO

En unos pocos meses este blog de ace76 va a cumplir cinco años. Eso significa que, más o menos minuciosos, hay cinco años de mi vida colgados en la red. A veces releo artículos antiguos y me sorprendo al darme cuenta de que cosas que recuerdo como recientes sucedieron hace ya tres o cuatro años; y al reves, hay otras que me parece que llevan presentes en mi vida desde siempre y que, en realidad, no estaban ahí hace unos meses. Da un poco de vértigo.

Pero da más vértigo releer los viejos diarios. Ayer estuve leyendo las páginas que escribí hace exactamente nueve años, en diciembre de 1999. En aquellos tiempos aun era un estudiante de la ECAM y estaba comenzando mi segundo año en Madrid y empezando a apreciar esta ciudad. Es divertido leer, por ejemplo, como llegó a Flauta a nuestras vidas y como se escondía en las pantuflas de Esti la primera noche que pasó en nuestra casa, o quejarme por tener que pagar 500 pesetas por un chocolate con churros en Ricote (no he vuelto desde entonces). Me gusta comprobar que muchas de las personas de las que hablo en esas páginas siguen estando presentes en las que escribo ahora, y me alegro cuando aparecen las primeras referencias a nuevas amistades.

De todas formas, me llamaron la atención dos cosas: cómo hablaba mucho sobre como sería mi vida futura y como subrayaba mis momentos de vida social y destacaba lo bien que me lo había pasado “hablando y riendo”, como si fuera algo extraordinario. Y en aquellos tiempos, en los que aun quedaba mucho en mí del adolescente tímido, silencioso y asocial, quizás lo viviera así. De hecho, en un momento escribo que, en ese momento de mi vida, “no sé si estoy mal o estoy bien” para más adelante reconocer que “no me siento cómodo en mi propia piel”.

Con la perspectiva que da el tiempo, me sorprende comprobar que era aun más ingenuo de lo que soy ahora, y que tenía ilusiones y una especie de fe loca en que llegarían tiempos mejores como por arte de magia. Y aunque pueda parecer que es una historia triste, en realidad es una historia bonita y con final feliz. Alguien me dijo una vez que la gran obra de mi vida no iba a ser ni un guión ni una novela, sino mi diario. Puede que tuviera razón.

13 thoughts on “REPASANDO EL PASADO”

  1. Bueno, un blog no deja de ser un diario. Una bitácora. Y si desprende buen rollito, mejor. Crear una ventanita a la que uno pueda asomarse diariamente y olvidarse de que tiene un montón de papeles en la mesa es cosa que hay que agradecer.

    Así que venga, agradecédmelo.

    ;-)

  2. ¿Cómo llegan los tiempos mejores? no sé, quizá los tiempos mejores sean los previos a los momentos peores.
    En mi caso, también, muchos de los mejores momentos de mi vida han sido hablando y riendo, sobre todo riendo, reconozco que soy de risa difícil pero cuando me río lo hago a base de bien

  3. Sí, es cierto que aun no hay un “final feliz”, sino una “época feliz”. Espero que mi historia aun tenga muchas páginas que contar.

    ¿Cómo llegan los tiempos mejores? Supongo que atreviéndose a ser más auténtico y perdiendo muchos miedos. Evidentemente, las circurnstancias ayudan, pero claro, como su nombre indica, son circunstanciales. Pero lo mismo pasa con las cosas malas. Está claro que después de una buena racha puede venir otra vez una mala. Pero cuando has hecho el cambio de malo a bueno una vez, ya te conoces el camino y, por lo menos, sabes que las malas rachas no son eternas.

    Y gracias a todos! :-)

    ¿Se nota mucho que he dormido cuatro horas y sigo haciendo filosofía de postcubata? :-D

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *