Rednex: Cotton Eye Joe

Mucho antes de que Avicii y sus seguidores descubrieran que el country y el folk se podían mezclar con la música electrónica para fabricar éxitos para las pistas de baile, un grupo de productores suecos ya había desarrollado esa misma idea en los años noventa. Los resultados, eso sí, fueron un tanto… burdos.

Ésta es la historia de un trío de productores suecos que contrataron a una serie de cantantes y músicos de estudio, los disfrazaron de paletos sureños, fundaron una banda llamada Rednex y reconvirtieron un tema tradicional del Sur de Estados Unidos llamado Cotton-Eyed Joe en un mejunje sonoro con raíces eurodance cuya melodía se pegaba hasta extremos insospechables. De hecho, la canción fue número uno en las listas de sencillos de toda Europa… y aunque parezca mentira, Rednex han seguido tenido canciones de éxito y números uno por Escandinavia, Alemania, Austria y otros países a los que imaginábamos con mejor gusto. A finales de los 2000 estuvieron a punto de ir a Eurovisión, en una ocasión representando a Suecia y en otra a Rumanía. Y por si fuera poco, la historia del grupo es un largo culebrón en el que las cantantes femeninas se suceden casi al mismo ritmo que las demandas judiciales. ¿Qué se puede esperar de unos productores que clonan su grupo con otros componentes para lanzar otros Rednex exclusivamente para Australia y Nueva Zelanda?

Cotton Eye Joe ha formado parte, muy merecidamente, de varias listas de las peores canciones de la historia. Sin embargo, vas a Liverpool a un bar nostálgico presuntamente ochentero y, si te la ponen entre otros éxitos de Vengaboys y SClub7, no puedes evitar bailarla y cantarla a voz en grito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *