PAPELEANDO

Hoy es mi último día de guardia de tarde durante el mes de enero, así que es también mi último día con la mañana libre. La verdad es que es un placer poder despertarse cuando uno quiere, sin necesidad de recurrir al despertador. He dormido casi de un tirón y he abierto el ojo hacia las diez de la mañana, con la sensación de haber descansado.

La mañana la he dedicado a ordenar papelotes y arreglar un par de temas con el banco y la compañía de aguas (que monopolyesco suena) por teléfono. Los temas parece que se van a resolver sin mayor complicación, y los papeles ya están ordenados en sus carpetas correspondientes. A veces me pregunto para qué me dedico a guardar nóminas, recibos y facturas, pero estoy seguro de que el día que decida tirarlos a la basura será el día que los necesite para evitar ir a la cárcel o ser deshauciado o demandado por supuestos impagos.

También me ha parecido curioso comprobar como los papeles que acumulo para hacer la declaración de la renta van aumentando anualmente. Por cierto, este año tengo la confianza en que me salga a devolver y estoy deseando, por una vez y sin que sirva de precedente, que me llegue el borrador. A ver qué pasa…

5 thoughts on “PAPELEANDO”

  1. Yo hace dos años que no me llega el borrador, y estoy convencido de que a algún sitio llega… mi antigua casera Adela estará cotilleando todas mis cuentas.

  2. Este año hacienda te hará un buen regalo.. ya verás! y ni se te ocurra tirar los recibos y facturas, Noo! te serán imprescindibles para demostrarle a hacienda que vives en tu casa, porque llegará el día en el que se cansen de devolverte money y te investiguen minuciosamente (desde la distancia de un despacho, eso sí) :S

  3. Ufff, papeles … qué pereza!!!
    Pero sí, hay que intentar ser meticuloso y guardarlos todos y a buen recaudo, por si las moscas.

    Besicos.

  4. Se ve que me hago mayor, jajaja!

    Pero es que siempre he pensado que se nota que uno va cumpliendo años en que la cantidad de burocracia a la que hay que enfrentarse va aumentando proprocionalmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *