QUE EL VASTO MUNDO SIGA GIRANDO

El siete de agosto de 1974, a las siete y cuarto de la mañana, Philippe Petit subió a la terraza de la Torre Sur del World Trade Center y atravesó el cielo de Manhattan caminando por un cable de acero hasta la Torre Norte. Fue un paseo de cuarenta y tres metros de longitud a más de cuatrocientos metros de altura que el funámbulo repitió ocho veces delante por encima de las cabezas de miles de personas que pudieron ver como su ciudad se convertía, por un día, en la pista de circo más grande del mundo.

QUE EL VASTO MUNDO SIGA GIRANDO

Este episodio de la historia de Nueva York sirve como elemento conductor, o más bien como leit-motif, para el escritor Colun McCann en su novela “Que el vasto mundo siga girando” (“Let the great world spin” es su título original), publicada el año pasado y galardonada con algunos de los principales premios del panorama literario estadounidense. Aparte de Phillip Petit y su paseo por el cielo, en sus páginas encontramos historias de prostitutas enganchadas al caballo y mujeres de la alta sociedad, artistas bohemios y emigrantes irlandeses, dibujantes de grafittis y pioneros de Arpanet, vidas diversas que terminan entrecruzándose durante unos instantes o confluyendo para siempre.

Sin embargo, cuando ayer terminé de leerlo, me dio la impresión de que la auténtica protagonista del libro es Nueva York, desde el Bronx hasta Park Avenue, un universo de personas con sus pequeñas y grandes tragedias y alegrías, una ciudad de ciudades que es fácil imaginar, para lo bueno o para lo malo, como capital de nuestro planeta. Y qué mejor símbolo de la evolución, los cambios, el drama, de Nueva York que sus Torres Gemelas…

Un pensamiento en “QUE EL VASTO MUNDO SIGA GIRANDO

  1. luxaurumque

    Lo apuntaremos en la larga lista de libros pendientes de lectura … joder, qué ganas tengo de ganar un sueldo digno y poder dedicar un presupuesto a música y libros!!!

    Besicos!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *