NOCTURNIDAD APRENDIDA

Hace 2200 años, el rey Ptolomeo IV Filópator ordenó que se construyera un templo en honor al dios Amón en la pequeña localidad de Debod, a orillas del río Nilo, muy cerca de la primera catarata. Un grupo de esclavos se encargó de levantarlo y dos o tres artesanos esculpieron en sus paredes jeroglíficos y relieves. Durante siglos, los egipcios acudieron al lugar para adorar a Amón y a Isis. Nubios y romanos respetaron el culto a los antiguos dioses de la creación y de la fecundidad. Debod siguió siendo un lugar sagrado hasta que el emperador Justiniano ordenó el cierre de todos los templos paganos del imperio bizantino en el siglo VI. Del templo desaparecieron las ofrendas, los cánticos y las oraciones, sustituidos por el sonido del viento y el silencio del desierto. El lugar fue olvidado casi por completo. En 1907, la apertura de la primera presa de Asuan hizo que el templo quedara sumergido bajo las aguas durante nueve meses al año.

En 1961, debido a la construcción de la nueva presa de Asuan, se puso en marcha una iniciativa internacional para salvar de las aguas varios templos y edificios significativos de la zona. Las grandes piedras fueron numeradas, desmontadas y embaladas hasta la isla Elefantina y el puerto de Alejandría. Desde ahí partieron a diversos destinos, como Italia, Holanda y el Museo Metropolitano de Nueva York. El templo de Debod acabó en un parque de Madrid, donde fue reconstruido e inaugurado en 1972.

Anoche descubrí que, en realidad, todo había sido un plan minuciosamente trazado desde hace siglos para que Diego y yo pudiéramos dar un bonito paseo bajo las estrellas a la salida del cine.

15 comentarios en “NOCTURNIDAD APRENDIDA”

  1. jo! no voy a poner un calificativo que…luego me confudiis con otra…..pero es que me parece tan …¿y ahora como lo digo?…amoroso! ale, lo solté!

    un saludo

  2. Proud, es que son planes que se trazan muy lentamente, ya verás como en algún momentos te das cuenta de cuál es el que te están preparando. (Watchmen KK! Juasjuasjuas)

    Amoroso es un bonito calificativo… :-)

    Nils, mejor que no lo conozcan, así no se masifica.

    Di, gracias!

  3. Oye, vuelvo a comentar pese a las pésimas declaraciones sobre Watchmen:

    He mandado el link a este post a varios amigos míos fuera del mundillo de la blogosfera porque me parece lo más.

    o sea, precioso,

    Que lo sepas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *