Promusicae: monotonía en nuestra lista

La lista de ventas española se actualiza los miércoles y yo debería hablar de ella ese día, pero es que su interés suele ser bastante reducido y comienza a darme pereza. Esta semana Alejandro Sanz sigue en el número uno con Sirope (difícilmente se me podría ocurrir un título menos apropiado para un disco de Sanz, la verdad), los Gemeliers caminan hacia la adolescencia en el número dos con Mil y una noches, y Pablo Alborán aguanta en el tres con Terral. La entrada más fuerte de la semana es para Xoel López, que se coloca en el sexto puesto con Paramales. Sigue sin ser Deluxe, está más cerca de Lovely Luna, parece menos aburrido que su trabajo anterior. La otra novedad dentro del Top10 es la de L.A. con From the City to the Ocean Side y su curioso tinte rubio en la portada.

El resto de novedades de la semana se completa con Giralunas, de Natalia Lafourcade y Leiva, en el 13; la caja The Studio Albums 1992-2011 de Dream Theater, en el 42; Con el alma encendida, de Manu TunorioTenorio, en el 45; Forever, de Alesso, en el 65; la reedición de Arañando la Ciudad de Ramoncín por su 35º aniversario, en el 73 (sí, es el disco de “litros de alcohol corren por mis venas”); el disco homónimo de CD9 en el 86; Balas y chocolate, de Lila Downs, en el 97; y Lo malo que nos pasa, de Francisco Nixon, en el 100.

Y si hay monotonía en la lista de discos, la de canciones parece fosilizada desde que se cuentan las reproducciones en los servicios de streaming para confeccionarla. Las siete primeras posiciones de esta semana son las mismas que la semana pasada y con El Perdón, de Nicky Jam y Enrique “sin dedos” Iglesias en lo más alto. Lo más destacado sería la subida desde el 75 hasta el 8 de Heroes, de Mans Zelmerlow, la ganadora del festival de Eurovision: otras apariciones eurovisivas en la lista son la de Amanecer, de Edurne, en el 50, y Conchita, el disco de Conchita Wurst, que en su segunda semana en lista está en el 82, lo que la convierte en la artista pop más popular surgida de Austria desde Mozart y Falco. La entrada más fuerte es la de Waiting for love, de Avicii, en el 53.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *