PEOPLE ARE STILL HAVING SEX

Hace casi una década, es decir, en un tiempo mucho más puro e inocente, una amiga mía hizo un comentario que ya forma parte de las grandes citas de mi pequeña historia:

-“A mí me gustaría mucho ser promiscua… pero es que me da tanto miedo”.

Yo, que tarde tantos años en perder la dichosa virginidad, he llegado a la conclusión de que ser promiscuo no es ni malo ni bueno (siempre que se tengan precauciones, claro), pero que lo importante es no tener miedo al sexo. Al fin y al cabo, algo que es tan placentero tanto para el cuerpo como para el espíritu no puede ser malo.

16 comentarios en “PEOPLE ARE STILL HAVING SEX”

  1. Con lo bien que sienta hacerse una pajilla de vez en cuando… o tener un sueño humedo (“polución nocturna”, me encanta el nombre).

    Tampoco digo que haga falta ser promiscuo para disfrutar del sexo. Además, como en muchas cosas, lo importante es la calidad, no la cantidad. :-)

    Y en provincias también se practica el sexo! Yo he visto que ahí también nacen niños!

    Las mujeres heterosexuales que yo conozco son bastante liberales en este sentido. Aunque, bueno, como decía Juanjo Sáez, al final todos queremos “un novio que se acueste sólo conmigo”.

  2. Bueno, yo también interpreto que ser promiscuo es incompatible con tener pareja. Pero con tantas posibilidades que tiene el sexo, es difícil aburrirse, no? Eso sí, unas veces sale mejor que otras, no vamos a engañarnos.

  3. jajajaja, genial lo de las ocas Soliloco .
    Sí, lo que yo quería decir, ace76 , es que a mí me pasó como a ti, que tardé mucho tiempo en perder la virginidad (porque jugar a los médicos en la guardería no cuenta ¿no?) y claro, después de tanto tiempo, lo coges con ganas, y le pierdes el miedo y el respeto incluso, y que sí, que me he vuelto un promiscuo, pero soy un promiscuo porque el mundo me ha hecho así, no porque yo quiera serlo, estoy en contra de mí mismo ;-)

  4. Las ocas son animales monstruosos. Aunque claro, ¿cómo reaccionarías tú ante alguien que quiere devorar tu hígado crudo y utilizar tus plumas como relleno de almohada?

    De todas formas, ellas lo disimulan bien, ya que su agente de prensa ha conseguido popularizar un juego en el que ellas son maravillosas y ayudan al prójimo a ir de oca en oca y tirar porque me toca.

    Yo sólo soy promiscuo con mi pareja. :-D

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *