PLANCHAS QUE LLORAN

Llevo ya dos semanas de guardia seguidas en el trabajo. Eso hace que mis días parezcan, a la vez, más largos y más cortos. Más largos, porque estoy sentado en esta silla y delante de este ordenador unas cuantas horas más de lo habitual, un tiempo que parece dilatarse y pasar cada vez más despacio. Más cortos porque, cuando salgo de aquí, tengo la cabeza embotada y no tengo ni tiempo ni ganas de hacer esas otras cosas que llenan mi rutina diaria: no hay gimnasio, no hay bicicletas, no hay compras, no hay vida social. Son días en los que me doy cuenta del gran privilegio que tengo por vivir a menos de cinco minutos de mi trabajo. Llego a casa y sólo me apetece tumbarme en el sofá y tengo que hacer un esfuerzo sobrehumano para poner una lavadora, fregar cuatro tazas sucias o hacerle caso a mi plancha, que llora triste y solitaria en un rincón como la del anuncio.

Planchita

Mi madre comentó este fin de semana que cuando ve ese anuncio le entran ganas de planchar porque siente lástima por la pobre plancha. Yo le dije que a mí también me daba pena ese anucio, aunque no confesé que a mí raramente me dan ganas de ponerme a planchar.

12 thoughts on “PLANCHAS QUE LLORAN”

  1. ¡¿Qué anuncio?! ¡Ay! Cada vez me siento más obligado a ver la tele…

    Mi plancha, si aún no ha muerto de inanición, posiblemente llore, pero no la oigo porque está encerrada en un armario…

    Y no me das ninguna envidia (jajaja!) porque yo a partir del lunes trabajaré a 14 minutos de casa, con un poco de suerte me llaman de otro sitio que está solo a 6, aunque nunca superaré los 38 segundos que me separaban de mi anterior trabajo… :'(

  2. A mí 38 segundos hasta me agobiarían y todo, que eso es como vivir en el curro… :-P

    A mí tampoco me entusiasma planchar, aunque bueno, si uno lo compagina con ver la televisión puede ser hasta entretenido.

  3. Adidas, cuando vi ciertas fotos en Facebook me di cuenta de que me había perdido un Fiestón… El año que viene no faltaré.

    Y ya soy libre, me voy a casa a planchar un poco mientras veo el Fama2 de hoy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *